_
_
_
_

Urkullu se ofrece a Juncker para propiciar una mediación de la UE en Cataluña

El PNV desvela en un pleno de la UE que el lehendakari le remitió una carta a Juncker en la que le dice que "todavía hay tiempo"

El presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, recibe en Bruselas al lehendakari Urkullu.Foto: atlas | Vídeo: irekia | ATLAS
Pedro Gorospe

El lehendakari, Iñigo Urkullu, cree que no está todo perdido en Cataluña y que pese a todo, hay tiempo para resolver el conflicto catalán. En una carta que remitió ayer martes al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, se ofrece para propiciar "una mediación europea". En esa carta le recuerda que la UE "no se construyó intercambiando reproches y esgrimiendo los límites de la ley, sino escuchando, entendiendo al otro y construyendo con él".

Más información
Urkullu: “Ni la imposición, ni la vía judicial, y mucho menos la vía penal, son la solución a Cataluña”
Incomodidad para el lehendakari
El Gobierno vasco aprovecha la debilidad presupuestaria de Rajoy para acelerar el autogobierno

El lehendakari lo ha confirmado en Bilbao, después de que la vicepresidenta del Grupo ALDE en el Parlamento Europeo, la parlamentaria del PNV, Izaskun Bilbao Bilbao lo desvelara en el pleno al tiempo que reclamaba que "la crisis catalana se incluya en la agenda del próximo Consejo Europeo para propiciar una solución dialogada". Urkullu reclamó Juncker en su misiva que incorpore a la agenda el problema que se vive en Cataluña porque la estabilidad de un estado miembro "está en juego y, en consecuencia, la de la propia Unión".

Tras su visita al nuevo Banco de leche materna de Euskadi en el Centro Vasco de Transfusión y Tejidos Humanos del Hospital Galdakao-Usansolo (Bizkaia), Urkullu ha dicho que tiene "un sentimiento de perplejidad" tras escuchar el discurso del Rey,  porque "el discurso basado en el cumplimiento de la legalidad y el respeto al ordenamiento jurídico, no se ve complementado con el realismo del reconocimiento de la existencia de aspiraciones legítimas que demandan un cauce de expresión".

En la misiva a Juncker, Urkullu se muestra un europeista convencido y le explica que su preocupación es importante: "Considero, con el debido respeto y responsabilidad, que la Unión debe impulsar el desbloqueo dada la incapacidad que impera". También le explica que su propuesta de diálogo la ha hecho también a los jefes del Gobierno y del Estado, obteniendo el silencio por respuesta, o una respuesta que no considera conveniente para la causa del diálogo, en un momento en el que, en su opinión, "la estabilidad del Estado español está en riesgo y, en consecuencia, también la de la Unión".

Esta mañana, en el Hospital de Galdakao explicó, como ya hiciera ayer en a través de las redes sociales, que está decepcionado "porque no hay propuestas de diálogo con voluntad de acuerdo ni mención a puentes para reconducir la situación actual" en el discurso del monarca. En ese momento ha apelado al diálogo y ha reconocido su propuesta de mediación: "Hago una apelación a ello. Hago una apelación y muestro mi compromiso a ello, tal y como también se viene sugiriendo desde las instituciones europeas. Sigo pensando que estamos a tiempo", ha concluido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El PNV en un comunicado respalda la iniciativa del lehendakari."La gravedad de la crisis y el impacto que ha tenido la desmedida intervención policial en Catalunya" ha propiciado que un debate que, en otras circunstancias hubiese girado sobre las cuestiones habituales de la agenda europea", pero en esta ocasión ha registrado más de una veintena de intervenciones procedentes de diputados de muy diversos estados y centrada en este problema.

En este sentido, el PNV recuerda que "el denominador común ha sido apostar por el diálogo y, especialmente, denunciar que la respuesta policial del domingo vulneró derechos fundamentales reconocidos en la carta Europea de Derechos Fundamentales". El partido de Andoni Ortuzar ha destacado que el propio presidente de la sesión, en este caso el vicepresidente del Parlamento, Rainer Wieland, ha respondido a un par de diputados que pretendieron impedir estas intervenciones que "los intervinientes están pidiendo únicamente que este asunto se incluya en la agenda del consejo" y que la cuestión "sin ninguna duda se abordará en él". 

