Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La decisión del PSOE marca los próximos pasos de los partidos

Iglesias se autoproclama líder de la oposición y Ciudadanos vincula el desbloqueo al cambio

La abstención del PSOE
El presidente de la comisión gestora del PSOE, Javier Fernández.

La decisión del comité federal del PSOE, que este domingo adoptó la abstención ante la próxima investidura del presidente en funciones, Mariano Rajoy, marcará los pasos y la estrategia de las demás fuerzas. Los populares saben que será una legislatura compleja y que del control parlamentario dependerá el funcionamiento del Gobierno. Ciudadanos vincula el desbloqueo a la posibilidad de cambio y Pablo Iglesias aprovecha la situación para autoproclamarse líder de la oposición.

Tanto el PP como Ciudadanos mantuvieron un perfil bajo y respetuoso tras conocerse que el comité federal del PSOE decidió abstenerse para evitar unas terceras elecciones. Aunque todos los ojos estaban puestos en lo que sucedió en la sede socialista de Ferraz, los líderes de esas dos formaciones optaron por no pronunciarse públicamente.

Mariano Rajoy prepara su discurso de investidura. Albert Rivera, que ya alcanzó un acuerdo con el presidente en funciones y apoyó su continuidad en el primer debate de investidura, reunirá a su comité ejecutivo este lunes. “Que pueda empezar la legislatura significa para Ciudadanos una oportunidad para poner en marcha las 150 reformas [recogi-das en el pacto de investidura] con un PP controlado por la oposición”, explica Fernando de Páramo, secretario de Comunicación de este partido, que fijará oficialmente su posición sobre la abstención del PSOE en la reunión de hoy.

La decisión de los socialistas desbloquea por sí misma la formación de Gobierno, independientemente de la posición que adopte Ciudadanos en la votación de investidura. Si los diputados del PSOE se abstienen en bloque, el PP no necesitará el voto afirmativo de los 32 representantes de esta formación para que su candidato se mantenga en La Moncloa. Ciudadanos, a su vez, espera que Rajoy decida mantener su compromiso con las 150 medidas que recoge el pacto que firmó en agosto con Rivera. En ese caso, volverá a votar a favor.

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, aprovechó en cambio esta circunstancia para reafirmar el discurso que lleva preparando desde hace años: en su opinión el PSOE se ha mimetizado con el PP y les ha dejado al menos una parte de su espacio político. “Hoy se constata el fin del turnismo como sistema de partidos; nace una gran coalición que nos tendrá enfrente como alternativa”, escribió en Twitter.

La dirección del Podemos, prácticamente al completo —donde predominan los politólogos y los expertos en ciencias sociales— se lanzó este domingo a analizar la votación del comité federal socialista. “Con la decisión del PSOE nace un Gobierno débil y de corto recorrido. Ayer se turnaban, hoy se necesitan. Seremos la alternativa”, opinó Errejón. El partido, que en marzo se negó a favorecer la investidura de Pedro Sánchez, lleva desde hace meses sumido en una discusión sobre cómo explotar este escenario y crecer. De momento no hay acuerdo: las tesis de Iglesias, más duras, y las de Errejón, más posibilistas, siguen chocando. Del desarrollo de su trabajo en la oposición dependerá, en buena medida, su éxito.

Más información