Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere José Utrera Molina, exministro de Franco, a los 91 años

El político, suegro del exministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón, se encontraba en Nerja (Málaga)

José Utrera Molina, ministro y vicepresidente en diferentes Gobiernos de Francisco Franco, en una imagen de archivo.
José Utrera Molina, ministro y vicepresidente en diferentes Gobiernos de Francisco Franco, en una imagen de archivo.

El exministro franquista José Utrera Molina ha fallecido la madrugada de este sábado a los 91 años de edad en Nerja (Málaga), municipio en el que tenía fijada su residencia, junto a Madrid, y donde solía pasar largas temporadas. Se había trasladado a la costa andaluza para disfrutar de las vacaciones de Semana Santa, ha explicado su hijo Luis Felipe Utrera. Padre de ocho hijos y abuelo de 19 nietos (también tenía un bisnieto), Utrera Molina era suegro del exministro de Justicia del PP Alberto Ruiz Gallardón.

Nacido en Málaga el 12 de abril de 1926, el expolítico de Franco ocupó importantes cargos durante la dictadura. Ocupó la cartera de Vivienda durante el gobierno de Luis Carrero Blanco y en enero de 1974, tras el asesinato del almirante, fue nombrado Ministro Secretario General del Movimiento en el primer ejecutivo de Carlos Arias Navarro. Fue destituido en marzo de 1975, pocos meses antes de la muerte del dictador.

Utrera Molina era licenciado en Derecho y Graduado Social por la Universidad de Granada. Fue gobernador civil de las provincias de Ciudad Real, Burgos y Sevilla a lo largo de las décadas de los cincuenta y sesenta y en 1969, nombrado subsecretario del Ministerio de Trabajo, puesto desde el que saltó al ministerio con Carrero Blanco.

En varias ocasiones fue objetivo de la aplicación de la Ley de Memoria Histórica aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, una norma que criticó públicamente. En Málaga, su tierra natal, la Diputación Provincial, gobernada entonces por el PSOE, lo despojó a principios de 2009 de las distinciones otorgadas por la propia institución entre 1937 y 1975, entre ellas, la de Hijo Predilecto y Medalla de Oro. El entorno del exministro respondió al gesto con una cena homenaje en esta ciudad a la que asistieron cerca de 500 personas y donde el expolítico de Franco estuvo arropado por toda su familia, con su esposa, Margarita, a la cabeza.

En Sevilla, donde fue gobernador civil entre 1962 y 1969, el pleno de Ayuntamiento aprobó en marzo de 2016 retirar del callejero el nombre de la avenida Utrera Molina. El exministro también perdió los títulos que le concedió la Diputación de esta provincia en la década de los sesenta.

La juez argentina María Servini, instructora desde 2010 de la causa penal contra los crímenes del franquismo, dictó en octubre de 2014 una orden de detención contra 19 cargos franquistas entre los que estaba Utrera Molina, basándose en el principio de Justicia Universal. En el caso del exministro malagueño, la magistrada le imputaba “el haber convalidado con su firma la sentencia de muerte de Salvador Puig Antich”, ejecutado a garrote vil el 2 de marzo de 1974. La Audiencia Nacional rechazó estas peticiones.

“Ha vivido una vida feliz y plena”, ha dicho este sábado Luis Felipe Utrera sobre su padre. En el momento de su muerte estaba acompañado por toda su familia. Sus cenizas descansarán, junto a las de sus padres, en la cripta de la Basílica de la Esperanza de Málaga.