Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos ahonda las diferencias con los dirigentes de su marca en Cataluña

La dirección discrepa del líder de Podem, contrario a participar en las elecciones del 21 de diciembre, y de la sintonía de una diputada con las tesis secesionistas

FOTO: Albano Dante, líder de Podem, en el Parlament de Cataluña. / VÍDEO: Declaraciones de Dante Fachín en 'Catalunya Ràdio', este sábado.

La fractura entre la dirección de Podemos y los responsables de la marca catalana del partido se ha ahondado todavía más este sábado después de que Albano Dante, secretario general de Podem, afirmase que participar en las elecciones autonómicas del 21 de diciembre sería una "enorme contradicción". "Estaríamos aceptando de lleno el 155", ha afirmado en una entrevista en Catalunya Ràdio. El razonamiento de Dante es que la formación no puede "salir a correr" a unos comicios "como si no hubiera pasado nada". Tampoco ha descartado una coalición con Junts pel Sí y la CUP en Rac1. Además, la sintonía de la diputada Àngels Martínez Castells con los promotores del desafío secesionista también han causado un profundo malestar en el partido que lidera Pablo Iglesias. "¡Buen día República! El BOE dice misa: el presidente de la República catalana es Puigdemont", ha escrito la parlamentaria en su cuenta de Twitter, lejos de las tesis de Podemos. El secretario de Organización, Pablo Echenique, ha reconvenido a ambos.

"Lo que ha dicho el secretario general de Podem es una opinión personal. Podemos es una fuerza política que quiere cambiar Catalunya y España y para eso no basta con ser un espacio de resistencia. Para mejorar la vida de la gente, hay que gobernar y, por eso, por supuesto que vamos a concurrir a todas las citas electorales", sostiene Echenique en declaraciones a EL PAÍS.

"Respecto de las declaraciones de Àngels Martínez Castells reconociendo la República catalana, como ya ocurrió cuando quitó las banderas españolas en el Parlament, hablamos de posiciones que están políticamente fuera de Podemos y que corresponden al programa de otros partidos políticos. Pensando eso, lo lógico es que pida su ingreso en algún partido independentista", prosigue el número dos de Podemos. El pasado 7 de septiembre la diputada -integrada en el grupo parlamentario de Catalunya Sí que es Pot, que incluye también a diputados de Iniciativa y otras formaciones- retiró las banderas de España que habían dejado los diputados del Partido Popular en los escaños, junto a varias senyeres, después de que estos, junto a los de Ciudadanos y PSC, abandonasen el pleno del Parlament antes de la votación de la ley del referéndum en señal de protesta.

Las diferencias con Dante no son nuevas. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, señaló este viernes, ante las dudas por el sentido del voto de Dante en la votación en el Parlament -la mayoría de diputados de Catalunya Sí Que Es Pot lo mostraron; Ciudadanos, PSC y PP se negaron a participar- que "cualquiera que no esté en esta posición está políticamente fuera de Podemos".

Carolina Bescansa, sobre la crisis catalana, este sábado.

La Diada del pasado 11 de septiembre ya visibilizó el enfrentamiento. Iglesias participó en un mitin con el portavoz de En Comú Podem y líder de Catalunya En Comú, Xavier Domènech, y con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau mientras Dante asistía a otro acto en defensa del referéndum ilegal e independentista del 1 de octubre. La dirección de Podemos discrepa de la estrategia de Podem y pide desde hace tiempo que Dante dimita y ponga su cargo a disposición de las bases. En este tiempo Dante llamó a participar en el referéndum del 1-0. Con él al frente, Podem no se ha integrado en Catalunya En Comú. El partido que encabezan Colau y Doménech es el referente de la dirección de Podemos mientras que no se sienten representados en los preceptos de Podem.

La ejecutiva de Podemos ha reaccionado así ante las últimas contradicciones en el discurso, que coinciden con la semana más turbulenta para el partido en ocho meses. El detonante, expresado por Carolina Bescansa, una de las fundadoras e integrante del conocido como grupo de los cinco,ha sido la explicación del posicionamiento de Podemos en la crisis de Cataluña y que algunos consideran ambiguo e incluso más próximo a los secesionistas que al del resto de ciudadanos españoles. "A mí me gustaría un Podemos que le hablase más a España y a los españoles y no solo a los independentistas", aseveró Bescansa a su llegada al Parlamento el miércoles. “A mí me gustaría un Podemos que le hablase más a España y a los españoles y no solo a los independentistas", insistió. Dante y Castells han contribuido a enturbiar más el relato y a evidenciar lo rota que está la relación entre la dirección estatal y sus representantes en Cataluña.

Una muestra de ello fue la ausencia de Dante de la reunión el pasado lunes de Iglesias y Echenique con los secretarios generales autonómicos de Podemos en Madrid. Al encuentro en la sede de la calle Princesa no acudió el responsable de Podem "por problemas de agenda", según la dirección estatal. Tampoco lo hizo José García Molina, secretario general en Castilla-La Mancha y vicepresidente segundo en el Gobierno que preside el socialista Emiliano García-Page. Para Podemos ha adquirido un marcado simbolismo al ser el único Ejecutivo regional en el que está presente.

Declaraciones de Pablo Iglesias tras la declaración unilateral de independencia, este viernes.

Más información