Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP no tocará las inversiones en Euskadi que pactó con el PNV

Alfonso Alonso asegura que no habrá castigo pero advierte del riesgo de que el Gobierno "débil" de Sánchez no las ejecute finalmente

Alfonso Alonso, presidente del PP vasco, en un receso del Parlamento vasco la semana pasada.
Alfonso Alonso, presidente del PP vasco, en un receso del Parlamento vasco la semana pasada.

El PP no echará abajo en el Senado las inversiones en el País Vasco que pactó con el PNV y que figuran en los Presupuestos Generales del Estado de 2018. No habrá castigo a los nacionalistas vascos por su apoyo a la moción de censura contra Mariano Rajoy. El presidente de los populares vascos, Alfonso Alonso, ha asegurado este miércoles que su partido "no va a tocar ninguna inversión" prevista en Euskadi, aunque ha advertido de que podrían introducirse cambios que "puede que no gusten al PNV".

Dirigentes del PP, entre ellos el portavoz parlamentario en el Congreso, Rafael Hernando, dejaron abierta la puerta a introducir modificaciones en sus propios presupuestos durante su tramitación en la Cámara Alta como "venganza" por el apoyo del PNV a la moción de Pedro Sánchez contra Rajoy. El foco estaba puesto sobre los 540 millones en inversiones vascas, principalmente para infraestructuras, que habían pactado con el PNV a cambio de su apoyo a las Cuentas del Gobierno y que los populares estaban dispuestos a retirar vía enmiendas.

Alonso ha querido aclarar hoy que no van a "poner en riesgo" esas inversiones porque en su partido se siente "orgulloso" de los presupuestos aprobados en el Congreso con los votos de Ciudadanos, el PNV, UPN, Foro Asturias, Coalición Canaria y Nueva Canarias, además del PP. El dirigente vasco y exministro de Sanidad ha lamentado, eso sí, que "la palabra del PNV no ha durado ni una semana", el tiempo transcurrido desde su apoyo a las Cuentas y el sí a la moción de censura.

El PP podría verse "libre" de actuar guiado por la represalia, ha dicho Alonso, aunque no lo va a hacer pese a que el PNV ha incumplido su compromiso y ha roto la confianza entre ambas formaciones. Sin embargo, ha aclarado que el PP "no va a tocar" ninguna de las inversiones para el País Vasco porque son su "voluntad, las inversiones del PP, de España en el País Vasco" que estaban incluidas "en el proyecto inicial".

La estrategia del PP pasaría por introducir mejoras en el Senado, donde tienen la mayoría absoluta. Estos cambios, ha precisado Alonso, no afectarían a las inversiones vascas ni a la subida de las pensiones. Los presupuestos consignan una inyección de 540 millones de euros para Euskadi, de los que 330 millones irían para infraestructuras, fundamentalmente para el tren de alta velocidad, además de 50 millones para el impulso del vehículo eléctrico y otros 40 millones para la rebaja de los peajes eléctricos a la industria vasca.

El PP ha alertado del peligro de que esas partidas no lleguen a su destino porque, a su juicio, el actual Gobierno socialista pone en riesgo su ejecución por ser el Ejecutivo "más débil que ha habido en la democracia española". "Ponen en grave riesgo las ejecuciones que están en ese presupuesto y observamos con preocupación que muchas cosas se pueden retrasar y muchas otras es difícil que se ejecuten porque hay un Gobierno con escasa capacidad para ejecutar estas cuestiones", ha indicado.

Más información