Una niña ‘sepultada’ en el asiento de atrás del coche

La policía de Murcia detiene un vehículo al observar que iba con exceso de carga y halla a una menor de dos años entre decenas de enseres amontonados en la parte trasera por su familia

Foto divulgada por la policía local de Murcia.
Foto divulgada por la policía local de Murcia.

La policía local de Murcia ha interceptado e inmovilizado este martes un coche que circulaba con exceso de carga. Al inspeccionar el vehículo, han localizado a una niña prácticamente atrapada (sepultada por multitud de objetos: sillas, ropa, juguetes...)  en el asiento trasero. La menor, de dos años, iba en una silla homologada para su edad y "estaba bien", según la policía.

Más información
Un anciano se va de Erasmus a Italia a los 80 años
Día de la radio: de Orson Welles a ‘Radiotubers’
El niño que donó los 7.000 euros de regalos de su comunión a una ONG

La familia fue interceptada porque los agentes de tráfico notaron que el vehículo iba sobrecargado y era inestable: presentaba un gran bulto en el techo del coche y los amortiguadores casi rozaban la carretera. El hombre, de 33 años, su mujer, de 36, y la niña son vecinos de Pinoso, un pueblo de 7.600 habitantes en Alicante, en la frontera con Murcia. La familia viajaba hacia Marruecos.

En una imagen compartida por la policía en Twitter, se ve a la niña rodeada de equipaje en un coche repleto. "En la foto parece que es todavía más grave", apuntaba el portavoz de la policía local. Todos los documentos del coche estaban en regla, la niña iba bien sujetada y los elementos que transportaban, bien atados. "Pero esa carga debería haber ido en el maletero", explicó el agente. El vehículo fue interceptado y la familia, multada porque el sobrepeso ponía en riesgo su seguridad y la de los demás conductores. El coche fue trasladado al depósito municipal y posteriormente la familia retiró sus pertenencias con una furgoneta.

"Siempre se debe meter todo el equipaje en el maletero y, en caso de no poder incluirlo, utilizar bacas o remolques", explica el experto del RACE David Fernández, técnico de movilidad. En este caso, la familia, como se ve en el tuit de la policía, también iba con mucho peso en la baca. "En caso de accidente", prosigue el experto, "los objetos sueltos a una velocidad de 50 kilómetros por hora pueden multiplicar su peso por 50, pudiendo ocasionar lesiones a los ocupantes que pueden llegar a ser mortales". La recomendación es que los objetos que metamos dentro del maletero estén colocados: los más voluminosos al fondo, evitando que se muevan cuando el vehículo frena. Para ello, "se debe usar una malla de retención, con el fin de fijar todos los bultos que se encuentren en el maletero".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La niña de dos años no iba segura en el coche

Para Fernández, "la posición de la niña no es en absoluto segura". "Algún movimiento inesperado del coche, podría haber hecho que los objetos cayeran sobre ella dañándole e incluso poniendo en riesgo su vida". Lo más adecuado es que los niños que miden menos de 135 centímetros vayan sentados siempre en un sistema de retención infantil homologado que se ajuste perfectamente a su peso y estatura. "Y el sistema de retención infantil deberá ir siempre anclado de manera correcta y siguiendo las indicaciones del fabricante", continúa el experto.

Además, el menor deberá ir abrochado con los arneses de la silla o el cinturón de seguridad del vehículo, según el caso. "No debe llevar el abrigo puesto ni elementos que dificulten el ajuste de los mismos", añade Fernández. Por último, "todos los elementos que pueda necesitar el niño para su trayecto debemos tenerlos a mano para evitar situaciones de nervios que puedan distraer al conductor. Estos elementos deberán estar siempre guardados en los distintos compartimentos del vehículo para evitar sus desplazamientos en caso de frenadas bruscas", argumenta el experto.

El modo correcto de colocar la silla del coche

"Desde la imagen que nos ofrecen no es posible conocer el grupo de silla al que pertenece, pero su colocación en sentido de la marcha para una niña de dos años no es peligrosa. De hecho, si bien existen modelos de sillas en el mercado que se pueden colocar en ambas direcciones, la recomendación general es que se mantenga en sentido inverso a la marcha hasta los 15 meses. Por lo tanto, con la edad de la niña y si la silla se ajusta a sus necesidades de talla y peso, no existe ningún tipo de problema en este sentido", termina Fernández.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Sobre la firma

Carolina García

La coordinadora y redactora de Mamas & Papas está especializada en temas de crianza, salud y psicología, y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Es autora de 'Más amor y menos química' (Aguilar) y 'Sesenta y tantos' (Ediciones CEAC). Es licenciada en Psicología, Máster en Psicooncología y Máster en Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS