11-M: Un repaso por los artículos que explican el peor atentado en Europa

EL PAÍS reúne una selección de las informaciones más destacadas del periodista José María Irujo acerca del ataque yihadista desde 2004

En la imagen, vista de la estación de cercanías de Santa Eugenia (Madrid).
En la imagen, vista de la estación de cercanías de Santa Eugenia (Madrid).SAMUEL SÁNCHEZ (EL PAÍS)
Más información
Solo ocho condenados del 11-M seguirán en prisión al acabar el año
Situación de la ejecución de las penas impuestas por el Tribunal Supremo por el 11-M

El atentado perpetrado en los trenes de Cercanías de Madrid el 11 de marzo de 2004 segó la vida de 191 personas y dejó más de un millar de heridos. Tras el terrible ataque —que conmocionó a la población europea— se empezaron a estudiar y analizar la influencia real del movimiento yihadista en Europa y de sus tentáculos, de manera particular, en España.

EL PAÍS ha seleccionado una serie de artículos escritos por el periodista de investigación del periódico José María Irujo que explican y analizan cómo se llevaron a cabo los ataques yihadistas de aquel día, quiénes fueron sus autores intelectuales y qué supuso el atentado en materia de protección antiterrorista, considerado como el más letal acaecido en suelo europeo por número de muertos y heridos, superando al ocurrido en la ciudad de Lockerbie (Escocia), en 1988.

Al Qaeda convirtió España en la base principal de su red en Europa (03/03/2002)

España constituía un país destacado para la red terrorista islámica dependiente de Osama Bin Laden en Europa, según recogía el informe de la Fiscalía de Milán. Así lo constata la reconstrucción de los viajes de cinco terroristas suicidas, entre ellos el piloto que estrelló el primer avión contra las Torres Gemelas, en reuniones con varios miembros del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate en suelo español.

El rastro silencioso de Mohamed Atta en España (09/09/2002)

El egipcio Atta, que pasó un tiempo en España, fue el piloto que se estrelló contra la Torre Norte del World Trace Center en Nueva York el 11 de septiembre de 2001. Solo una empleada de la agencia de viajes que le tramitó la reserva de habitación en un hotel pudo identificarle cuando declaró sobre él a la policía y la Guardia Civil.

De retaguardia a vanguardia (21/03/2004)

Pese a los indicios que alertaban de movimientos de los viajes de integrantes yihadistas que formaban parte de Al Qaeda en España, las autoridades policiales —antes de los atentados perpetrados en Madrid— confiaban en que España solo constituía la retaguardia del terrorismo islámico y no la vanguardia de dicho movimiento, que iba cobrando cada vez más fuerza desde que el Ejército español desembarcara en Irak y tras las amenazas directas de Bin Laden y Ayman Al Zawahiri entre 2001 y 2003.

Los antecedentes que presagiaron el 11-M (09/05/2004)

Las sucesivas advertencias que diversos grupos policiales en España dieron al Gobierno de José María Aznar no fueron suficientes para frenar los atentados en los trenes de Cercanías en marzo de 2004. En este artículo se remarcan una serie de hechos —que abarcan entre 1999 y 2004— en los que el rastro del movimiento yihadista en distintas ciudades del país se hacía cada vez más patente.

Los hombres de Abu Dahdah y el 11-M (20/06/2004)

En junio de 2004, las pesquisas sobre los autores materiales e intelectuales del 11-M apuntaban a que varios de ellos formaban parte de una célula de Al Qaeda que se creía desarticulada pero que mantenía contacto estrecho con los miembros de otra célula, instalada en Hamburgo, y que llevó a cabo los atentados previos en Nueva York.

Cómo surgió la célula local del 11-M (12/09/2004)

Algunos de los autores de la matanza del 11-M no se trataban de meros espontáneos ni un grupo de pequeños delincuentes desorganizados. Varios de ellos tenían un pasado oculto dentro del movimiento yihadista, como el sirio Mustafá Setmarian Nasar, que llegó a casarse con una española después de dirigir campos de entrenamiento terrorista hasta la caída del régimen talibán, en el año 2001. 

El brazo ejecutor de los atentados de Madrid (28/02/2005)

En este primer artículo, de una serie que engloba tres informaciones, el periodista José María Irujo descubre la historia de los tres personajes clave en la trama de terrorismo islamista que desencadenó el 11-M. El primer individuo analizado es Allekema Lamari, apodado 'Yasin', al que se le consideraba en 2005 el jefe del comando que ejecutó el ataque. Sus amigos lo describían como un paranoico obsesionado con castigar a España y fue un elemento destacado en movilizar a los yihadistas.

El caudillo del fanatismo (01/03/2005)

En el siguiente reportaje de investigación, se recrean los cuatro años de vida en prisión de Abu Dahdah, la persona que sirvió de inspiración del radicalismo islámico en España. De la célula islamista que dirigió durante siete años surgieron los yihadistas que apoyaron el 11-S, los que participaron en los atentados de Casablanca y los protagonistas de los ataques del 11-M.

La secta yihadista del 11-M (19/12/2005)

Tan solo un año y medio después del ataque, las autoridades policiales ya habían fichado al grupo más radical en cuanto a propagación de ideas radicales islamistas en España: el denominado Takfir Wal Hijra. En un primer censo, los servicios secretos detectaron hasta seis lugares de culto donde se captaban nuevos acólitos a la causa. De hecho, los principales autores del 11-M eran takfiris.

Nadie creyó en la amenaza yihadista (09/03/2014)

La amenaza islamista que cobró forma real tras los atentados en Madrid, pero que había tenido intentos frustrados de extender el terror en ciudades como Roma, París y Londres con anterioridad, hizo repensar la estrategia de las autoridades policiales para hacer frente a un nuevo tipo de terrorismo. En 2004, menos de 150 agentes se encargaban de tareas relacionadas con el control y seguimiento del terrorismo islámico en España, diez años después sumaban más de 3.000 efectivos.

España, 12 años sin atentados (21/12/2016)

Desde 2004, España no ha vuelto a padecer un solo atentado de índole yihadista aunque en otras partes del continente europeo esta lacra está extendiendo sus tentáculos por países como Alemania o Francia con gran virulencia. En este análisis se desgranan los motivos de porqué España, hoy en día, se ha librado de un nuevo zarpazo de este tipo de terrorismo.  

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS