Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

España 2025

El economista explica las razones por las que ha aceptado redactar la ponencia económica del PSOE

Varias personas forman una larga cola ante una oficina del INEM, foto de archivo.
Varias personas forman una larga cola ante una oficina del INEM, foto de archivo. EFE

El PSOE me ha encargado coordinar un nuevo programa económico. Hillary Clinton ha tenido tres millones más de votos que Trump y el ideal socialdemócrata sigue siendo un instrumento eficaz para transformar la sociedad. El PSOE se fundó para luchar contra la precariedad y la desigualdad en el empleo y es más necesario que nunca. La alternativa es Trump o Marinaleda. Y como diría San Agustín, cuando me analizo me deprimo pero cuando me comparo me ensalzo.

Otra misión es luchar contra la posverdad que padecemos en España antes que llegara Trump. España ha sufrido la peor crisis desde la Guerra Civil que ha generado mucha infelicidad y es lógico que se culpe al Gobierno que le tocó gestionarla. Pero ha sido una crisis deuda habitual en la historia de España y no una estafa. Aunque esta es la primera crisis de deuda privada.

Zapatero no fue el culpable de la crisis. En 2004 los precios de las casas sobre el salario eran el doble que en 1996 y la burbuja se formó con el PP en el gobierno. La única forma que conocemos los economistas para pinchar una burbuja es subir tipos de interés o poner limitaciones al crecimiento del crédito. Ambas medidas dentro del euro no están disponibles para los países.

A la crisis global se sumó la crisis europea y el rescate de 2012 que prolongó la crisis y el sufrimiento innecesariamente, algo que no sucedió en EE UU con Obama. Hoy el BCE hace lo que tiene que hacer y con Moscovici la política fiscal vuelve a ser sensata. España ha vuelto a demostrar que es una economía muy agradecida con alto potencial de crecimiento. Pero nuestra tasa de paro sigue siendo de las más altas del mundo, especialmente entre los jóvenes, y la deuda pública está en el 100% del PIB. Y si el BCE sube la inflación al 2% en diez años, con la reforma de pensiones del PP 10 millones de pensionistas serán un 20% más pobres que hoy.

Con un crecimiento del 2% del empleo hasta 2025, España crearía 3,5 millones de empleo y habría pleno empleo. Esa es la prioridad. Pero necesitamos cambiar el modelo del “yo te lo hago más barato” por “yo te lo hago mejor pero a buen precio”. Ya hay empresas españolas que lo han hecho con éxito. Pero necesitamos muchas más. Necesitamos una nueva regulación laboral que reparta mejor los beneficios con los salarios, especialmente de los jóvenes y rentas más bajas, y que la variable de ajuste no sea siempre el empleo. Necesitamos mejorar nuestras políticas activas de empleo y nuestro estado del bienestar. Ningún español se puede quedar sin una renta mínima y acceso a servicios básicos. Necesitamos recuperar el derecho a compartir. Si quieres ir rápido, vete solo. Si queremos ir lejos vayamos juntos.

Por eso le he dicho SÍ al PSOE. Asumo la tarea con humildad y convicción. Convicción en el ideal de la democracia social y, más aún, en la capacidad de la sociedad española. Un SÍ sin dudas y sin exigencias y un SÍ solidario como la sociedad en la que quiero vivir.

Yes we can. 

Más información