Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos ofrece un pacto al PSOE para no quedar marginado en la negociación

El partido de Pedro Sánchez rechaza las sugerencias de Iglesias para intentar un acuerdo de izquierdas

Pedro Sánchez, el pasado 26-J. Ampliar foto
Pedro Sánchez, el pasado 26-J.

La dirección de Podemos ha vuelto a desempolvar la idea de pactar con el PSOE para evitar un Gobierno de Mariano Rajoy. Varios dirigentes de la formación, con Pablo Iglesias a la cabeza, llevan días sugiriendo esa posibilidad, la única que permitiría a la coalición no quedarse al margen de los focos durante las negociaciones. “Estaremos dispuestos a escuchar cualquier propuesta, no solo después de que Rajoy fracase, incluso antes”, afirmó este miércoles en una entrevista en directo en la página de Facebook de EL PAÍS. La iniciativa, dijo, le corresponde a Pedro Sánchez.

 “La lógica de Guatemala o Guatepeor no es una lógica que funcione con nosotros”, señaló  Iglesias. “Me encantaría un diálogo con el PSOE, y los números siguen dando. Si el PSOE decide dar un paso adelante y decide hablar con nosotros y con fuerzas políticas vascas y catalanas, nuestra disponibilidad es plena para hablar. Pero nuestras bases son soberanas. Lo que se nos presentó la última vez era un acuerdo que implicaba claudicar ante el 90% del programa de Ciudadanos”, afirmó Iglesias.

El líder de la formación mantiene el veto al partido de Albert Rivera. Pero está decidido a explorar alternativas a un Ejecutivo del PP, sobre todo después de que el pasado lunes reconociera los riesgos de que Podemos se convierta en un partido más en la oposición. “Estamos esperando a que nos hagan alguna propuesta y la estudiaremos. El propio programa del PSOE es una buena base para empezar”. En cualquier caso, Iglesias advirtió de que el primer paso le corresponde a Sánchez. “Si el PSOE rectifica y reconoce que a la vista de los números hay que hablar con vascos y catalanes también, plena disponibilidad para hablar. Intentamos ya llevar la iniciativa para un Gobierno de coalición, parece que no les sentó muy bien, ahora les toca a ellos”, sostuvo. En cualquier caso, agregó que “da la impresión” de que ahora el PSOE tiene un debate interno sobre si apoyar al PP. “Que se aclaren entre ellos”, dijo antes de apelar al “PSOE más sensato”.

Pese a la oferta de Iglesias, las conversaciones que Pedro Sánchez mantiene de uno en uno con los líderes territoriales socialistas se circunscriben a la posición del partido en la investidura de Mariano Rajoy. Solo la presidenta de Baleares, Francina Armengol, y el líder del PSC, Miquel Iceta, han apostado por un "Gobierno del cambio" si Rajoy no logra la mayoría suficiente. En cualquier caso, las sugerencias lanzadas en las últimas horas por diferentes dirigentes de Podemos no tendrá eco en el PSOE, según señalan en fuentes de la dirección federal y de los territorios.

“Los ciudadanos nos han puesto en la oposición y allí estaremos”. Esta es la respuesta inequívoca de los líderes territoriales del PSOE consultados por EL PAÍS, y de la dirección que encabeza Sánchez. Así fue desde la noche electoral del 26 de junio en la que el secretario general reconoció su “insatisfacción” por los resultados y manifestó que la fuerza parlamentaria conseguida por su partido se iba a destinar “a la defensa de los intereses generales del país”. Desde entonces no ha vuelto a hablar en público y es previsible que ya no lo haga hasta el comité federal del próximo sábado.

La opción de intentar un acuerdo con Podemos y las fuerzas nacionalistas para “fabricar una alternativa al PP” no entra en las conversaciones que Sánchez está manteniendo con los secretarios generales de su partido. Tampoco en las que mantuvo telefónicamente con ellos al día siguiente de las elecciones. Es más, alguno de ellos le indicó expresamente la imposibilidad de entablar conversaciones con el partido de Pablo Iglesias.

“Los cantos de sirena”, dicen en el PSOE, que se escuchan desde Podemos, lanzados en primer lugar por la dirigente andaluza, Teresa Rodríguez, no serán atendidos. La formación de izquierdas ha querido introducir este punto en el debate de los socialistas cuando no estaba en las previsiones del comité federal. Si ya para algunos de los barones del PSOE no debía haberse intentado la formación de una mayoría de gobierno tras las anteriores elecciones, mucho menos ahora, recalcan.

Más información