Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy salva la legislatura con el apoyo del PNV a los Presupuestos

Los nacionalistas vascos ven inminente el levantamiento del 155 sobre Cataluña

La legislatura culminará, previsiblemente, en junio de 2020 una vez que anoche se despejó la principal amenaza para un adelanto electoral. El PNV salvó este miércoles los Presupuestos Generales del Estado de 2018 tras semanas de incertidumbre al sostener hasta el último momento que no los apoyaría mientras estuviera en vigor el artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Se da por seguro que las cuentas del próximo año se prorrogarán. Con esta aprobación se desvincula la crisis catalana de los presupuestos y Mariano Rajoy logra un respiro en una legislatura inestable y con Ciudadanos pisando los talones al PP.

Mariano Rajoy, tras la aprobación de los Presupuestos en el Congreso.
Mariano Rajoy, tras la aprobación de los Presupuestos en el Congreso. EL PAÍS

A las 20.05 de este miércoles, el Congreso de los Diputados dio el visto bueno a los Presupuestos Generales del Estado de 2018, que ahora deben validarse en el Senado, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pudo dar uno de los pocos respiros de la legislatura. Rajoy se cree ya capaz de agotar este mandato, incluso aunque no pueda aprobar unas cuentas nuevas en 2019. Nada impide prórrogas indefinidas, pero políticamente el Gobierno considera inasumible que se haga más de un año al ser muestra inequívoca de debilidad.

Para este desenlace Rajoy ha trabajado durante meses ante la pertinaz insistencia del PNV de no dar sus cinco votos si el Gobierno no levantaba el artículo 155 sobre Cataluña.

La intervención continúa sobre esa comunidad, pero Rajoy ha logrado convencer al PNV de que a pesar de sus esfuerzos por retirarse de Cataluña no ha sido aún posible.

Al final, los nacionalistas vascos han colocado en primer lugar los beneficios para su comunidad que va a reportar la aprobación de estos presupuestos y han arrumbado su aversión a toda intervención del Estado en una comunidad autónoma. No es tanto por defender a Cataluña, argumentaban hasta este miércoles los peneuvistas, como por rechazar sin paliativos ese artículo constitucional, el 155, que también podría aplicarse al País Vasco.

“Por responsabilidad”. El Euzkadi Buru Batzar (EBB) anunció que votaría que sí a los Presupuestos con la seguridad de que la sociedad vasca comprenderá el porqué de esta decisión que es en su beneficio y no en el del partido, explicó en el Congreso el portavoz del grupo vasco, Aitor Esteban. Muchas horas de conversaciones ha habido entre los nacionalistas vascos y Moncloa hasta llegar al anuncio del acuerdo de este miércoles. Muy pocas dudas ha tenido el Gobierno de que conseguirían el sí de los peneuvistas habida cuenta de la fluidez de las negociaciones en materia económica. No podían creer en el ejecutivo de Mariano Rajoy, que el Gobierno vasco y la dirección del partido nacionalista arrojara por la borda tantos acuerdos, tan completos y tan beneficiosos para esa comunidad. Cómo salvar el problema catalán ha sido el objeto de las muchas conversaciones entre el presidente del Gobierno y el presidente del gobierno vasco, Íñigo Urkullu, así como de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría y el presidente del EBB, Andoni Ortuzar. Y, junto a ellos, el portavoz parlamentario, Aitor Esteban. Desde el mes de marzo el Gobierno presumía de que la formación de gobierno en Cataluña se iba a producir, fruto de las elecciones del 21 de diciembre, y con ella el artículo 155 decaía. La situación se mantiene empantanada.

No se desentiende el PNV de Cataluña, según enfatizó su portavoz parlamentario, Aitor Esteban, para quien el hecho de que haya presupuestos ayudará a normalizar la situación en Cataluña, informa Pedro Gorospe.

El PNV lo fundamenta en "cuatro grandes argumentos". La caducidad del artículo 155, una vez que la Generalitat cuenta con un presidente. El segundo, "evitar el abismo", ya que "el bloqueo de los Presupuestos empujaría, aún más, hacia el abismo a la situación política española y catalana".

No perder la capacidad de influir en favor de una solución dialogada para Cataluña" y hacer valer “la agenda vasca”, que se traduce en una inversión de 540 millones de euros para el País Vasco.

A la normalización que alude el PNV es a la que aspira Mariano Rajoy, que salvados los Presupuestos podrá hacer frente al resto de los frentes que tiene abiertos. Cataluña, en primer lugar, pero también a elaborar un discurso frente a los casos de corrupción que afloran en los últimos tiempos, junto a los que ya están pendientes de resolución judicial, y que tienen su máxima expresión en el caso Gürtel. Entre el viernes y el lunes se conocerá esta sentencia.

Pero para satisfacción de Rajoy el PNV le proporcionó este miércoles un salvavidas con sus cinco votos que, con los del PP, Ciudadanos, UPN, Foro Asturias, Coalición Canaria y Nueva Canarias sumaron la mayoría en el Congreso de los Diputados. El respaldo supone una garantía para que el Gobierno pueda culminar una legislatura que nació con muchas dificultades, dada su precariedad numérica, y que se ha complicado con la intensificación del conflicto independentista catalán. Junto a estos problemas emerge otro de gran envergadura cual es el desapego que manifiestan muchos de los votantes del PP, según señalan de forma sostenida las encuestas, en beneficio de Ciudadanos. La aprobación de las cuentas, sin embargo, no cambia el pálpito general de la legislatura. Todos contra todos. El PSOE ha criticado a Ciudadanos por sumar sus votos al PNV y al PP.

Más información