Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ricardo Costa termina de hundir a Camps

El ex secretario general del PP valenciano confirma el pago de comisiones por el circuito de la Fórmula 1

Ricardo Costa llega a los juzgados de València este jueves a declarar como testigo.

Ricardo Costa ha confirmado este jueves ante la juez el pago de comisiones por la construcción del circuito de Fórmula 1 de Valencia. El que fuera secretario general del PP de la Comunidad Valenciana ha mantenido que José Mayor Oreja, expresidente de FCC Construcciones y hermano del exvicepresidente del Gobierno Jaime Mayor Oreja, le entregó 150.000 euros en billetes de 500 euros en su despacho. Y que parte de ese dinero fue utilizado para financiar la campaña de las elecciones de 2008 del expresidente del Gobierno Mariano Rajoy.

Costa ha ratificado en el juzgado lo que adelantó hace unos días ante la Fiscalía Anticorrupción, en lo que constituyó una declaración demoledora para su antiguo jefe, el expresidente de la Generalitat Francisco Camps, al que implicó en la caja b del partido, que se guardaba bajo llave en un cajón lleno de sobres con dinero en efectivo. El expresidente volvió a negar las irregularidades.

Condenado el lunes a cuatro años de cárcel por financiación ilegal, un delito que reconoció en el juicio celebrado en la Audiencia Nacional, Costa ha comparecido este jueves como testigo ante la magistrada Carmen García Mingo, del Juzgado de Instrucción número 17 de Valencia, que investiga la construcción del trazado urbano de Fórmula 1. Las obras fueron adjudicadas a una Unión Temporal de Empresas de la que formó parte Fomento de Construcciones y Contratas (FCC).

Costa ha relatado que José Mayor Oreja se presentó en su despacho a finales de 2007 o principios de 2008 —las primeras carreras tuvieron lugar en agosto de ese año— y le indicó que estaba en Valencia "por la Fórmula 1". Según Costa, el empresario se metió la mano en la chaqueta, sacó un fajo de billetes de 500 que sumaban 150.000 euros y se los entregó diciendo que eran para ayudar al PP en las elecciones generales de 2008. Parte de ese dinero negro, sostiene Costa, se utilizó para montar actos en los que participó Rajoy.

El ex número dos del PP valenciano afirma que Mayor Oreja le dijo que estaba allí por indicación de Vicente Rambla, entonces vicepresidente del Gobierno valenciano, al que Costa describe como "recaudador" de la formación. Rambla fue absuelto este lunes en sentencia de la financiación.

La colaboración de Costa con Anticorrupción está sirviendo para que los fiscales completen varias de las investigaciones abiertas en torno al PP valenciano, al que los sumarios retratan como un partido corrupto hasta la médula. Parte de su reciente declaración ante la Fiscalía ha sido incorporada a la investigación sobre la construcción del circuito de Fórmula 1, que es sobre la que ha declarado este jueves y uno de los tres procedimientos en los que está imputado Camps. Otra, en cambio, se inserta en el caso Taula, la macrocausa que ha destapado las presuntas redes de financiación ilegal que operaron en el PP de la ciudad de Valencia que encabezaba Rita Barberá y el PP de la provincia que dirigía el presidente en la Diputación de Valencia Alfonso Rus.

Competencia entre las tramas

Por chocante que resulte, los investigadores han llegado a la conclusión de que las diversas tramas populares que funcionaron entre finales de los años noventa y la gran derrota electoral de 2015 en Valencia, Alicante y Castellón estaban relacionadas, pero actuaban con mucha autonomía, pasando por episodios de competencia por la captura de las comisiones. Uno de esos escenarios de fricción fue Ciegsa, la empresa pública dedicada a construir colegios, que Costa ha confirmado en su reciente declaración ante la Fiscalía como fuente de mordidas.

Costa afirma que el primer gran "recaudador" del PP regional que conoció fue Víctor Campos, vicepresidente de la Generalitat, muy cercano al entonces líder del PP de Castellón Carlos Fabra. Y que Campos le dijo que mientras estuvieran al frente del Gobierno autonómico, a él no le faltaría dinero para el partido.

Según la versión de Costa, preocupado por su estado de salud, Campos lo citó un día en su despacho del Palacio de Castellfort y le dijo que por si a él le pasaba algo iba a enseñarle el lugar donde guardaba el dinero para "los gastos del partido". A continuación, sacó una llave, abrió un cajón y le mostró una colección de sobres que, dijo, eran aportaciones de empresarios beneficiados por adjudicaciones públicas. Campos también le contó que el cometido de recaudador le había sido encomendado por Camps y por el dirigente del PP valenciano y ex director general de la Policía en el Gobierno de José María Aznar, Juan Cotino. Cuando Campos se retiró de la política, su función pasó a ejercerla su sustituto en la vicepresidencia, el también castellonense Vicente Rambla, que este jueves lo ha negado ante la juez.

Costa ha revelado a la Fiscalía una conversación directa sobre la financiación irregular que supuestamente mantuvo con Camps. Según su declaración, estando reunido con los cabecillas de Gürtel Álvaro Pérez, El Bigotes, y Pablo Crespo, que querían cobrar actos electorales pasados, él telefoneó a Camps para decirle que no quería participar en la elaboración de facturas falsas para encubrir los pagos de empresarios, a lo que el expresidente le contestó "que a él le habían dicho que esa era la única manera de hacerlo".

Más información