Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La trampa con cocaína para el ecologista Juan Clavero salió mal

Un juez cierra el caso contra el portavoz de Ecologistas en Acción en Cádiz, Juan Clavero, al que un desconocido introdujo droga en el coche y avisó a la Guardia Civil

El histórico dirigente de Ecologistas en Acción Juan Clavero, este viernes en la Sierra de Grazalema.
El histórico dirigente de Ecologistas en Acción Juan Clavero, este viernes en la Sierra de Grazalema.

Los ataques violentos contra ecologistas son habituales en Latinoamérica, pero en España sus agresores suelen hostigar a los defensores del medioambiente sin pasar ciertas líneas rojas. Hace dos semanas un desconocido cruzó una de ellas e introdujo 40 gramos de cocaína en el coche del portavoz de Ecologistas en Acción en Cádiz, Juan Clavero, tras lo que avisó a la Guardia Civil, que detuvo al histórico activista. La trampa le salió mal porque el juez ha archivado este viernes el caso contra el exdirector del parque natural Sierra de Grazalema.

"Aquí todavía no pegan tiros como en Brasil y Honduras. Tenemos la certeza de que detrás de esta encerrona están propietarios de las grandes fincas que han cerrado los caminos públicos, o personas que trabajan para ellos. Tenemos identificado con nombre, apellidos y dirección al tipo que introdujo la droga", avanza Clavero, que pasó la noche del 26 de agosto en calabozos antes de declarar en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Ubrique. El juez Francisco Javier de Lemus subraya ahora que el activista ha podido ser víctima "de actuaciones malintencionadas por parte de terceros (...) involucrándolo en un delito [tráfico de estupefacientes] del que no existe indicio alguno".

Ese día Clavero participaba en una marcha reivindicativa contra la ocupación de las vías pecuarias en la Sierra de Grazalema por parte de latifundistas y pequeños propietarios, que hacen suyos terrenos públicos de manera ilegal. Llueve sobre mojado porque a Clavero ya le quemaron su coche en El Puerto de Santa María y amenazaron con carteles sobre un posible incendio en su casa. Sin embargo, ahora el plan —a pesar del resultado fallido— ha contado con recursos. "He sufrido acciones violentas, pero un montaje de esta envergadura, con vigilancia en mi casa y seguimientos, probablemente tiene alguna complicidad dentro de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Han tenido que pagar a un sicario y otras complicidades, y en un principio les salió bien el montaje, aunque no esperaban esa reacción social", denuncia Clavero.

Ecologistas en Acción ha suministrado al juez todos los datos del supuesto autor de la trampa y le ha pedido que reclame las grabaciones de las cámaras de dos bancos y un restaurante que ya requisó el Instituto Armado, así como una copia de la llamada anónima que alertó a la Guardia Civil. Además, la organización ha reclamado al subdelegado del Gobierno en Cádiz, Agustín Muñoz, que Asuntos Internos de la Guardia Civil investigue las pesquisas llevadas a cabo por los agentes que detuvieron a Clavero. "Hay sospechas de que la actuación de los agentes fue irregular", censura el activista. Un portavoz del Cuerpo ha destacado que la actuación de un agente del Seprona y otro del puesto de Ubrique "fue impecable" y ha negado que haya una investigación interna en marcha.

El histórico ecologista relata que ha recibido muestras de apoyo de Portugal y Chequia, además de "todos los alcaldes con los que he mantenido muchas discusiones, excepto del PP", matiza.

Tras la detención, Clavero acompañó a los agentes para un registro en su casa, donde los agentes no encontraron nada sospechoso que evidenciara actividades ilícitas como tráfico de estupefacientes. Solo durante el mes de agosto Ecologistas en Acción interpuso cuatro denuncias contra diversos propietarios de tierras por ocupación de vías pecuarias que son de uso público.

Ahora el juez reprocha en su auto la inacción por parte de las Administraciones para frenar estas ocupaciones ilegales de caminos. Justo este verano la Junta de Andalucía ha anunciado un plan de choque contra la usurpación de vías pecuarias. "Estamos ante un posible modo de tratar de menoscabar el nombre, la reputación y las actividades del denunciado (...) Su declaración es manifiestamente detallada, completa, verosímil y totalmente coincidente con la que ofrecen los testigos aportados a las actuaciones", resalta el juez.

El auto especifica que del desconocido que acompañó a los ecologistas en su coche ese día, "han quedado evidencias físicas, pues consta en varias fotografías su presencia y por lo tanto su existencia", y además concluye que los indicios permiten concluir que este sabía de antemano que el coche iba a ser detenido por la Guardia Civil, y por eso lo abandonó unos momentos antes para regresar a buscar "unas gafas". Dado el relato que el juez resume sobre el desconocido que acompañó a los ecologistas, es muy posible que acepte las peticiones de estos últimos para la completa identificación del supuesto autor.

"Desde un inicio, Ecologistas en Acción y la práctica totalidad de responsables políticos, entidades sociales y centenares de ciudadanas y ciudadanos que han intervenido en las redes sociales, mostraron su total incredulidad ante la acusación contra Juan Clavero, apoyando la hipótesis de que se le había tendido una trampa para intentar desacreditarlo", informa la organización en un comunicado.

En su auto, el juez ordena levantar las medidas cautelares contra Clavero, así como la devolución del dinero intervenido y la destrucción de la cocaína hallada en su coche. Sin embargo, todo apunta a que la trampa al activista incluirá nuevos episodios tras la identificación del autor, que mencionó llamarse Manuel y ser de Jerez de la Frontera.

Más información