Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE insiste en el ‘no’ a Rajoy, sin un plan alternativo a las elecciones

Los socialistas se remiten a la resolución unánime que tomó el comité federal

Pedro Sánchez y el portavoz de Unidos Podemos durante la constitución de la Diputación Permanente del Congreso. Ampliar foto
Pedro Sánchez y el portavoz de Unidos Podemos durante la constitución de la Diputación Permanente del Congreso. EFE

El posible apoyo de Ciudadanos a Mariano Rajoy y la convocatoria oficial de la investidura ha vuelto a poner toda la presión sobre Pedro Sánchez. El PSOE mantiene su no a la investidura, incluso aunque el presidente del Gobierno en funciones logre el apoyo de Ciudadanos y de Coalición Canaria y llegue al debate con el apoyo de 170 diputados de los 176 necesarios para completar mayoría absoluta.

El secretario general del PSOE y el resto de dirigentes federales basan su decisión en la resolución unánime de su comité federal, máximo órgano entre congresos, que vetó la posibilidad de permitir un Gobierno del PP. Con o sin Rajoy.

En principio, no está previsto que otro comité federal revise o revoque esa posición para girar hacia la abstención. Exdirigentes socialistas como Felipe González sí han defendido públicamente que se abandone el no para el caso de que hubiera acuerdo entre PP y Ciudadanos.

Ni Sánchez ni ninguno de esos dirigentes admiten la opción de las terceras elecciones, pero en ningún caso han hecho público plan alternativo alguno que las evite. El secretario general de los socialistas no respondió el miércoles en su rueda de prensa en el Congreso a la pregunta de cuál es su propuesta alternativa y la dirección insiste en que hay que centrarse en la investidura de Rajoy, que es la única prevista.

Solo ha habido voces aisladas de dirigentes socialistas planteando a título estrictamente personal diferentes opciones posteriores. Por ejemplo, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, propuso el martes en EL PAÍS abrir el abanico a posibilidades como que haya otro candidato del PP o un independiente, pero siempre tras el no a la investidura de Rajoy. Ningún barón regional o dirigente socialista respaldó esta propuesta, al menos de forma pública.

El presidente de Aragón y secretario general del PSOE regional, Javier Lambán, aseguró ayer en la Cadena SER que en el caso de que fracasara la investidura de Rajoy “quizá sería momento de replantear” el voto en contra de los socialistas, “pero ese momento no ha llegado y hay que dar tiempo al tiempo”. Lambán no precisó en qué sentido sería esa variación y, en todo caso, añadió que “no hay motivos de cambio en la posición del PSOE”.

De todos ellos, solo la balear Francina Armengol mantiene públicamente que si Rajoy fracasa debería ser el propio Sánchez el que intentara de nuevo formar una mayoría suficiente. La única opción sería contar con Podemos y con partidos nacionalistas o soberanistas, lo que en su momento vetó también el comité federal. Además, el líder del PSOE insiste en que el resultado de las últimas elecciones obligan a su partido a ir a la oposición, sin opciones para articular una mayoría alternativa a la del PP.

Más información