Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PONENCIA DE AUTOGOBIERNO

El PNV acentúa su perfil más nacionalista en vísperas de la negociación presupuestaria con Rajoy

PNV habla de Euskal Herria, incluyendo a Francia y a Navarra y Podemos, PSE y PP lo critican por maximalista, inasumible y anticonstitucional

El portavoz del PSE, José Antonio Pastor, minutos antes de comenzar, este miércoles, la ponencia de Autogobierno.
El portavoz del PSE, José Antonio Pastor, minutos antes de comenzar, este miércoles, la ponencia de Autogobierno.

El PNV ha dado un salto cualitativo en sus propuestas para el nuevo Estatuto vasco. El partido de Andoni Ortuzar ha puesto en el centro de la ponencia de Autogobierno una propuesta para el preámbulo del nuevo Estatuto de Autonomía que acentúa su perfil más nacionalista, en vísperas de una negociación con el Gobierno de Mariano Rajoy encaminada a aprobar los Presupuestos Generales del Estado para 2018. El PNV coloca como sujeto político del nuevo Estatuto a "Euskal Herria" en vez de a Euskadi, y a los vascos como un pueblo con identidad propia asentado en España y Francia, y en el que incluye a Navarra. También recoge otras demandas más matizadas como el derecho a decidir, y plantea como objetivo que la nueva relación con el Estado ha de ser en clave "confederal".

Después de dos horas de debates, que continuarán el próximo jueves, tan solo EH Bildu ha asegurado que "hoy estamos un poco más cerca del nuevo estatus que necesita la sociedad vasca". Elkarrrekin Podemos, el PSE y el PP, han sido muy críticos con el PNV. Para el responsable de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez se trata de "propuestas maximalistas" que superan el marco jurídico actual. El portavoz socialista, José Antonio Pastor ha recriminado al PNV que supera la Constitución y el Estatuto y que no estarán en ese acuerdo si no los modifican. El portavoz del PP, Borja Semper ha interpretado, directamente que el PNV se ha enganchado "al comunicado de ETA en Cambo". Sin embargo, de momento, ni el PSE romperá el pacto de Gobierno con el PSE al haber separado de manera explícita ambas negociaciones en su pacto de Gobierno, y el PP vasco cree que "es necesario y deseable el apoyo del PNV a los presupuestos de Mariano Rajoy".

Para el PP, el PNV vive en una contradicción permanente entre su alma más pactista y los herederos del Plan Ibarretxe que están tensando cada vez más la organización para no dejar todo el campo libre a la izquierda abertzale en su feudo natural, en Gipuzkoa. El portavoz del PP vasco, Borja Semper ha dejado caer que en el contexto de la crisis territorial e institucional que han generado los independentistas catalanes, el PNV debería optar por la moderación y el pragmatismo en vez de "reventar la legislatura si siguen así".

"Es una propuesta", resaltan en el partido de Andoni Ortuzar, dejando caer que hay margen para la negociación. En el preámbulo el PNV dice textualmente que Euskal Herria es un pueblo con identidad propia, en el conjunto de los pueblos de Europa, depositario de un patrimonio lingüístico, cultural y jurídico-institucional propio, que ha pervivido a lo largo de la historia, que está asentado geográficamente sobre siete territorios que en la actualidad se encuentran políticamente articulados en dos Estados europeos -el español y el francés- y tres ámbitos institucionales diferenciados: la Comunidad Autónoma Vasca que comprende los territorios de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, la Comunidad Foral de Navarra que integra a Nafarroa y el territorio gestionado por la Mancomunidad de Iparralde conformado por Lapurdi, Zuberoa y Baxe Nafarroa", precisa. El elemento que cohesiona al pueblo vasco, según el PNV es "su lengua —el euskera— y su cultura propias junto con el sentido de pertenencia a una misma comunidad política en conjunción con el resto de factores precitados son los que forjan la identidad nacional vasca.

Además, el partido de Andoni Ortuzar, como ya ha hecho en anteriores ocasiones, reclama el cumplimiento íntegro del Estatuto y recuerda que en los últimos cien años la sociedad vasca ha sufrido al menos cuatro experiencias traumáticas marcadas por la violencia y precisa: "la Guerra Civil, la dictadura franquista, el terrorismo de ETA y los contraterrorismos ilícitos. Siendo diferentes, los cuatro guardan un nexo común: el sufrimiento injustamente padecido". El PNV concluye que "el pueblo vasco es Nación porque cumple con todos los parámetros establecidos en el derecho comparado".

Más información