Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia Nacional rechaza ayudar a Argentina a investigar los crímenes de ETA

El juez Abascal se niega a contestar una petición de auxilio de un tribunal de Buenos Aires

El juez de la Audiencia Nacional Alejandro Abascal ha rechazado una petición de auxilio de un magistrado argentino que ha abierto una investigación por delitos de lesa humanidad contra ETA en virtud del principio de justicia universal. El juez español ha rechazado cumplimentar una comisión rogatoria —solicitud de ayuda entre juzgados de distintos Estados— que le había cursado un magistrado de Buenos Aires para investigar 379 asesinatos de la banda terrorista. Fue la asociación Dignidad y Justicia, dirigida por Daniel Portero, hijo de una víctima de ETA, la que solicitó al Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal argentino que abriera una causa en ese país contra la banda por crímenes contra la humanidad.

El juez Abascal recuerda que para aplicar el principio de justicia universal, por el que la justicia de un país puede investigar y enjuiciar delitos cometidos fuera de su territorio, hace falta que en el Estado donde se cometieron los crímenes no se haya llevado a cabo una investigación efectiva. El magistrado de la Audiencia Nacional subraya que esto no sucede en el caso de ETA, donde la justicia española ha agotado todas las vías “investigando y enjuiciando de forma efectiva a cientos de individuos” por su participación en los asesinatos, secuestros y extorsiones de la organización terrorista. El juez español actúa con el informe favorable de la fiscalía.

Gran parte de los delitos en los que basa su petición a Argentina Dignidad y Justicia son asesinatos de ETA sin resolver, en su mayoría de los años 70 y 80 del siglo pasado y cuyas víctimas eran miembros de las fuerzas de seguridad y del Ejército. El juez Abascal recuerda que la ley española no introdujo hasta 2004 el delito de lesa humanidad, y que España no ha ratificado su aplicación con carácter retroactivo. Además, el magistrado recuerda que tanto la doctrina del Tribunal Supremo español, en el llamado caso Scilingo, como la jurisprudencia de la Sala de lo Penal de la propia Audiencia Nacional han descartado ya tipificar los atentados de ETA como delito de lesa humanidad.

Colaborar con las autoridades argentinas en su investigación sobre ETA supondría, además, según el juez Abascal, realizar “un juicio de revisión” de la actividad de los tribunales españoles contra la banda terrorista, “incumpliendo claramente la finalidad del principio de jurisdicción universal”. El magistrado advierte que la causa abierta en Argentina vulnera los principios de non bis in ídem (no juzgar dos veces los mismos hechos) y de cosa juzgada.

Más información