Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La población extranjera en España aumenta por primera vez desde la crisis

Los inmigrantes contrarrestan la pérdida de población española empadronada, que cae ligeramente por primera vez desde 1998

Pasajeros en el control de seguridad del aeropuerto de Madrid-Barajas.
Pasajeros en el control de seguridad del aeropuerto de Madrid-Barajas.

Por primera vez desde 2011, los ciudadanos extranjeros empadronados en España han aumentado. Los datos provisionales del Padrón Continuo, publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), muestran que este grupo de población creció en un 3,2% en 2017 y pasó de 4.572.807 a 4.719.418 personas. Esta subida mitiga la pérdida de empadronados de nacionalidad española que descienden en 20.000 inscritos, algo que no había ocurrido desde que se inició la serie histórica en 1998.

A la espera de las cifras definitivas, la población registrada en el Padrón Continuo a 1 de enero de 2018, ascendió a 46.698.569 personas frente a las 46.572.132 del año anterior, lo que supone un incremento del 0,3%. Este dato confirma la ligera recuperación que se inició en 2016, cuando la población empadronada aumentó en 15.124 personas tras cuatro años de caídas, según datos definitivos

Sobre el conjunto, los ciudadanos españoles representan el 89,9% del Padrón, mientras que los extranjeros son el 10,1% restante. De los inmigrantes registrados, la mayor parte proviene de fuera de la Unión Europea: un 59,5% (2.938.720) frente al 37,7% que suponen los comunitarios (1.780.698). Esta proporción se mantiene prácticamente intacta desde hace casi una década. Marroquíes (769.050) y rumanos (673.017) son los extranjeros con más presencia, seguidos con bastante diferencia por los británicos (240.934). Sin embargo, los inmigrantes venezolanos, los hondureños y los colombianos fueron los que más crecieron en 2016.

Por sexo, el 51% de la población son mujeres y superan a los hombres en 927.907 inscritas. Si se atiende solo a los extranjeros, la proporción se invierte, con 14.934 varones más que féminas, que representan el 49,8%.

Hondureños y marroquíes, los más jóvenes

El grupo más numeroso de población en España es el que se sitúa entre los 16 y los 44 años (36,7%), seguido de aquellos que tienen entre 45 y 64 años (28,4%) y los mayores de 65 años (19,1%). Los niños y los adolescentes —menores de 16 años— están en minoría (15,8%). Cuando se hace distinción por nacionalidades, también domina la misma franja etaria, aunque con diferencias. Mientras que los españoles entre 16 y 44 años son un 34,7% del total, los extranjeros ascienden a un 55,3%.

Solo los británicos y los alemanes superan la media de edad del total de los empadronados. Los inmigrantes de estas dos nacionalidades tienen 53,5 y 49,3 años respectivamente, frente a los 43,1 del conjunto. Por el contrario, los más jóvenes entre los extranjeros son los hondureños (30,4 años), marroquíes (30,8) y paquistaníes (31).

El número de extranjeros aumentó en todo el territorio, excepto en Extremadura, pero lo hizo en mayor proporción en Navarra (7,2%), País Vasco (5,7%) y Galicia (5,6%). En términos absolutos, las autonomías con más población como Cataluña, la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana fueron en las que se inscribieron más inmigrantes. Aún así, la proporción de empadronados extranjeros respecto a la población total es mayor en Islas Baleares (17,1%) y Melilla (15,6%), Cataluña (14,2%) y Murcia (13,7%).

Más información