Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos reformula su propuesta laboral, judicial y contra la violencia de género, pero las mantiene

El partido defiende estas tres polémicas ofertas como en el 20-D, pero las reescribe

Rivera es increpado por dos personas en la Gran Vía, este martes.

La dirección de Ciudadanos ha decidido reformular las propuestas más polémicas de su programa del 20-D, aunque mantiene su esencia. En la oferta electoral para el 26-J desaparece la referencia al contrato único, que pasa a denominarse contrato estable indefinido, y tampoco aparece ya la propuesta de acabar con la asimetría de penas por violencia de género, aunque se mantiene esa idea con una redacción distinta. Lo mismo ocurre con el planteamiento de eliminar el Consejo general del poder judicial, calificado unánimemente de "barbaridad" por las asociaciones de jueces, y que ahora se insinúa pero no se especifica.

"No ha cambiado nada. No hay cambios en los posicionamientos de fondo del partido; sí, en la redacción", ha reconocido José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos, preguntado específicamente por la propuesta de violencia de género. "Es el mismo programa de diciembre, pero sintetizándolo para hacerlo más eficiente desde el punto de vista comunicativo", ha puntualizado. Los dirigentes del partido han recordado, además, que el programa no ha tenido que ser ratificado por ningún órgano del partido, precisamente porque es el mismo que el del 20-D.

Los estrategas de la formación admiten que uno de sus errores más importantes en la campaña del 20-D fue la redacción de su propuesta contra la violencia de género. Esta apostaba por acabar con "la asimetría" de penas entre hombres y mujeres, igualando al castigo máximo todos los actos de violencia intrafamiliar y contra la mujer. En la práctica, eso suponía enterrar el agravante para los hombres que cometen delitos de violencia de género, que se introdujo en la ley de 2004 y que validó el Tribunal Constitucional en 2008. Según la norma, la pena por lesiones que requieren de tratamiento es de tres meses para cualquiera, salvo en el caso de los hombres que agreden a sus parejas o exparejas, cuando sube a seis. Esta diferencia de trato se ha mantenido en las reformas posteriores del Código Penal. Según Ciudadanos, la polémica obedeció a una mala redacción de la propuesta, que no reflejaba, según su parecer, su apuesta por elevar a la pena máxima todos los tipos de violencia contra la mujer.

Ahora, la formación ha reescrito esta parte del programa en la misma línea de lo expresado por Albert Rivera nada más acabar la última campaña. De cara al 26-J, la formación propone un pacto nacional contra la violencia de género y no aparece textualmente la idea de acabar con la asimetría de penas. Sin embargo, de la redacción también se puede deducir que no renuncia a su idea previa.

"Ampliaremos las medidas preventivas, de información, procesales, punitivas y protectoras para abarcar todas las formas de violencia contra la mujer", se lee en el programa. "Incluiremos en el ámbito de estas medidas la violencia doméstica, la violencia del compañero íntimo, el tráfico de seres humanos (que afecta principalmente a mujeres y niñas), los crímenes de mutilación genital femenina y otras formas de violencia contra las mujeres (matrimonios forzados y delitos de honor, por ejemplo), apoyando todos los esfuerzos de la Unión Europea en la lucha contra esta lacra que afecta a todos los países del mundo".

El partido se compromete, además, a aprobar un plan integral para proteger a menores víctimas de violencia de género; a dotar de un presupuesto suficiente a los programas de prevención y atención a víctimas de violencia de género; y a que los juzgados tengan los recursos suficientes para luchar contra esta lacra.

Consejo general del poder judicial

La propuesta de reforma del sistema judicial del 20-D, que incluía suprimir el Consejo General del Poder Judicialy sustituirlo por un juez apoyado por dos adjuntos, se mantiene desdibujada. Esto dice el programa de Ciudadanos para el 26-J: Hasta que se proceda a reformar la Constitución, propondremos la modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial para que doce de los vocales integrantes del Consejo General del Poder Judicial sean elegidos directamente por los Jueces y Magistrados. Una vez se abra el debate constitucional, propondremos fórmulas que garanticen la independencia mediante el nombramiento de un consejo reducido y con poderes limitados".

El partido promete crear 2,5 millones de empleos

El programa electoral de Ciudadanos para las elecciones generales del 26-J incluye la promesa de crear 2,5 millones de empleos al final de la legislatura si se ponen en marcha las propuestas económicas y fiscales de la formación emergente. Esa promesa supera en 500.000 puestos de trabajo a la del PP. Como adelantó EL PAÍS, el partido no implantará su rebaja del IRPF hasta que España cumpla con el objetivo de déficit impuesto por Bruselas, renuncia a la del IVA que prometió para el 20-D y se compromete a no crear nuevos impuestos. Además, destinará 8.500 millones de euros al año a gasto social, y para hacerlo reducirá drásticamente la cuantía del complemento salarial para las rentas más bajas (pasa de 7.800 millones a 2.800 que supondrían 1.400 euros anuales de media para unos dos millones de hogares).

"Ese crecimiento del empleo es consistente con el que habrá de productividad si se acometen las reformas estructurales que proponemos", ha argumentado Luis Garicano, jefe de la oficina económica de Ciudadanos y catedrático de la London school of economics. Entre otras medidas, la formación emergente propone que se establezca para todas las nuevas altas laborales un contrato único con indemnizaciones crecientes por despido en función de la antigüedad; la denominada mochila austriaca (aportaciones de la empresa a una cuenta bancaria que el empleado puede usar cuando es despedido o se jubila); o triplicar la inversión en políticas activas y de formación.

"Se pueden y se deben cuadrar las cuentas", ha dicho Albert Rivera durante la presentación de la memoria económica del programa de Ciudadanos, que mantiene todas las medidas del 20-D aunque cambia la redacción de algunas. "La lucha contra la corrupción y el fraude fiscal tiene que ser implacable. Nuestra política va a ir encaminada a que la clase media vuelva a ser el milagro español. Y como tercera idea, premiar a los que lo hacen bien y castigar a los que lo hacen mal", ha enumerado. "Los ciudadanos están hartos de escuchar promesas que no se pueden pagar".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información