Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santi Potros sale de prisión tras 31 años por 40 asesinatos

El etarra acumuló más de tres mil años de condena por los atentados más sanguinarios como el de Hipercor

Santi Potros, a su salida de la prisión de Topas, Salamanca / En vídeo, la salida de Santi Potros de la cárcel

Barcelona, 21 muertos en el atentado de Hipercor. Madrid, 12 víctimas mortales en la plaza de la República Dominicana. El impulsor de aquellos atentados, el duro entre los duros, Santiago Arrospide Sarasola, (Lasarte, Guipuzkoa, 1948), Santi Potros -aunque al final también crítico con ETA-, ha salido a las 8,15 horas de la mañana de este domingo de la cárcel salmantina de Topas, después de cumplir 31 años de los cerca de 3.000 a los que fue condenado por sus crímenes. Sarasola ha abandonado la prisión vestido con ropa de deporte y una gorra blanca, sin hacer declaraciones. La policía vigila su localidad natal, Lasarte (Gipuzkoa) por si acaso algún colectivo le organiza un acto de bienvenida u homenaje.

Fuentes de la Delegación del Gobierno del País Vasco creen, no obstante, poco probable que se produzca debido al distanciamiento de Sarasola de la banda tras el atentado de la T-4 del Aeropuerto de Barajas, en Madrid, en el que murieron dos personas. Las asociaciones de víctimas ya están prestando apoyo psicológico a los afectados por los crímenes de Santi Potros y critican el escaso precio que se paga en este país por los asesinatos.

De hecho, el etarra ha pasado en prisiones españolas 18 años por las 40 víctimas que tiene atribuidas, de los 31 años de privación de libertad. Los restantes 13 años de prisión los ha pasado en Francia por los delitos de asociación de malhechores y tenencia ilícita de armas. Una de las penas más altas por esos delitos. En Francia no había cometido ningún asesinato. “Tenemos un sistema que da tarifa plana a los asesinos. A partir de la primera víctima te sale gratis”, aseguró este sábado a EL PAÍS, la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez.

También ha suscitado duras críticas en la Asociación de Victimas del Terrorismo, AVT, 130 de cuyos miembros son víctimas de sus órdenes durante el tiempo que permaneció al frente de ETA, y de sus actos cuando ejercía de pistolero en los comandos más sanguinarios de la banda. El etarra sale de la cárcel de Topas con 70 años, y dos de casado después de que en 2016 la alcaldesa de ese municipio oficiara la ceremonia en la prisión. Lleva 30 de sus 70 años entre rejas, tras una carrera criminal con ETA que comenzó en 1974, en cuyos comandos se integró en 1976.

Huido a Francia

Arrospide pidió asilo político en Francia tras la amnistía de 1977 y desde allí, como refugiado, organizó y dirigió numerosos atentados hasta que ascendió a la dirección de la banda. La presión del Gobierno francés contra ETA y la desarticulación de su aparato financiero, unido a la desaparición de algunos de los terroristas históricos como Juan Lorenzo Lasa Michelena, Txikierdi, detenido en Francia en 1985, y Eugenio Etxebeste, Antxon, deportado desde Ecuador, propiciaron su entrada en la dirección del grupo en 1986 con el objetivo de encargarse del aparato militar.

Potros fue detenido en la localidad francesa de Anglet el 30 de septiembre de 1987, en posesión de gran cantidad de armas y explosivos, además de documentación que propició la detención de numerosas personas relacionadas con ETA. Tras 13 años de privación de libertad fue extraditado a España el 21 de diciembre de 2000, sumando a partir de entonces 11 condenas que ascendían a casi 3.000 años de prisión. El 7 de marzo de 2006, la Audiencia Nacional acumuló sus 11 condenas en una, y fijó en 30 años el cumplimiento máximo de privación de libertad. A partir de ese momento la fecha de su excarcelación ha ido variando.

La Audiencia la estableció primero en 2030, después en 2025 tras la anulación de la denominada doctrina Parot. Pero la Unión Europea obligó en 2008 a los tribunales españoles a tener en cuenta los años de prisión que los reos hubieran pasado en los estados miembros. Fue excarcelado el 4 de diciembre de 2014 aunque solo estuvo 45 días en libertad, ya que fue condenado por otros dos atentados perpetrados en Madrid y Barcelona, y volvió a ingresar en prisión. Antes de ser trasladado a la cárcel salmantina de Topas, estuvo en centros de Andalucía y de Zaragoza. El primer sumario en el que aparece su nombre es el del asesinato del policía nacional Ángel Postigo, en Pamplona, en junio de 1980.

Más información