Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

De nuevo, las banderas

Un grupúsculo con enseñas de España recibe con insultos a los miembros de la Mesa a su llegada al Supremo

Manifestantes en la entrada del Supremo.

Las enseñas han brotado, de nuevo, al paso de los líderes independentistas. La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y el resto de miembros de la Mesa han desembarcado pasadas las nueve de la mañana de este jueves en el Tribunal Supremo para declarar por permitir que se votaran en la Cámara las resoluciones destinadas a avanzar hacia la independencia. A su llegada, un grupúsculo los ha recibido con insultos y proclamas de "Viva España". "Fascistas a prisión", "No nos engañan, Cataluña es España" y "Puigdemont, a prisión", les han gritado también a las puertas del tribunal, mientras sacaban banderas de España que llevaban guardadas.

Una escena que se repite. Ya ocurrió la pasada semana, cuando otro grupo se plantó a unos 100 metros de la Audiencia Nacional ante la citación de los exmiembros del Govern, que acabaron encarcelados. Y también sucedió solo dos días antes, cuando los exconsellers Joaquim Forn y Dolors Bassa aterrizaron en el aeropuerto de Barcelona procedentes de Bruselas. Con gritos de "traidores" y "perros" los recibió una docena de personas, que esperaron con las banderas escondidas hasta que los imputados aparecieron en la terminal.

Pero, este jueves, las enseñas de España han compartido escenario ante el Supremo con alguna estelada y con banderas de la II República. Un grupo de personas se ha desplazado hasta el tribunal para apoyar a los miembros de la Mesa. "No estáis solos", les han gritado a su llegada. Entre los congregados ha estado Carles Campuzano, diputado del PDeCat, que ha pedido que el Supremo tenga hoy el "sentido común que no tuvo la Audiencia Nacional el otro día". "Ya vimos que en el Supremo había una actitud distinta", ha afirmado el parlamentario, antes de añadir: "No hay en ningún país del mundo donde, cuando dos millones de personas deciden desobedecer, se piense que se resuelve el problema con represión policial y judicial".

"Estamos aquí para dar apoyo a los miembros de la Mesa del Parlament de Cataluña porque consideramos que esto no puede tener una solución penal. Esto tiene que tener una solución política", ha afirmado Xavier Domènech (Unidos Podemos), que también ha acudido a las puertas del tribunal. Allí, ha estado además Albano-Dante Fachin, exlíder de Podem: "Es inaceptable pensar que se va a arreglar lo que pasa en Cataluña de esta manera".

Más información