Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE reprueba a los sindicatos su participación en la marcha por los presos del ‘procés’

"Es inentendible, en España no hay presos políticos", dice el partido, que no trasladará a UGT su malestar

La participación de los sindicatos UGT y CC OO en la manifestación este domingo en Barcelona para exigir la liberación de los políticos independentistas encarcelados ha causado un profundo rechazo en el PSOE. La dirección socialista juzgó este lunes de incomprensible que las centrales sindicales se unieran a esa marcha, toda vez que en España no hay presos políticos como defendía la protesta. El partido afirma, no obstante, que respeta la autonomía de UGT, su sindicato hermano, y no le trasladará su malestar por haberse sumado a la marcha.

La 'número cuatro' del PSOE, Carmen Calvo.

El PSOE reprobó este lunes de forma contundente la actuación de las dos grandes centrales sindicales, UGT y CC OO, que por primera vez se manifestaron este domingo en Barcelona para exigir la liberación y el retorno a Cataluña de los 17 activistas y políticos independentistas encarcelados o huidos de la justicia española. La adhesión a esta manifestación como organizaciones convocantes —junto a las entidades soberanistas Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, entre otras— ha soliviantado a una parte de sus afiliados, contrarios al independentismo, y también al PSOE.

La dirección socialista aprovechó la respuesta a la manifestación que congregó a unas 315.000 personas según la Guardia Urbana para hacer una firme defensa del poder judicial español. “Este país es un Estado de derecho impecable. No podemos entender que alguien piense que en este país alguien está en prisión por razón de sus ideas políticas”, manifestó la número cuatro de la ejecutiva, Carmen Calvo, en comparecencia en la sede del partido en la calle Ferraz.

El PSOE, que ha defendido el procesamiento de los líderes independentistas, niega de forma tajante que en España existan presos políticos. “Negamos la mayor, negamos que haya presos políticos. Y esa manifestación era para pedir la libertad de unos supuestos presos políticos”, subrayó la exministra socialista, encargada de trasladar la posición del partido sobre la actuación de los sindicatos, que escapa a la comprensión en la cúpula. “Nos parece inentendible esta manifestación, por ese objetivo, y por tanto quienes participaran en ella”, abundó Calvo.

Aunque en algunos sectores del PSOE había cundido hace semanas la preocupación por la connivencia de los sindicatos en Cataluña con las entidades soberanistas, la dirección descarta interceder con UGT, a pesar de los lazos que unen al partido con el sindicato (aunque funcionan con total independencia) para que abandone esa vía. La doctora en Derecho constitucional lo rechazó porque no es el “modus operandi” del PSOE decirle a un sindicato “por qué se hacen las cosas”.

La dirección socialista recordó que en el independentismo “no hay una sola bandera de la izquierda”. El PSOE reclama en paralelo a Carles Puigdemont y a Oriol Junqueras que hablen menos con los medios de comunicación y más entre ellos para formar Gobierno con un candidato viable que devuelva a Cataluña a la normalidad.