Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda hará un Presupuesto con el déficit de Rajoy ante el bloqueo del PP

La decisión supone un ajuste de 3.500 millones más para el Estado

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante una rueda de prensa en La Moncloa. En vídeo, declaraciones de Montero, el día 20 de julio. FOTO: EFE / VÍDEO: EUROPA PRESS

El Ministerio de Hacienda está a la espera de la votación de los nuevos objetivos presupuestarios de déficit y deuda pública en el Congreso y en el Senado el próximo viernes y lunes —el techo de gasto no se vota, solo se informa—. Si los populares bloquean el nuevo calendario de reducción de déficit pactado por el actual Gobierno con Bruselas —menos exigente—, el departamento que dirige María Jesús Montero elaborará los Presupuestos Generales del Estado con la senda de consolidación fiscal que tenía planificada Mariano Rajoy.

Esta situación obligaría a incluir un ajuste adicional en los Presupuestos de unos 3.500 millones de euro, que puede ser mediante recorte de gasto o subida de impuestos. De hecho, este ajuste se suman a los cerca de 5.000 millones de euros que ya tenía previsto el actual Ejecutivo mediante subidas de impuestos.

Desde Hacienda explican que de esta cantidad adicional, unos 1.000 millones, tendría que asumirla la Administración General del Estado. Algo que podría asumir sin problemas porque tiene cierta holgura en capítulos como el gasto en intereses, las compensaciones por las autopistas de peaje u otras partidas pendientes de asignar. El resto del ajuste no previsto, otros 2.500 millones, tendría que asumirlo la Seguridad Social, que ya sufre un importante desequilibrio financiero al registrar unos números rojos próximos a los 15.000 millones de euros. Y ahí habría más problemas para cuadrar las cuentas. Aunque el pacto salarial alcanzado entre la patronal y sindicatos, por el que subirán las nóminas alrededor de un 3%, permitirán obtener más ingresos a la Seguridad Social y algo de aire para el ajuste. 

Además, el rechazo del PP a los objetivos de déficit del Gobierno supone privar a las comunidades del margen presupuestario de 2.500 millones de euros que les había ofrecido el gabinete de Pedro Sánchez. Un colchón que iba a ser destinado a políticas de sanidad y educación, las principales competencias de las autonomías.

Los socialistas critican que las políticas de Pablo Casado, el nuevo líder del PP, tendrían un coste para las comunidades de 6.500 millones de euros. Además, del bloqueo del margen presupuestario para este año, Casado anunció el sábado, que entre sus planes está eliminar el impuesto de sucesiones, el de donaciones y el de patrimonio. La medida supondría una merma de alrededor de 4.000 millones para las arcas de las comunidades autónomas.

Pase lo que pase con la votación en el Congreso y en el Senado, Hacienda tendrá que convocar el Consejo de Política Fiscal y Financiera —el cónclave de debate entre el Gobierno y las comunidades para asuntos financieros— para adelantar a las comunidades cuáles serán la cantidad que les corresponde el próximo año a cuenta del sistema de financiación.

Más información