Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez toma testimonios clave del máster de Casado

La magistrada cita este jueves al principal implicado en el caso y a tres alumnas imputadas que obtuvieron el título igual que el nuevo líder del PP

Álvarez Conde, principal implicado en la trama, a su llegada este jueves a los juzgados.
Álvarez Conde, principal implicado en la trama, a su llegada este jueves a los juzgados.

La actitud del principal implicado en el caso máster, Enrique Álvarez Conde, ha cambiado drásticamente a medida que la juez ha estrechado el cerco sobre el Instituto de Derecho Público (IDP) de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC), que él dirigía y donde se concedieron a Cristina Cifuentes y Pablo Casado los títulos bajo sospecha. Lejos queda ya su llamada a Onda Cero para ofrecer explicaciones y responder en directo a las preguntas de un periodista. O la rueda de prensa que ofreció junto al rector el día que saltó el escándalo. Ya no quiere focos. Ya no habla. Esquiva a los reporteros a las puertas de los juzgados de Plaza Castilla, donde calló cuando se le citó a declarar como imputado por el diploma otorgado a la expresidenta de la comunidad. Pero este jueves vuelve a sentarse ante la magistrada. Esta vez, por el trato de favor al nuevo líder del PP.

A las nueve de esta mañana arranca una nueva ronda de declaraciones que se prolongará durante dos días. Carmen Rodríguez-Medel, magistrada del juzgado de Instrucción número 51, ha fijado 22 comparecencias, entre testigos e imputados, a lo largo de todo el jueves y viernes. Conde está citado en dos ocasiones: a las 10.30 y a las 12.30 de esta primera jornada. Primero, la magistrada le interrogará —si no se acoge a su derecho a no declarar— por el máster de Casado. Y, después, lo hará por el de otro alumno al que le convalidaron multitud de asignaturas, pero que renunció después a sacarse el título.

También se sentarán ante Rodríguez-Medel otros personajes clave de la causa: Alicia López de lo Mozos, una de las profesoras que firmó el Trabajo Fin de Máster (TFM) de Cifuentes y que también aprobó al líder del PP en una de las únicas cuatro asignaturas que supuestamente cursó; Fernando Suárez Bilbao, exrector de la URJC entre 2013 y 2017 y el supuesto presidente de la comisión que dio luz verde a la convalidación de 18 asignaturas a Casado; y tres alumnas imputadas que obtuvieron el título igual que el nuevo líder del PP —sin acudir a clase y con convalidaciones autorizadas por Enrique Álvarez Conde—.

Estas tres exestudiantes (Alida Mas Taberner, María Mateo Feito y María Dolores Cancio Álvarez) han ganado relevancia desde que la juez decidiera citarlas como imputadas, ya que su caso resulta idéntico al del dirigente del partido conservador, al que no puede investigar por encontrarse aforado. De hecho, según explican fuentes jurídicas, la magistrada quiere reunir toda la información posible para luego valorar si archiva el caso o lo eleva al Tribunal Supremo.

Con esta nueva ronda de declaraciones centrada principalmente en el máster de Casado, Rodríguez-Medel avanza en una instrucción que comenzó con Cifuentes en el punto de mira y que ha ido ampliando su foco. El IDP, dirigido por Álvarez Conde, se erige ya en otra figura principal del entramado. Allí, la instructora ha detectado más presuntas irregularidades: convalidaciones concedidas sin solicitarse, actas de TFM que nunca se defendieron, firmas falsas, un estudiante que obtuvo el título pese a que abandonó el curso, alumnos que aparecen aprobados sin "hacer ni el huevo", como dijo uno. Conde tiene este jueves otra oportunidad para explicarlo.

Más información