Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno avisa de que “ETA no tendrá jamás ninguna contrapartida”

El lehendakari Urkullu emplaza a la banda terrorista a no hacer distinciones entre sus víctimas

Portadas de periódicos el día en que ETA reconoce en un comunicado el daño causado a la sociedad. En vídeo, las reacciones políticas y sociales. Atlas-Quality

El Gobierno de España ha valorado de manera positiva el comunicado en el que ETA ha reconocido este viernes el daño causado por su actividad terrorista y ha pedido perdón a algunas víctimas. "Está bien que la banda terrorista pida perdón a las víctimas, porque las víctimas, su memoria y su dignidad, han sido determinantes en la derrota de ETA", asegura el Ejecutivo en un comunicado que considera las disculpas de ETA una consecuencia de la "fortaleza del Estado de derecho". El ministro y portavoz de Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha asegurado este viernes en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros que la banda terrorista “no tendrá jamás ninguna contrapartida”.

Méndez de Vigo, además, ha considerado que el comunicado de ETA, en el que pide perdón solo a una parte de las víctimas, muestra “la derrota de ETA en todos los terrenos". El ministro portavoz del Gobierno ha querido detenerse especialmente en las víctimas. “El Gobierno siempre estará con las víctimas y el relato no lo escribirán los miembros de la banda terrorista, sino el Estado de Derecho y las víctimas”. 

El principal partido de la oposición, el PSOE, ha subrayado que le habría gustado que la banda hubiera reconocido el daño "cuando dejaron de matar, en octubre de 2011” y ha pedido que no se reescriba la historia del País Vasco y que la izquierda abertzale asuma su responsabilidad, informa Elsa García de Blas. “El comunicado es el reconocimiento de que ETA fue derrotada por la democracia española”, ha considerado el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. El líder socialista cree que es "el gran paso para la paz definitiva", pero la victoria es "amarga, porque a lo largo de estas décadas de combate ha caído mucha gente, cientos de personas que fueron víctimas, asesinadas por ETA”.

Para Sánchez, la democracia española tiene todavía tarea que hacer. Primero, que el relato de la democracia sea el conocido por los jóvenes de Euskadi: "Que no se reescriba la historia y que se cuente la verdad", ha reclamado. También, mantener la unidad de los demócratas ante el terrorismo. El líder socialista ha reconocido a quienes lideraron y culminaron el esfuerzo del fin de la violencia de ETA en 2011: el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, el vicepresidente y ex secretario general Alfredo Pérez Rubalcaba y el exlehendakari Patxi López.

La organización terrorista ETA, que causó la muerte a más de 850 personas en cinco décadas de asesinatos, secuestros y sabotajes, ha pedido perdón y ha reconocido el "daño causado en el transcurso de su trayectoria armada" en un comunicado difundido este viernes por el diario Gara y Berria. ETA puso fin a la actividad armada en octubre de 2011.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha emplazado a los dirigentes de la banda terrorista que tengan "en la misma consideración a todas las víctimas" en la proclamación de su final definitivo y unilateral, previsto para el primer fin de semana de mayo. ETA muestra "respeto" en su comunicado a "los muertos, los heridos y las víctimas que han causado" sus acciones terroristas y solo pide perdón a las víctimas que "no tenían participación directa en el conflicto".

Urkullu ha dicho que se reserva una valoración "sopesada" sobre ETA cuando declare su disolución y ha deseado que el anuncio del final de la organización terrorista tenga "un componente de fundamentación ética". "Hasta entonces considero que, siendo un paso el que hoy hemos conocido, ETA o quienes redacten los comunicados tienen la oportunidad de, en el momento de la declaración definitiva de su final de manera unilateral, tener en la misma consideración a todas las víctimas y para reconocer el daño injusto causado por su actividad", ha manifestado.

Desde el entorno más próximo a ETA, la coalición soberanista EH Bildu ha remarcado que el reconocimiento del daño causado por la banda constituye "una contribución definitiva a la paz, la convivencia y la reconciliación" del pueblo vasco. Su coordinador general, Arnaldo Otegi, se ha encargado esta mañana de valorar el paso dado por la banda, que ha calificado como "un hecho histórico sin precedentes en la historia reciente" del País Vasco. Ha añadido que el comunicado supone "una interpelación para que todos asuman sus propias responsabilidades", porque "nadie esta exento de esta tarea".

El portavoz de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, ha celebrado que ETA haya pedido disculpas porque "este es el tipo de noticias que gusta comentar". En su opinión, el reconocimiento del daño causado por parte de la banda "va en la dirección de la paz y el triunfo del Estado de derecho en España y en Europa", y demuestra, añade Schinas, que en la Unión Europea "no hay sitio para pistolas y armas", sino "solo para la paz y el Estado de derecho”.

La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) ha lamentado que ETA haya aprovechado este comunicado para "justificar su actividad terrorista una vez más". Manifiesta que se trata de "un paso más en la estrategia orquestada por ETA desde que declarara en 2011 el alto el fuego por diluir su verdadera responsabilidad, justificar el uso de la violencia para la imposición de su proyecto totalitario y manipular la historia".

La AVT agrega que "ETA reconoce el daño causado pero en ningún momento hace autocrítica alguna" y censura que en su escrito trata de justificar su trayectoria terrorista al situar a las víctimas "en el mismo nivel que los torturados".