En su intervención, Izaskun Bilbao ha explicado que ayer el lehendakari se dirigió Juncker para que incorpore a "la agenda" el problema que se vive en Catalunya, y ha recordado que su petición es consecuente con "la fe" que los nacionalistas vascos han depositado siempre en el proyecto europeo. "Somos europeístas, creemos en los valores de los padres fundadores y estamos muy preocupados porque el silencio, el bloqueo o la violencia no son soluciones para abordar un problema que solo puede afrontarse recurriendo a la política. Hablamos de derechos fundamentales", ha recordado.

La carta en francés y euskera

Excelentísimo Presidente de la Comisión Europea

Sr. D. Jean-Claud Juncker.

Estimado Presidente:

Permítame dirigirme a ud. con la siguiente reflexión como Lehendakari de Euskadi-País Vasco. El 1 de octubre ha convulsionado no solo Catalunya, también un Estado de la Unión Europea y la propia Unión Europea. Ha visualizado que estamos ante un problema de proporciones históricas y que si no se aborda con rigor y visión política puede desencadenar, también por extensión a otras realidades, escenarios delicados también para la Unión Europea, en un tiempo como el que nos hallamos de reflexión sobre el proyecto de la propia Unión.

Desde mi responsabilidad institucional y desde la humildad de presidir un Gobierno que representa a un pueblo pequeño en términos demográficos, pero grande en visión europea y vocación internacional a lo largo de su historia, una nación sin estado europea, he estado y estoy intentando que la cordura política e institucional impere y se abran cauces de diálogo político que están cerrados. En este esfuerzo continuaré aunque el muro oscuro de la incomprensión impere. Debemos derribar el muro porque, de lo contrario, la estabilidad del Estado español está en riesgo y, en consecuencia, también la de la Unión.

En los momentos más dramáticos de la crisis del Euro, la crisis financiera de España (que no del conjunto del Estado, como fue en Euskadi-País Vasco) fue un episodio dramático que pudimos solventar entre todos porque la estabilidad del proyecto europeo estaba en juego. La situación actual es diferente pero no menos dramática en términos de estabilidad política y además aflorando sentimientos.

Me permito escribirle como europeísta de convicción, no en vano represento la historia de mis antecesores que mostraron su decidida apuesta por el Proyecto europeísta formando parte de manera humilde, y desde el exilio, del gran proyecto europeo impulsado por los padres fundadores. Mi preocupación es importante y considero, con el debido respeto y responsabilidad, que la Unión debe impulsar el desbloqueo dada la incapacidad que impera.

Mis llamamientos tanto al Presidente del Gobierno de España como, en su momento, al Jefe del Estado están teniendo como respuesta el silencio o no la respuesta que estimo para la convivencia de realidades nacionales diversas y la evitación de la fractura social.

Yo me he manifestado muy claramente en relación con el Referéndum y ello no ha sido obstáculo para que representantes políticos de Catalunya que buscan una salida política a la situación soliciten que trabajemos para lograr puentes. Yo me he mostrado activo y llevo intentándolo.

Considero que la cordura debe imperar y en estos momentos el diálogo sin condiciones y con voluntad de acuerdo es absolutamente necesario. Considero también, y me duele decirlo, que el sentido de Estado y el fin último de la estabilidad Europea no están brillando y mucho me temo que ni esté en la agenda política de quienes con responsabilidad política-institucional de Estado debieran contemplarlo.

En este contexto, considero que hay que evitar cortocircuitos innecesarios e interesados que impidan restablecer un diálogo positivo. El problema desde el 1 O no es solo de Catalunya es de un Estado de la Unión Europea significativo para la estabilidad europea y por ende de la Unión.

Es por ello que, expuesta esta reflexión, y con la voluntad del mejor desarrollo de la convivencia de las Naciones sin Estado en Estados compuestos en un proceso de construcción de Unión en base a sus principios fundacionales, apelo a su intervención quedando humildemente a su disposición.

Atentamente,

Iñigo Urkullu Renteria.

Lehendakari de Euskadi.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Pedro Gorospe
Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_