Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Pablo Iglesias me ha pedido que dimita, pero no lo voy a hacer”

El líder de Podem acusa de injerencias a la dirección nacional del partido y defiende la participación en el referéndum catalán

Albano Dante Fachin, líder de Podem.
Albano Dante Fachin, líder de Podem. EL PAÍS

La crisis en la que vive instalada la marca catalana de Podemos amenaza a su secretario general, Albano Dante Fachin (Bahía Blanca, Argentina, 1976), elegido por los militantes hace solo un año. La ejecutiva estatal aboga por convocar primarias y alega que un número “creciente de círculos” lo pide. Contra el criterio de Pablo Iglesias, Podem rechazó integrarse en Catalunya en Comú, el partido de Ada Colau, y ha llamado a votar en el referéndum del 1 de octubre, que concibe como "movilización”.

“Estar en el 1-O es ayudar a la España plurinacional que quiere Podemos”

Pregunta. ¿Iglesias y Pablo Echenique le han pedido que dimita?

Respuesta. Sí, pero no tengo ni yo ni la coordinadora intención de hacerlo. Hace un año ganamos las primarias. Los estatutos prohíben repetirlas antes de 18 meses. Los círculos tampoco lo han solicitado [el 20% de ellos puede pedir una asamblea revocatoria]. No tiene ningún sentido y menos en este momento político tan intenso.

P. Acusa a la dirección de injerencias. ¿A qué se refiere?

R. A las de Pablo Iglesias, Pablo Echenique, Juan Carlos Monedero o Rafael Mayoral. Lo que piden es básicamente quitar a una dirección democráticamente escogida. Que se diga desde Madrid cuándo hay que quitar una dirección atenta contra el ADN de Podemos y la idea de la plurinacionalidad. Nunca en Cataluña ha habido una dirección que haya hecho tantas consultas: los inscritos votaron no integrarse en los comunes y el 60% de los círculos acordó participar en el referéndum como movilización. Y volveremos a consultar (del 7 al 11 de septiembre sobre el referéndum, y en octubre [sobre la confluencia].

P. ¿La fricción procede de ahí?

R. Hay posiciones diferentes pero con independencia de lo que piensen Iglesias y Echenique, creemos que las decisiones las toma la gente. Y la mayoría opinó que no se puede dar la espalda al referéndum. Es verdad que eso no concuerda exactamente con la postura de Iglesias, que dijo que si fuera catalán no iría a votar. Pero como es obvio, no es catalán, es un chico de Vallecas.

P. ¿Teme que le destituyan?

R. No, no tengo miedo. Podem no es un sujeto jurídico [no es partido propio]. Los anticapitalistas defendieron esa opción en Vistalegre 2 pero no ganó. Hay un debate que Podemos como organización estatal no ha desarrollado del todo. Hay cierta incongruencia entre el modelo de Estado que defendemos y el del partido. Si Podemos dice que los catalanes pueden decidir su futuro no se entiende que los de Podem, no. No me preocupa que la postura de Iglesias y Podem diverjan. Me preocuparía que no puedan coexistir.

P. Monedero hace campaña contra usted ¿Actúa por libre o acata instrucciones de Iglesias?

Que se diga desde Madrid cuando se quita a una dirección atenta contra el ADN de Podemos y la idea de la plurinacionalidad"

R. No tiene cargo pero desde hace semanas viene a Cataluña y se manifiesta contra la dirección. No ha llamado ni por cortesía. Podemos prometía que la voz de un fundador valdría igual que la de un señor de un círculo. Pero él dice que no entiende que por 1.400 votos no hayamos entrado en los comunes. Creo más a los círculos que en él. Cuando no sea así ya no es Podemos.

P. ¿La reacción surge cuando llamaron a votar el 1-O?

R. El problema en Cataluña no es si se vota o se vota no. Es si se vota o no se vota. La mayoría de la gente de Podem, por no decir toda, no quiere la independencia. El referéndum que queremos solo llegará por la presión ciudadana y por eso llamamos a participar. No tiene nada que ver con el independentismo. Tiene que ver con la idea de que la gente quiere decidir y es una idea muy parecida a la del 15-M. Venimos de parar desahucios, de ocupar ambulatorios y plazas, y la policía tampoco nos dejaba. No hicimos caso. ¿Y nos van a decir ahora que el 1-O hay que hacer caso a Rajoy? La gente de Podem, independentista o no, no aceptará la prohibición del PP. Si hay urnas, no tengo dudas de que Xavier Domènech o Ada Colau participarán. Les conozco.

P. ¿No es apoyar a Junts pel Sí y la CUP si votan? Ellos quieren que suba la participación...

“Cataluña no será independiente el día 2 pero podrá golpear el muro del PP

R. Pueden hacer esa lectura, pero Cataluña el día 2 no será independiente. No es el referéndum que queremos, pero si votan millones de personas será un golpe más al muro del PP. Moverse el 1-O no es ir contra España: es ayudar a que sea posible esa España plurinacional que Podemos defiende. Seguimos totalmente comprometidos con la idea un Estado español plurinacional.

P. Ha hecho muchos cambios en la ejecutiva en un año. ¿Por qué degradó al diputado Joan Giner, de los anticapitalistas, como el número dos?

R. Se ha leído como una degradación. Y él también. Hemos hecho cambios. La secretaría política tenía casi 18 áreas y ahora dependerá del consejo de coordinación donde sigue estando él. En ningún caso se trata de quitar a los anticapitalistas. De 10 personas del consejo, cuatro militan o han militado en ese partido. Es una presencia importante. Pese a todo, Giner y yo estamos de acuerdo en cuestiones fundamentales como el referéndum.

P. ¿Usted irá a votar?

Hay una incongruencia entre decir que los catalanes pueden decidir su futuro pero los de Podem no"

R. Sí. Como ciudadano y representante de un espacio político que no entiende que el 1-0 que si hay urnas nos quedemos en casa.

"Sería perjudicial unirse a los comunes solo porque sí”

Fachin admite que sería “perjudicial” en unas elecciones que Catalunya en Comú y Podem concurran por separado. Pero matiza: “Sería igual de perjudicial o más que solo hubiera una papeleta por que sí”. Podem cree que los comunes no han potenciado que sus bases decidan y que es irrenunciable no pedir créditos a los bancos y fijar para los cargos un máximo de dos mandatos y tres veces el salario mínimo interprofesional. “No son detalles”, dice. “Recuerdo cuando Iglesias salía en las tertulias y decía: 'Ya está bien que los políticos vivan en un mundo al margen de la gente”. Próximo a la CUP en su perfil asambleario, Fachin explica que va a actos con ellos con “total tranquilidad” a defender su postura sobre el 1-O aunque diverjan. “Lo que le falta a la política catalana es diálogo y romper los bloques”, dice.