Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las víctimas del Alvia: “Es hora de que los responsables den la cara”

La agenda oficial de Gobierno y Xunta ignora la mayor tragedia ferroviaria de los últimos 40 años en su quinto aniversario

Concentración de las víctimas del accidente del Alvia este martes en la Praza do Obradoiro.
Concentración de las víctimas del accidente del Alvia este martes en la Praza do Obradoiro. EL PAÍS

La tragedia ferroviaria que el 24 de julio de 2013 dejó a Galicia “por siempre más triste”, según las palabras pronunciadas entonces por el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, se ha quedado fuera de las agendas oficiales de la Xunta y del Gobierno central en la conmemoración de su quinto aniversario. Han sido los supervivientes y las familias de los 80 fallecidos en el descarrilamiento del Alvia los que se han ocupado de mantener viva la memoria sobre un caso que aún sigue abierto en los tribunales.

Una representación de las víctimas, las que han podido trasladarse este martes a Santiago, ha recorrido en silencio este martes las calles de la capital gallega empuñando carteles con los rostros de la popular Ana Pastor y el socialista José Blanco, ministros de Fomento cuando se decidieron los recortes en la seguridad de la línea que, según la instrucción judicial, pudieron desencadenar el accidente. A la hora fatídica, las 21.41, se han congregado en la curva de Angrois.

Arropados por miembros de los cuerpos de rescate que intervinieron aquel día y por políticos de En Marea y BNG, pero sin representantes de PP y PSOE, los afectados han dejado claro que piensan seguir luchando para que se depuren las responsabilidades políticas, después de que además del maquinista hayan sido imputados seis cargos públicos y técnicos “Esto no se acaba aquí”, advierte Esperanza Fernández sobre la comisión de investigación que se ha abierto en el Congreso tras años de bloqueo por parte de populares y socialistas. “Hay padres que hace cinco años perdieron a su único hijo y no tienen otra meta en la vida por la que luchar. Esa es un arma muy potente”.

Esperanza carga contra la “impunidad de los políticos en España”. Ella perdió a su padre y a su cuñada y tuvo a su hermano dos meses ingresado por las graves quemaduras que sufrió. Sus tres familiares viajaban en el Alvia desde Ciudad Real para asistir en Santiago al bautizo de su hijo, una ceremonia que acabó oficiando entre lágrimas el cura de Angrois a los tres días del accidente. Cinco años después, aquel pequeño corretea entre los asistentes a la manifestación.

Las víctimas han sido recibidas en la plaza del Obradoiro por el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, de Compostela Aberta. Allí han leído un manifiesto en el que han llamado a “los responsables que ocupaban cargos decisivos” a “dar la cara”, ya que para su “humillación”, lamentan, “ninguno dimitió ni fue cesado”. “Es increíble que cinco años después esa curva esté como estaba”, señala uno de los bomberos que participaron en las tareas de rescate aludiendo al hecho del que el tramo no cuente aún con el sistema de frenado ERTMS que hubiera evitado la tragedia.

El actual ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha expresado en Twitter “todo el apoyo, solidaridad y reconocimiento” del Gobierno “a todas las víctimas de aquel terrible accidente”. Su antecesora en el cargo y actual presidenta del Congreso, la popular Ana Pastor, ha optado por el silencio pese a encontrarse con Feijóo en la entrega de las Medallas de Galicia en la Cidade da Cultura, a apenas cuatro kilómetros de la plaza compostelana donde la Plataforma Víctimas Alvia 04155 denunciaba sus “mentiras”: “Nos prometió, tanto en privado como en sede parlamentaria, una investigación técnica independiente y plena colaboración con la justicia. Nos mintió”.