Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos altos cargos en activo del Govern fueron a Bruselas a apoyar a Puigdemont

El responsable de Comunicación, Jaume Clotet, y la coordinadora del Govern, Elsa Artadi, viajaron a Bélgica entre el pasado fin de semana y el lunes

Puigdemont
Puigdemont es entrevistado en la televisión rusa RT por Alex Salmond, exlíder del Partido Nacional Escocés.

La estancia de Carles Puigdemont y varios de sus exconsejeros en Bruselas ha propiciado una auténtica procesión de dirigentes independentistas que han acudido en su apoyo y a ayudar en su estrategia política. Entre los que han ido los últimos días destacan dos altos cargos de la Generalitat que siguen en el puesto tras la aplicación del artículo 155. Se trata del responsable de Comunicación, Jaume Clotet, y la coordinadora del Govern, Elsa Artadi.

Clotet y Artadi acudieron a Bruselas entre el pasado fin de semana y el lunes. Ambos han apoyado a Puigdemont en sus últimos intentos para forjar una candidatura unitaria independentista para los comicios del 21-D, un proyecto que no llegó a cuajar por la negativa de ERC y de la CUP a participar. Los dos altos cargos, según fuentes cercanas al expresident, también han ayudado, una vez fracasada esa primera fórmula, en la tarea de confeccionar la lista del PDeCAT, denominada Junts per Catalunya y en la que concurrirá Puigdemont junto a un amplio número de independientes.

La presencia de Artadi y Clotet en Bruselas no destacaría sobre las otras visitas que ha recibido Puigdemont si no fuera porque ellos, a diferencia de decenas de ex altos cargos de confianza, se mantienen en su puesto de trabajo pese a la intervención de la Generalitat por parte del Gobierno en aplicación del artículo 155 de la Constitución. Artadi y Clotet son pues, a todos los efectos, altos cargos y se deben a la Administración catalana intervenida.

Preguntados por este periódico, los dos altos cargos han asegurado que acudieron a Bruselas en uso de sus días de vacaciones y sufragando de su propio bolsillo todos y cada uno de los cargos. Clotet inscribió la visita en el ámbito privado y apeló a su derecho a “participar en acciones políticas”. Elsa Artadi añadió que solicitó los días de permiso a su superior y que su visita a Bruselas debe calificarse de visita privada. “A nadie le importa lo que yo haga en mis días de vacaciones”, dijo.

Artadi ha sido considerada en el PDeCAT como una de las jóvenes promesas del partido. Bajo su batuta estaba la coordinación del Govern cesado. Lo hacía desde el departamento de Presidencia, desde donde también ha escrito muchos de los discursos que Puigdemont pronunció la pasada legislatura. Anteriormente se forjó en el departamento de Economía como directora general de Tributos y Juego; allí impulsó La Grossa, la lotería catalana que pretendía rivalizar con el Gordo de Navidad de la Lotería Nacional.

Desfile de visitas

Más allá de los altos cargos en activo, Puigdemont y los exconsejeros han recibido ya a decenas de personas en Bruselas. Por parte del PDeCAT han acudido sus coordinadores generales, Marta Pascal y David Bonvehí; el presidente del partido, Artur Mas, y el diputado Ferran Bel. Todos intentaron que Puigdemont desistiera de la lista unitaria independentista. Lo lograron a medias. Puigdemont encabezará finalmente una lista formada básicamente por el PDeCAT pero con la marca Junts per Catalunya y con una amplia presencia de independientes.

Esquerra Republicana también ha enviado numerosos dirigentes a apoyar a Puigdemont y a los exconsejeros de ERC Toni Comín y Meritxell Serret. La secretaria general del partido, Marta Rovira, estuvo en Bruselas el pasado martes. La CUP, igualmente, fue a ver a Puigdemont: los exdiputados Anna Gabriel y Benet Salellas se reunieron con el expresident hace una semana.

Más información