Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso votará una moción sobre la consulta soberanista de Cataluña

PP y PSOE esperan que Puigdemont acepte para buscar un formato para un debate

El próximo pleno ordinario del Congreso debatirá, votará y, previsiblemente, rechazará una moción sobre una consulta pactada en Cataluña. La iniciativa del PDeCAT servirá para que el proceso independentista llegue al Congreso en un momento decisivo y para que la Cámara fije de nuevo su posición mayoria, con PP, PSOE y Ciudadanos, contra la consulta. En principio, ninguno de estos tres grupos es partidario de promover otra iniciativa parlamentaria sobre el proceso soberanista, salvo que el presidente de la Generalitat aceptara acudir a la Cámara.

Mariano Rajoy junto a Soraya Sáenz de Santamaría.
Mariano Rajoy junto a Soraya Sáenz de Santamaría. EFE

El PP asegura que no hay previsión de impulsar un debate o resolución sobre Cataluña en breve. Los populares coinciden con Ciudadanos en que debería ser una iniciativa de reforma estatutaria o de cambio legal que, tras pasar por el Parlamento de Cataluña con un largo trámite, llegaría al Congreso como llegó en su momento el llamado plan Ibarretxeo más recientemente una propuesta del Parlament sobre consultas. En ese caso podría debatir en el pleno el presidente de la Generalitat, según explica el portavoz del PP, Rafael Hernando.

Según Hernando, Carles Puigdemont podría ser citado, por ejemplo, ante la Comisión Constitucional, pero es preciso que él acceda, porque no tendría obligación de comparecer. Por eso, explica que lo primero es que Puigdemont aceptara comparecer y “luego se buscaría el formato”. Fuentes del PSOE explican que cualquier decisión o toma de posición está pendiente de una reunión la próxima semana entre Pedro Sánchez, secretario general electo, y Javier Fernández, presidente de la gestora. El anterior portavoz socialista, Antonio Hernando, habló con el PP de las posibilidades para un debate.

Juan Carlos Girauta, de Ciudadanos, asegura que los impulsores del proceso no están ya en esa reforma estatutaria, la han superado. Añade que no ve “ni bueno ni malo un debate ahora”, pero que un pleno no aportaría nada, “porque la posición mayoritaria del Congreso está clara en la idea de que es un proceso no democrático, que la soberanía es de todo el pueblo español y que la ley de desconexión conocida es un horror democrático”.

Irene Montero, portavoz de Podemos, asegura que “si el debate monográfico ayuda al diálogo y las soluciones de común acuerdo, por supuesto. De hecho ya hemos defendido en otras ocasiones otras iniciativas semejantes, como que el President de la Generalitat comparezca en el Congreso o en el Senado".

"Creemos que más allá del Congreso (donde los debates y el diálogo siempre son muestra de salud democrática, teniendo en cuenta que la cuestión catalana es uno de los ejes de la crisis de régimen abierta en nuestro país) lo importante es que los catalanes y las catalanas decidan. El referendum es en este sentido la propuesta que defendemos desde el principio".

Montero concluye que "la defensa de un proyecto de país plurinacional que reconozca a Catalunya como nación en el marco de un proyecto colectivo será uno de los ejes de nuestra moción de censura".

En el próximo pleno del Congreso, el 20 de junio, deberá debatirse una moción que presentará el PDeCAT sobre el proceso soberanista. El texto no ha sido registrado, pero fuentes de este partido aseguran a EL PAÍS que instará al Ejecutivo “a acordar con el Gobierno de la Generalitat de Cataluña la celebración de un referéndum de autodeterminación para que los catalanes se pronuncien sobre el futuro político colectivo de Cataluña, que dé respuesta a la demanda ampliamente mayoritaria de la sociedad catalana y del Parlament de Cataluña. La referida negociación deberá contemplar un acuerdo sobre la fecha, la pregunta y las condiciones de aplicación del resultado”. Previsiblemente, será rechazada por PP, PSOE y Ciudadanos.

Una moción anterior

Ya en diciembre pasado el Congreso rechazó la única iniciativa para abordar detenidamente en la Cámara la situación de Cataluña en esta legislatura. Era una moción del PDeCAT que proponía crear una subcomisión parlamentaria para hacer un diagnóstico sobre “el desarrollo y cumplimiento de la autonomía catalana” y, sobre todo, “análisis de las posibilidades legales para solventar el conflicto político existente a través de un referéndum sobre el futuro político de Cataluña. Con disposición para abordar aspectos relativos a la pregunta, la fecha, el quórum o el marco legal más adecuado”.

Más información