Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez desoye a Anticorrupción y deja libre a Oleguer Pujol

El magistrado le ha retirado el pasaporte, le prohibe que salga de España pero no le ha impuesto fianza

Oleguer Pujol (c), este jueves, a su llegada a la Audiencia Nacional.

Oleguer Pujol Ferrusola, el menor de los siete hijos del expresidente catalán Jordi Pujol y su esposa, Marta Ferrusola, no podrá salir de España y deberá presentarse cada quince días en el juzgado más próximo a su domicilio. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, que le investiga por blanqueo de capitales, falsedad documental y delito contra la Hacienda Pública, rechazó la petición del fiscal de enviarlo a prisión, tras declarar durante cuatro horas.

Tras conocer la decisión del juez, Oleguer Pujol ha abandonado la Audiencia Nacional, junto a su abogado, Cristóbal Martell, sin hacer declaraciones.

En el caso del menor de los Pujol, el juez De la Mata investiga, en esencia, dos elementos. Por un lado está la “operativa de ocultamiento y blanqueo” de las comisiones cobradas por Oleguer y otras cinco personas —entre las que se encuentran dos hijos del financiero Javier de la Rosa— por la compraventa de 1.152 sucursales del banco Santander con su sociedad Drago Capital. Estas oficinas fueron compradas en 2007 por 2.012,8 millones de euros más 317 millones de IVA.

El auto por el que se imponen las medidas cautelares al benjamín del clan Pujol recuerda que Oleguer y su socio Luis Rodríguez Viña se repartieron 5,1 millones de euros a través de una mercantil holandesa. Los otros cuatro beneficiarios percibieron 2,68 millones cada uno.

El segundo bloque de la investigación tiene que ver con el origen del dinero que Oleguer Pujol invirtió en diversas operaciones inmobiliarias de Drago Capital. Según el sumario, parte de estas cantidades proceden de una cuenta en Andorra de la familia del expresidente catalán.

Los fiscales anticorrupción José Grinda y Juan José Rosa sospechan que Oleguer Pujol, desde que se inició la investigación hace dos años y medio, ha estado maniobrando para poner fondos fuera del alcance de la justicia. En concreto, se han referido a un depósito abierto en un banco de Miami en diciembre de 2015 para blanquear comisiones procedentes de sus inversiones inmobiliarias. La defensa del menor de los Pujol, ha insistido ante el juez que esos fondos han sido repatraidos a España.

Tras acabar la declaración de Oleguer Pujol, que duró unas cuatro horas, los fiscales solicitaron al juez De la Mata que le enviara a prisión provisional incondicional —sin posibilidad de fianza— por riesgo de que siga moviendo fondos y de que destruya pruebas.

El magistrado instructor desestimó de plano una medida tan drástica. De la Mata reconoce que Oleguer, “como casi toda su familia”, mantuvo cuentas opacas en Andorra y adquirió “estructuras societarias absolutamente opacas” a las que transfirió sus capitales para ocultarlos a Hacienda. También admite que “como sus hermanos y su padre (...) ha mantenido una actitud procesal que ha consistido en no colaborar” con la justicia. Sin embargo, el juez señala que “por imperativo legal”, la “incómoda pero perfectamente legítima falta de colaboración del investigado (...) no puede justificar por sí la prisión provisional.

El magistrado va más lejos. Sobre el riesgo de destrucción de pruebas, De la Mata recuerda al ministerio público que durante los dos años y medio de investigación no ha pedido ningún tipo de medidas cautelares personales —la entrada en prisión— ni cuando solicitó el registro de la vivienda y los inmuebles de Oleguer Pujol, ni después de recibir las comisiones rogatorias —peticiones de auxilio judicial entre Estados— de Holanda y Andorra, que apuntalaban los indicios contra el benjamín de los Pujol Ferrusola. Tampoco pidieron los fiscales su encarcelamiento tras los informes policiales que alertaban de sus movimientos de fondos.

Ni la Abogacía del Estado, que representa al Ministerio de Hacienda, ni Podemos, que ejerce la acusación popular, solicitaron medida alguna contra el menor de los Pujol, según fuentes jurídicas.

Pese a que el juez De la Mata rechazó enviar a prisión a Oleguer Pujol, como le reclamaba la fiscalía, el magistrado considera que hay motivos para limitar su capacidad de movimiento.

Según el magistrado, hay “evidencias” de que el menor de la familia “ha estado ocultando parcialmente sus activos financieros y realizando actividades para (...) ponerlos fuera del alcance de los tribunales”.

Además, Oleguer Pujol dispone de “estructuras societarias internacionales” diseñadas para “blanquear capitales” y “capacidades sobradas” para realizar “maniobras de descapitalización”.

Más información