Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unidos Podemos defiende una alianza mediterránea para sumar fuerzas contra el PP

La coalición reivindica en Mallorca una "patria plurinacional" que contrapone al "desprecio" del PP a la lengua y la identidad catalanas

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, en el mitin de Unidos Podemos en Mallorca.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, en el mitin de Unidos Podemos en Mallorca.

Unidos Podemos quiere ganar las elecciones al PP en catalán. La coalición busca una alianza "mediterránea" entre Cataluña, la Comunidad Valenciana y Baleares para disputar la primera fuerza al PP con la defensa de la lengua, el reconocimiento de la identidad y la apuesta por el derecho a decidir como ejes de un proyecto contrapuesto al "desprecio" que a todo ello hacen a su juicio los populares. La "patria plurinacional" es la clave con la que la coalición aspira a ser la primera fuerza al menos en esas tres comunidades, que reparten 88 diputados. En Mallorca, el candidato a La Moncloa, Pablo Iglesias, ha instado al PP a no apropiarse del patriotismo mientras dirigentes de ese partido tienen cuentas en paraísos fiscales. "Los antisistema son los responsables de la corrupción, los que privatizan, los que tienen cuentas en Suiza. Que no se atrevan a utilizar la palabra patria los que tienen dinero en Suiza, en Andorra o en Panama", ha criticado.

Iglesias ha estado acompañado en Baleares de los rostros más potentes de la candidatura: la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra y el número dos de Podemos, Íñigo Errejón, entre otros, en un anfiteatro al aire libre ante unas 3.500 personas, al que han entrado a ritmo de la música del Equipo A. La coalición ha esgrimido el "eje mediterráneo" como metáfora de lo que puede ocurrir el 26-J en el resto del país. "De todas las tierras catalanas echaremos al PP", ha vaticinado Xavier Domènech, cabeza de lista de En Comú Podem, que ha llamado a los mallorquines y a los catalanes a unirse contra el partido en el Gobierno, el partido "más corrupto de la historia de la democracia y de la UE", y al que acusa de suponer "una agresión directa de todas las tierras de habla catalana". 

"El Mediterráneo es el modelo de país que el PP quería construir y ha sido su modelo de fracaso. El modelo de la corrupción, del despilfarro, del maltrato a la lengua y a la cultura", ha afirmado el número dos de Podemos, Íñigo Errejón, que ha augurado que el Mediterráneo "se está convirtiendo en un símbolo y funciona como una metáfora de lo que puede pasar en el resto de España". "¿Quién puede ganar al PP las elecciones en Baleares, en la Comunidad Valenciana, a Junts Pel Sí en Cataluña…? ¡Unidos y unidas Podemos!", ha clamado.

Iglesias ha hilado una defensa de su idea de una patria plurinacional. "Somos plurinacionales y decimos patria para hablar de servicios públicos, de instituciones que protegen a la gente", ha esgrimido el líder de Podemos. "España es plurinacional, se hablan diferentes lenguas, hay diferentes identidades nacionales", ha defendido. El candidato de Unidos Podemos no se ha referido al PSOE en su discurso sino solo al PP y se ha mostrado convencido de que le ganarán las elecciones en todo el país el 26-J. "Le vamos a ganar las elecciones en Baleares, pero también le vamos a ganar las elecciones en España", ha avisado Iglesias a Mariano Rajoy.

"No estamos aquí para ser un recambio de los otros, sino para cambiar las reglas del juego, para abrir las puertas de par en par de las instituciones", ha apuntado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en un discurso entusiasta. "Nosotros somos la gente de la fraternidad, la gente común, que estamos aquí para feminizar la política y demostrar que se puede hacer la política de otra manera", ha esgrimido Colau. La regidora, que ha abogado por acoger a los refugiados que llegan por el Mediterráneo, ha pedido a sus compañeros que, a pesar de los "días muy difíciles,  y de los días de conflicto y de tensión", mantener la calma. "Es necesario ser contundentes pero ahora visto los nerviosos que están, no caigamos en sus provocaciones", les ha dicho.

En Baleares, la coalición Unidos Podemos Més podría ser la fuerza más votada con el 33% de los votos válidos, lo que le otorgaría tres diputados, según la última encuesta de Metroscopia para EL PAÍS. En realidad, si en las elecciones de hace cinco meses las tres formaciones políticas que conforman esta nueva coalición hubieran ido juntas —y suponiendo que su resultado conjunto hubiera sido la suma aritmética de los porcentajes logrados por cada uno—, ya habrían sido la primera fuerza política en Baleares. Pero, al no hacerlo, solamente Podemos (con el 23,1%) consiguió representación política en las islas (dos diputados); ni Més ni UP-IU lograron traducir en escaños sus respectivos porcentajes de voto (7% y 2,4%).

El PP cedería, así, su condición de partido más votado en Baleares; además, podría llegar a perder uno de los tres escaños logrados el 20-D, que el PSOE le disputaría por una diferencia muy reducida de votos.