Pedro Sánchez ratifica su ‘no’ a Rajoy: “No podemos secundar su chantaje”

El líder del PSOE recalca que no apoyará al representante de la "corrupción y la desigualdad"

Pedro Sánchez responde a Mariano Rajoy, este miércoles.Foto: Emilio Naranjo (EFE) / Vídeo: Reuters (reuters_live)

"No vamos a claudicar. No podemos secundar su chantaje, sino que lo denunciamos. Usted pretende que o gobierna o hay elecciones el día de Navidad". De manera tajante el líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha descartado apoyar la investidura de Mariano Rajoy. No hay una sola razón por la cual los socialistas puedan facilitar que el líder del PP sea presidente del Gobierno. El PSOE no puede colocar en La Moncloa "al representante de la corrupción, la desigualdad y la ineficacia". Una enmienda a la totalidad, sin paliativos, ha presentado Sánchez a toda la gestión de Rajoy al frente del Gobierno. "Usted ha dicho que necesita a los socialistas para gobernar y a Ciudadanos para la investidura; eso es gobernar sin oposición y eso sería la legislatura del chantaje", ha justificado Sánchez.

Sin ánimo de ofender a Ciudadanos, el político socialista ha diferenciado su acuerdo del alcanzado con el PP. "El programa que usted ha presentado no significa un cambio: el centenar de propuestas solo matizan o atenúan lo anterior". El acuerdo del PSOE con el partido centrista fue para cambiar el Gobierno y el de ahora "es para mantener a Mariano Rajoy. Como con sus votos no puede mantener su Gobierno, ahora quiere que quienes nos hemos opuesto le sostengamos".

Más información

Aunque las políticas concretas del Gobierno de Rajoy han sido el principal argumento en contra, Sánchez también ha utilizado razones políticas. Desde que perdió la mayoría absoluta, el PP ha pedido un Gobierno de coalición con el PSOE: necesita a los socialistas para gobernar y a Ciudadanos para la investidura.

Además de juicios de valor, el político socialista ha recordado de manera literal las descalificaciones y las sentencias burlonas que utilizó Rajoy contra él cuando aspiró sin conseguirlo a la investidura el pasado mes de marzo. Le ha devuelto sus propias palabras por presentarse a una sesión de esta naturaliza sin tener los apoyos necesarios. También le ha recordado las ironías sobre la trascendencia histórica del acuerdo del PSOE con Ciudadanos, firmado con solemnidad.

Una vez producido el desahogo, el líder socialista ha entrado en la enumeración de las reformas y medidas de la legislatura de Rajoy que contaron con el voto en contra de los diputados socialistas. A todas esas propuestas el PSOE ha presentado alternativa y en su programa ha vuelto a reflejarse. "No podemos apoyar a un Gobierno de la corrupción y la desigualdad". Se trata de una obra a la que el PSOE se ha opuesto durante cuatro años, ha recordado.

"Recortes en las políticas de igualdad, en la dependencia, en la violencia de género, recortes en cultura, recortes en ciencia, en agricultura, en protección medioambiental, desprecian la pobreza energética, recortes en infraestructuras, recortes en las políticas de inmigración y emigración, recortes en enseñanza, menos profesores y más alumnos, y la imposición de la LOMCE, y con el decreto nuevo sobre las reválidas de hace unos días; recortes en becas; copago farmacéutico y expulsiones de ciudadanos del derecho a la sanidad. Más de 13 millones de españoles en riesgo de exclusión social. 3,5 millones de horas no pagadas. Desigualdad salarial…". Tras la retahíla de reproches con nombres concretos, Sánchez ha intercalado valoraciones políticas, aunque volvía una y otra vez al rosario de leyes a las que se ha opuesto el PSOE: "Ley mordaza, incriminación de los huelguistas, supresión de la justicia universal…".

Por esas políticas que han afectado para mal a buena parte de la sociedad española, el PSOE no puede apoyar a Rajoy y por eso Sánchez no cree que incurra en irresponsabilidad alguna. "Nuestra primera responsabilidad y nuestra primera obligación es representar a los millones de españoles que no quieren que Rajoy siga en el Gobierno", ha sentenciado. "Nadie puede pedirnos que apoyemos aquello que queremos cambiar". El Gobierno del PP "no ha sido eficaz ni solidario", ha señalado para citar el recorte de las prestaciones por desempleo y el crecimiento de la deuda pública de España hasta superar el 100% del PIB; además de tener abierto un expediente sancionador por la Unión Europea.

No es un Gobierno del PP "lo que necesita España", sino uno que recupere las libertades, "deshaga el recorte y amputación de derechos", además de entender "la diversidad de España". El líder socialista ha reprochado a Rajoy "el rechazo a atender una reforma parcial de la Constitución que culmine la organización federal de la convivencia".

Todos los capítulos han sido abordados por Sánchez para criticar a Rajoy; también la política exterior de la que, con el Gobierno de Rajoy, se ha perdido protagonismo y voz propia.

En la réplica a Rajoy, el dirigente socialista ha reiterado que no puede ser presidente "mezclando agua y aceite", que eso pretende al pedir el apoyo a los socialistas. En este segundo turno, Sánchez se ha entretenido aún más en los casos de corrupción en los que está inmerso el PP en alguna fase de instrucción judicial.

De esta nueva legislatura queda también la ruptura de relación política entre el PSOE y la presidenta del Congreso, Ana Pastor. "Usted ha querido hacer un chantaje en toda regla con la complicidad de la señora presidenta del Congreso, aceptando la malintencionada fecha de investidura. Señora presidenta, con su decisión ha dejado al Congreso por los suelos". Se refiere al 25 de diciembre como fecha para celebrar unas terceras elecciones, al haber elegido esta semana para el debate de investidura, lo que que conduce inexorablemente al día de Navidad.

"Si usted no cuenta con los 176 escaños será su responsabilidad, no la de los socialistas". Sánchez ha mostrado no ser refractario a las apelaciones a la responsabilidad o al interés de España. Y ha citado a Manuel Azaña, para quien no había que buscar soluciones políticas en el patriotismo. Ya de su cosecha, Sánchez se ha defendido: "Nadie tiene derecho de monopolizar el patriotismo".

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción