Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón anuncia al Rey una ola de protestas por los recortes

El diputado de Unidos Podemos afirma que su formación participará de una forma activa en estas protestas

Felipe VI recibe al coordinador federal de IU Alberto Garzón.

El líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, trasladó este lunes al Rey durante su audiencia en la primera jornada de la ronda de consultas que España va a vivir “un ciclo de protestas” por el “descontento social” que van a causar los recortes que adoptará el Gobierno del PP tras la abstención del PSOE. El diputado de Unidos Podemos anunció que su formación participará de una forma activa en estas protestas. IU se sumará a la convocatoria —que habla de un “Gobierno ilegítimo” y de un “golpe de Estado”— de una manifestación el día de la investidura.

Garzón auguró una radicalización del clima social por los ajustes que se producirán, según su pronóstico, en los próximos Presupuestos, que estarán inspirados por las exigencias de Bruselas. Las víctimas de esos recortes, apuntó, van a ser de nuevo las políticas sociales, por lo que vaticinó movilizaciones como las que se produjeron en España en 2011, 2012 y 2013.

Homs: “Caiga quien caiga”

El portavoz de Convergència, Francesc Homs, transmitió al Rey que votaría no en la investidura y que su partido será muy activo en la oposición, es decir, tomará “iniciativas que permitan derogar leyes que ha impuesto el PP”. Eso sí: “Manteniendo un talante de dialogo sin dejar de hacer lo que estamos haciendo en Cataluña”. Advirtió del “Gobierno de concentración contra Cataluña” que se fragua y de que “cada agresión” tendrá “una respuesta democrática”. La desconexión seguirá “peti qui peti” (caiga quien caiga).

El coportavoz de Unidos Podemos en el Congreso anunció que él mismo participará en la manifestación que llama a rodear el Congreso durante la investidura si su “labor parlamentaria” lo permite. Esta convocatoria, a la que se ha sumado IU de forma oficial, considera que se ha producido en España un “golpe de Estado” y que el Ejecutivo de Rajoy será “un Gobierno ilegítimo de un régimen ilegítimo”, según el llamamiento difundido en las redes sociales por la plataforma Coordinadora 25-S.

Durante su comparecencia, el diputado de Unidos Podemos se esforzó en culpabilizar al PSOE de las políticas que pueda adoptar el PP en el caso de que Rajoy obtenga el apoyo de la Cámara con la abstención socialista. En ese sentido, explicó en una conferencia de prensa que encontró “al ciudadano Felipe de Borbón tranquilo porque es consciente de que va a haber investidura”.

Garzón acusó al PSOE de cometer “un fraude” y haber “traicionado a sus votantes” con el giro dado tras forzar la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general “para hacer presidente a Rajoy, que es el responsable de la corrupción y los recortes”. “Lo que sobrevuela por encima de estas circunstancias es que se ha cometido una traición histórica a la clase trabajadora, a la gente que se levanta a las cinco o las seis de la mañana”, enfatizó.

El del PP y el PSOE, defendió, “no se trata solo de un pacto de investidura”: “Estamos ante algo más, ante acuerdos programáticos para que nada cambie. El nuevo ciclo que inicia el PSOE no se limita solo a la abstención sino a compromisos de estabilidad”. En la misma línea se situó la representante de En Marea, una de las confluencias de Podemos, Alexandra Hernández.

Por el contrario, la mayor parte de los partidos que participaron este lunes en la primera jornada de la ronda de consultas con el Rey mostró deseos de pasar página tras casi un año de bloqueo y abrir otro período que traiga nuevas oportunidades en el Congreso de los Diputados.

Tras las cuatro rondas de consultas infructuosas convocadas por el Rey desde las elecciones generales de diciembre de 2015, la iniciada este lunes ha perdido en gran parte su factor sorpresa. La abstención decidida por el PSOE en el comité federal para desbloquear la investidura deja pocas dudas sobre el desenlace. Con todo, el deseo de cerrar una etapa de atasco e iniciar un nuevo período que abra posibilidades de avance fue la tónica mayoritaria que planeó en la sala de prensa del Congreso de los Diputados, donde comparecieron los participantes en las audiencias.

Los nueve representantes ratificaron al Rey sus posiciones, que no han variado desde el anterior encuentro, celebrado en la última semana de julio, aunque el giro dado por el PSOE ha impuesto un nuevo escenario. Todos encontraron a Felipe VI “más relajado” y “más sonriente” que en las convocatorias anteriores, lo que atribuyeron a una salida inminente del bloqueo. Y la mayoría vislumbró oportunidades en la nueva etapa, con un Gobierno en minoría que necesita apoyos de todos para sacar adelante propuestas. “No es una legislatura difícil, sino de oportunidad”, resumió la diputada de Coalición Canaria, Ana María Oramas.

Más información