Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Qué han votado los partidos y por qué en la moción de censura a Rajoy

El PSOE necesitaba 176 votos para que la iniciativa tenga éxito y ha logrado 180. El PNV decanta el resultado a favor del sí

La moción de censura que arrancó ayer jueves en el Congreso de los Diputados entraba esta mañana en su recta final con todo decidido y no ha habido sorpresas de última hora. Pedro Sánchez se ha alzado con un del Congreso por 180 votos —necesitaba 176, una mayoría que se había configurado ya ayer en la primera sesión del debate. A primera hora de la mañana, aunque todo parecía ya hecho, en las redes corría un run run de temor y triunfaba la etiqueta tamayazo en recuerdo del fracaso de la investidura de Rafael Simancas en 2003.

La victoria de Pedro Sánchez comenzó a fraguarse el miércoles con un movimiento clave: la decisión de ERC de apoyar la moción. Como un dominó, este sí llevó ayer por la tarde al PNV a inclinar la balanza en favor de Sánchez. Tal y como estaba previsto, el PSOE ha sumado sus 84 votos, los 67 de Unidos Podemos, los nueve de ERC, los ocho de PDeCAT, los cuatro de Compromís, los dos de EH Bildu, uno de Nueva Canaria y los cinco del PNV. En contra de la moción han votado 169 diputados del PP (134), Ciudadanos (32), UPN (dos) y Foro Asturias (uno), mientras que la diputada de Coalición Canaria (CC), Ana Oramas, ha optado por la abstención. Estas son las razones de dichos votos:

UNIDOS PODEMOS. Despejó de forma inmediata el apoyo de sus 67 miembros a la iniciativa del PSOE. Incluso estaba dispuesto a impulsar una nueva moción si fracasara la de los socialistas. Con todo, puso en marcha la consulta a sus bases para que decidan si apoyan la decisión. Ayer, Pablo Iglesias en su turno de intervención pidió a Sánchez que tenga "más dignidad" y que no permita las burlas de Rajoy por querer gobernar con sólo 84 diputados, y le ofreció que construya un Gobierno apoyado por una mayoría de 156 diputados, incluidos los de Unidos Podemos.

CIUDADANOS. El partido de Albert Rivera se alejó de la moción de censura a las primeras de cambio. Sin embargo, el miércoles su líder aseguró que su grupo, que cuenta con 32 diputados, la apoyaría si el PSOE presentara a un candidato "independiente" cercano al partido como Nicolás Redondo, Ramón Jáuregui o Javier Solana. El PSOE no se mostró receptivo a esta idea, que, además, choca con el reglamento. En su intervención de ayer, Rivera ratificó su no a la moción y lamentó que Rajoy no haya aprovechado su "última oportunidad" para dimitir y buscar una salida "digna, pactada y en las urnas". Rivera ofreció a Sánchez que rectificara, parara la moción y pactara con ellos unas elecciones a corto plazo, para no tener que apoyarse en los que han intentado dar "un golpe de Estado" en Cataluña. 

ERC. Aseguró el miércoles que apoyaría la moción de censura, según anunció el diputado Gabriel Rufián durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. Rufián consideró que el apoyo a la moción “no es una opción sino una obligación”, aunque reconoció la incomodidad de tener que apoyar al PSOE, partido con voces muy críticas con los partidarios del procés. "A nosotros nos hace la misma poca gracia votar con ustedes que seguramente a ustedes votar con nosotros", señaló.  Su portavoz parlamentario, Joan Tardà, aclaró ayer al ratificar su que en realidad es un no a que Mariano Rajoy siga siendo presidente.

PDeCAT. En el Partit Demòcrata se oyeron posiciones divergentes , según se emitieran desde la formación que sustenta al presidente de la Generalitat, Quim Torra, o de los diputados del Congreso, en su mayoría no adscritos a la órbita de Berlín. La coordinadora general del partido, Marta Pascal, explicó que la decisión final se tomaría tras escuchar el discurso de Sánchez. El líder del PSOE hizo ayer equilibrios en su intervención con abundantes gestos para abrir un diálogo con el Govern, al que pidió el mismo ejemplo en la sociedad catalana, pero desde los espacios de consenso comunes que son la Constitución y el Estatuto de Autonomía. El PDeCAT recogió el guante de Sánchez pese a su escepticismo. Su portavoz, Carles Campuzano, emplazó al líder socialista a repensar "los climas sociales y políticos"

PNV. El Partido Nacionalista Vasco, como en los Presupuestos, tenía la llave de la moción de censura y ha mantenido su indefinición hasta ayer, cuando el sí de ERC y PDeCAT hizo ya la presión insoportable. El portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha confirmado el voto afirmativo de los cinco diputados de su grupo y acusó a los cuatro grandes partidos de llevar meses provocando "tsunamis" y demostrando su incapacidad de acuerdo. Según Esteban, un voto negativo del PNV no aportaría más estabilidad, y menos aún cuando ya otros partidos como Podemos han anunciado que presentarían otra moción de censura y cuando se prevé que siga "el goteo" de noticias de los tribunales.

COMPROMÍS. El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, confirmó este martes al secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, que los cuatro diputados de la formación iban a "votar que sí" a la moción de censura por considerar que "hay que escoger entre apartar o no a la corrupción". Ayer, Baldoví confirmó, "por higiene democrática", su respaldo a la moción y advirtió a Rajoy de que aún estaba "a tiempo de dimitir" porque su fiesta "terminó".

BILDU. El coordinador de EH-Bildu, Arnaldo Otegi, aseguró que EH Bildu comparte con el "99%" de los ciudadanos vascos la idea de que "hay que desalojar a Rajoy", pero al mismo tiempo consideró que la presidencia de Sánchez supondría “una continuidad" por no representar una "alternativa democratizadora". También en el último momento, Bildu anunció ayer su respaldo y lo justificó no como “un apoyo al PSOE” sino como “rechazo al PP”. Apoyarán pese a considerar que Sánchez y Rajoy "están del mismo lado" y pertenecen a "un mismo régimen basado en la imposición y la negación".

UPN Y FORO ASTURIAS. Estos partidos, tradicionales socios del PP, votarán en contra de la moción planteada por los socialistas. UPN ha dicho que le hubiera gustado que se convocaran elecciones.

COALICIÓN CANARIA. La diputada de Coalición Canaria Ana Oramas, tras haber anticipado su voto en contra, ha cambiado a la abstención.

NUEVA CANARIAS. El portavoz parlamentario de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, ha manifestado su posición favorable a la moción.

Más información