Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y Ciudadanos denuncian las “concesiones” de Sánchez

Los dos partidos dan por roto el frente constitucionalista, pese a que el de Rajoy iba a hacer lo mismo

Inés Arrimadas, en un acto el pasado martes.
Inés Arrimadas, en un acto el pasado martes. GTRESONLINE

El PP y Ciudadanos dan por definitivamente roto el frente constitucionalista que formaron en octubre pasado con el PSOE para articular la intervención de Cataluña al amparo del artículo 155 de la Constitución. Que el Ejecutivo de Pedro Sánchez decidiera este viernes finalizar el control previo que ejecutaba Hacienda sobre los pagos de la Generalitat provocó duras críticas por parte de los dos partidos, que vieron en ese gesto una “concesión” hacia el independentismo. No obstante, el Gobierno de Mariano Rajoy también había previsto ejecutar esa medida tras la constitución del nuevo Govern de Quim Torra, que ha supuesto el fin del 155.

“Dijimos que Sánchez negoció en los despachos lo que no había tenido en las urnas, y hoy empezamos a conocer el precio de esa negociación”, opinó este viernes el secretario general del grupo popular en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro, que registró una petición de comparecencia en la Cámara de Pedro Sánchez para que explique esta decisión y las que acometerá al frente del Ejecutivo. “Mal empieza”, apostilló.

“Este es un primer movimiento claro: su voluntad es afrontar el tema de Cataluña con los partidos independentistas”, abundó una fuente de alto rango en el último Gobierno popular, pese a que el Ejecutivo de Rajoy tenía previsto dar el mismo paso. “Se ha fracturado el grupo de constitucionalistas y se le ha sustituido por la unión del PSOE con los partidos independentistas”.

“Estamos muy preocupados porque la primera decisión de Sánchez ha sido dar vía libre a Torra para que se gaste en su procés ilegal el dinero de todos los catalanes”, dijo, por su parte, Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos en Cataluña y portavoz nacional del partido.

La formación de Albert Rivera cree que esta decisión del nuevo Gobierno forma parte de un supuesto pacto secreto de Sánchez con los independentistas. “Hemos tardado muy poco en descubrir a cambio de qué los partidos independentistas apoyaron a Sánchez en la moción de censura”, reprochó Arrimadas, pese a que Sánchez y el PSOE han argumentado en público que lograron el apoyo de estas formaciones a la moción de censura sin contraprestación alguna.

Tras una semana entera observando cómo el nuevo presidente dominaba la agenda política presentando a sus ministros a cuentagotas, Ciudadanos tenía ganas de saber cuáles iban a ser las medidas concretas con las que arrancaría su Gobierno. Y el primer Consejo de Ministros presidido por el secretario general del PSOE ofreció, en su opinión, profundos motivos de preocupación. Rivera achacó a Sánchez la “responsabilidad”, dijo, de lo que Torra destine a reactivar el proceso “contra nuestra democracia”.

Consecuencia del 155

Ciudadanos niega que el levantamiento del control sea una consecuencia del fin del 155, como defendió el Gobierno. “Me remito a las palabras de la portavoz del Gobierno, que ha dicho que era un gesto y por tanto no una previsión del 155”, dijo Arrimadas, que quiso descartar cualquier explicación técnica. “No hay excusa para Sánchez y vamos a pedir su comparecencia en el Congreso para que explique a cambio de qué ha llegado al poder y cuáles son sus hipotecas con los partidos separatistas”.

La líder catalana insistió en su línea de advertir contra posibles concesiones al Govern de Torra. La relación entre el president y la líder de la oposición es más que tensa. De hecho, Arrimadas ha decidido no acudir a una reunión con Torra hasta que quite la pancarta que cuelga de la fachada de la Generalitat con el texto: “Libertad a los presos políticos y exiliados”. La representante de Ciudadanos defiende que esta es una institución que debería representar a todos los catalanes y por lo tanto abstenerse de colgar símbolos partidistas.

Más información