Mari Mar Blanco, presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo y hermana del edil del PP Miguel Ángel Blanco asesinado por ETA en 1997, ha opinado que el comunicado no cumple las expectativas de los damnificados de la banda terrorista: "El perdón está bien pero debe llevar consigo unas actuaciones como la colaboración con la justicia", ha afirmado la diputada del PP en una entrevista en TVE, quien insta a la banda a facilitar el esclarecimiento de los más de 300 asesinatos cuyos autores están aún por determinar. "A mí no me vale este perdón", ha manifestado, "llega tarde, muy tarde, y no cumple las expectativas". También ha exigido que, como muestra de su arrepentimiento, la banda y su entorno dejen de celebrar actos de bienvenida a "verdugos" cuando salen de la cárcel tras cumplir sus condenas.

La eurodiputada UPyD, Maite Pagazaurtundua, hermana de Joseba Pagazaurtundua, asesinado en atentado en 2003, ha dicho que creerá en la asunción del daño causado por ETA si en los próximos días "no hay una campaña de propaganda" y "no montan un circo" para "intentar repartir responsabilidades".

Rosa Rodero, viuda del sargento de la Ertzaintza Joseba Goikoetxea, asesinado por ETA en 1993, ha señalado que ETA ha dado "un paso más hacia lo que queremos, la desaparición de ETA y la paz", pero ha agregado que para las víctimas "no hay vuelta atrás".

Guisasola: "Algunas víctimas no lo van a entender"

La exdirigente de ETA Carmen Guisasola, arrepentida de su pasado terrorista, cree que "algunas víctimas no van a entender" el comunicado de ETA y se pregunta "en qué parte quedan Yoyes o Isaías Carrasco", al hacer diferencia entre "los que han tomado parte en el conflicto y los que no".

Guisasola ha señalado en declaraciones a Euskadi Irratia que ETA "ha adoptado la fórmula del IRA, haciendo una diferencia entre los que han tomado parte en el conflicto y los que no". Por elo, se ha preguntado "dónde queda Yoyes o Isaías Carraso, ¿En qué parte quedan?", en referencia a María Dolores González Cataráin, ex dirigente de ETA asesinada después de acogerse a la reinserción, y al edil socialista asesinado por ETA en Mondragón en 2008. Tras manifestar que "aunque algunos lo tomen como positivo", la exdirigente de ETA ha afirmado que "algunas víctimas no van a entender" el comunicado de ETA.

Otra víctima de ETA, Maixabel Lasa, viuda del socialista Juan Mari Jáuregui, exgobernador de Gipuzkoa asesinado por ETA, ha calificado de "barbaridad" la distinción que la banda terrorista hace de las víctimas en su comunicado, y ha asegurado que "le cuesta demasiado decir que en realidad ni tenía que haber existido nunca, que fue un error y lo que hizo estuvo mal".

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha afirmado que el comunicado de ETA no tiene “eficacia alguna” porque los miembros de la banda no han manifestado su intención de colaborar para resolver los más de 300 crímenes que quedan pendientes: “Han dejado viudas y huérfanos y han creado un daño innecesario. Como hay gente que tiene pruebas, deberían hablar y resarcirles”, ha manifestado en un congreso organizado por la Confederación Española de Policía en Palma, informa Lucía Bohórquez.

En esa misma cita, el jefe de Inteligencia Criminal de la Ertzaintza, Juan Vicente Bilbao, ha opinado que "cualquier paso, por pequeño que sea, siempre es positivo". Pero ha apostillado que en el documento de ETA "hay alguna amenaza velada a una vuelta atrás que en ningún caso estamos dispuestos a aceptar y creo que es hora de que, de una vez, tomen la decisión de disolverse”.

El comunicado de ETA ha suscitado una reacción de "alegría" de los obispos. La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha confiado en que contribuya a la reconciliación de la sociedad vasca y española. El portavoz José María Gil Tamayo ha querido trasladar la cercanía de la Iglesia española con las víctimas de ETA y sus familias, y ha subrayado que su sufrimiento "no termina con una declaración de que ha acabado esta pesadilla".  "Queremos que esta disolución contribuya a la gran tarea que queda, que es la reconciliación, que es el trabajo más difícil, más costoso y que lleva más tiempo y que exige más generosidad", ha afirmado.

Desde el ámbito político, el portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, ha afirmado que el comunicado "es un intento de dar respuesta a una demanda unánime de la sociedad vasca sobre el reconocimiento del daño causado", aunque ha lamentado que la banda no asuma lo "injusto" que fue y haga una "categorización" de las víctimas, informa Pedro Gorospe. Esteban ha defendido que ETA se ha quedado corta en sus disculpas, de ahí que haya reclamado a su dirección a que "profundice en esta línea en el anuncio de disolución que va a hacer en los próximos días".

Para el portavoz del PP en la Cámara vasca, Borja Sémper, ETA ha querido lanzar "un mensaje interno" a sus simpatizantes con la finalidad de "aplacar a una parte de la sociedad vasca que le ha justificado y a otra que no está dispuesta a asumir ese perdón". El dirigente popular interpreta las disculpas de ETA como "la constatación de que ETA ha sido derrotada". Y ha añadido que si la sociedad "no les dio nada cuando mataban", ahora que está a punto de anunciar su disolución "tampoco lo va a hacer y mucho menos darle las gracias".

La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, ha considerado que ETA "ha tardado demasiado" en reconocer un daño "del que es la única responsable", aunque ha valorado el último mensaje de la banda como "una noticia positiva". Y añade: "Mi recuerdo para todas las víctimas y nuestro compromiso con una memoria que les haga justicia".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información