Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP, PSOE y Ciudadanos evitan una investigación en el Senado sobre el 1-O

La iniciativa trataba de determinar si el uso de la fuerza de los antidusturbios "fue excesiva y desproporcionada"

Hemiciclo del Senado durante el pleno de este miércoles. Ampliar foto
Hemiciclo del Senado durante el pleno de este miércoles.

PP, PSOE y ciudadanos han rechazado este miércoles en el Senado la creación de una comisión de investigación para investigar la actuación de las fuerzas de seguridad del Estado durante la jornada del pasado 1 de octubre durante la celebración del referéndum ilegal para la independencia de Cataluña. La petición, presentada por 27 senadores de Unidos Podemos, PDeCAT, Compromís y Bildu, solo ha recibido 45 votos favorables, entre ellos los de ERC y el PNV, frente a 201 en contra y una abstención.

El objetivo de los proponentes, explicada en un hemiciclo prácticamente vacío y que solo se llenó para la votación, era llevar a cabo una investigación para determinar si el uso de la fuerza en la actuación de las fuerzas de seguridad fue excesiva y desproporcionada. También para dilucidar quién dio la orden de “cargar contra la población que se resistía pacíficamente”, así como la contraorden a primera hora de la tarde para interrumpir la carga “a la vista de que todas las televisiones del mundo estaban retransmitiendo imágenes vergonzosas”.

Asimismo, los proponentes trataban de averiguar quién dio la orden de acudir a los colegios electorales cuando ya estaban ocupados y no antes, y cómo se realizó la elección de los centros en los que intervinieron los antidisturbios. En la defensa de la iniciativa se han esgrimido argumentos como las 230 denuncias presentadas en Barcelona, “los más de mil heridos” registrados por el Departament de Salut o el silencio del Gobierno ante los requerimientos de información en su “deriva turca”.

Frente a ellos, y con particular contundencia, el PSOE ha consolidado la alianza que estableció en esta misma Cámara con el PP y Ciudadanos el 27 de octubre con la aprobación de la aplicación del artículo 155 de la Constitución. El socialista Luis Manuel García Mañá ha definido como “argumentos victimistas que persiguen una realidad falsa” los utilizados por los proponentes y ha defendido que la actuación de las fuerzas de seguridad del Estado “fue realizada con proporción y prudencia”. El senador ha denunciado las “vejaciones y humillaciones” que sufrieron los agentes en unos “actos violentos” orquestados por “agitadores cobardes se escondían entre ancianos y niños”.

En esa línea, el senador de Ciudadanos Francisco Javier Alegre replicado que las acusaciones hechas por los proponentes de la iniciativa eran "rotundamente mentira".Y no menos categórico ha sido el discurso del PP. El senador Iñaki Oyarzábal ha defendido que la iniciativa “no pretende aclarar nada, sino desviar la atención sobre lo que ocurrió”, que ha definido como “un gravísimo ataque al orden constitucional y a la democracia, impulsado por políticos irresponsables que perdieron el juicio”. Oyorzábal ha motivado la actuación de los agentes en el incumplimiento de obligaciones de los Mossos y ha asegurado que las fuerzas de seguridad del Estado “fueron objeto de una emboscada”. Ha trazado un parangón con lo que ocurrió en otra época el País Vasco con “la estigmatización” de guardias civiles y policías y ha arremetido contra Podemos por “hacer seguidismo” de los independentistas

Más información