Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

San Sebastián anuncia una tasa en pleno apogeo turístico

El Ayuntamiento donostiarra lanza un plan de choque para evitar el "turismo descontrolado"

Miles de bañistas abarrotan este lunes la playa de La Concha, en San Sebastián. Ampliar foto
Miles de bañistas abarrotan este lunes la playa de La Concha, en San Sebastián.

La ola de calor llegó ayer para quedarse en el norte de España, con temperaturas que estos días se acercarán a los 40 grados. Coincidiendo con las fechas de mayor afluencia de visitantes, San Sebastián anunció un plan de choque contra el “turismo descontrolado” que incluye medidas como la persecución de los alojamientos particulares ilegales y la aplicación de una tasa que los foráneos deberán abonar por pernoctar en la ciudad.

 San Sebastián presentaba ayer la imagen de una ciudad abarrotada de veraneantes, con miles de personas ocupando sus playas. En La Concha no entraba un alfiler. Los establecimientos hoteleros tienen reservas que rozan el lleno. El sector tiene buenas perspectivas para este verano, pese a que en San Sebastián también hay quienes reciben a los turistas con pintadas de rechazo. Tourist go home (Turistas, a casa) se lee en varias inscripciones en la Parte Vieja, uno de los puntos de mayor atracción. Después de Barcelona, San Sebastián es el destino turístico con la rentabilidad más alta de toda España. Es el cuarto destino del turismo urbano del país y el mejor valorado entre las ciudades de menos de 200.000 habitantes, según datos del sector.

Sobre este escenario, el concejal donostiarra de Impulso Económico y Turismo, Ernesto Gasco, y el gerente de San Sebastián Turismo, Manu Narváez, presentaron el Plan Director 2017-2021 que recoge la estrategia turística que adoptará la ciudad para atender la llegada de 450.000 visitantes y gestionar un total de 1.250.000 pernoctaciones anuales. Se pretende, dijo Gasco, “evitar los efectos negativos de un desarrollo descontrolado” del turismo para garantizar la “calidad de vida de los donostiarras”.

Uno de los indicativos del tirón turístico de San Sebastián se aprecia en la proliferación de pisos vacacionales sin licencia, sobre los que el Ayuntamiento ya ha desplegado una actuación coercitiva con el cierre de más de 120. Solo en el portal más popular (Airbnb), el 42% de todos los anuncios registrados en el País Vasco ofertan pisos en San Sebastián. El Gobierno vasco tiene censadas en Gipuzkoa 1.062 viviendas para uso turístico, de las cuales 854 se hallan en la capital, según datos aportados por el Departamento de Turismo. El Ejecutivo autonómico planea entregar al Parlamento durante esta legislatura una ley que regule los alojamientos de este tipo.

Los hoteles, que llevan al menos dos años reclamando una normativa contra este fenómeno, suman en la actualidad casi 10.000 camas, a las que se añadirán otras 2.000 cuando abran la veintena de nuevos hoteles proyectados. El Consistorio confía en que esta expansión permita rebajar los altos precios hoteleros.

Gasco explicó que San Sebastián quiere potenciar los “puntos fuertes” de la ciudad, como “la tradición y la cultura, el paisaje urbano, la escala humana de la ciudad, la hospitalidad de sus gentes y la gastronomía”. “Una buena armonía entre estos elementos nos aportará las claves de un turismo ordenado, de calidad y alejado de fenómenos que nosotros queremos evitar”, añadió el edil.

Más información