Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenados a dos años de cárcel dos mandos militares por corrupción

Los dos tenientes coroneles cobraban por información privilegiada a empresas contratistas de Defensa

Fachada de la sede central del Ministerio de Defensa, en Madrid. Ampliar foto
Fachada de la sede central del Ministerio de Defensa, en Madrid. EL PAIS

El Tribunal Militar Central ha condenado a dos años de cárcel por corrupción a dos tenientes coroneles de Intendencia destinados en órganos de contratación del Ministerio de Defensa. Les acusa de proporcionar información privilegiada a empresas contratistas de la Administración Militar a cambio del pago de una contraprestación en metálico, obsequios, invitaciones a comidas o espectáculos o la contratación de sus respectivos hijos.

Se trata de los tenientes coroneles C. P. R., exjefe del Área de Estrategias de Compras en el Programa de Modernización de la Contratación del Ministerio de Defensa, y de E.R.R., destinado en la Dirección de Asuntos Económicos del Ejército de Tierra.

Además, el tribunal ha condenado por cohecho a tres empresarios y ha rechazado su pretensión de que se les eximiera de la prohibición de contratar con la Administración Pública, mientras que ha absuelto a un teniente también procesado.

El presidente de la Sala ha emitido un voto particular en el que propone que se condene a los dos tenientes coroneles a tres años de prisión, lo que conllevaría su expulsión de las Fuerzas Armadas, algo que no sucede con la pena impuesta.

La sentencia estima que los dos mandos militares se prevalieron de su destino para entrar en contacto con empresas que pujaban por obtener contratos del Ministerio de Defensa en las áreas de seguridad privada, alimentación, limpieza o pólizas de seguros, ayudándoles a preparar ofertas y recursos, facilitándoles anticipadamente el pliego de condiciones técnicas o prometiéndoles agilizar los pagos, una vez logrado el contrato.

Según la fiscalía, una de las empresas contratistas transfirió 20.000 euros a la cuenta de uno de los mandos, que los utilizó para pagar parte del precio de un coche Audi Sportback A5. Aunque este alegó que se trataba de un préstamo, nunca lo formalizó ni devolvió.

El 13 de abril de 2015, a la salida de un restaurante, una patrulla de la Policía local de Madrid detuvo a un Mercedes a bordo del cual viajaban los dos militares con dos empresarios. Uno de los tenientes coroneles llevaba en su chaqueta dos sobres con 2.000 euros en metálico cada uno, que supuestamente le había entregado uno de los empresarios durante la comida.

Tras este incidente, el juez ordenó la detención e ingreso en prisión de ambos mandos, así como el registro de sus despachos profesionales, en el Cuartel General del Ejército y en la Escuela Politécnica Superior del Ejército, lo que causó un gran revuelo.

Más información