Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desmantelada una banda que cargaba medicamentos a fallecidos

Cinco médicos y una farmacéutica detenidos por fraude al Servicio Andaluz de Salud en Jerez

Sede del consultorio médico ilegal en Jerez de la Frontera.
Sede del consultorio médico ilegal en Jerez de la Frontera.

La Guardia Civil ha desmantelado un consultorio médico ilegal en Jerez de la Frontera (Cádiz) en el que se dispensaban medicinas cargadas a las tarjetas de la seguridad social de personas fallecidas y ancianos. También se realizaban curas sin ningún control ni garantías. El caso ha culminado con ocho personas puestas a disposición judicial: cinco médicos, una farmacéutica y un matrimonio que gestionaba la asociación en la que se ocultaba el consultorio. Están acusados como presuntos autores de delitos contra la Salud Pública, de estafa al Servicio Andaluz de Salud, intrusismo profesional y falsificación de documentos. El fraude asciende a los 20.00 euros.

La estafa consistía en recetar cantidades ingentes de medicamentos de pacientes que nunca pasaban por sus consultas y que eran vendidos por la farmacéutica y recogidos en su farmacia por el gestor de esta asociación, que los llevaba a su sede, donde se ha encontrado un almacén de medicinas. Previsiblemente, cuanto más caro fuera el medicamento, más beneficios tenían entre todos. Así, la Guardia Civil, que comenzó la investigación a instancias de la Fiscalía de Jerez por una denuncia de la Inspección de Farmacia de la Junta en Cádiz, se encontró hasta 210 tarjetas sanitarias en la investigación, algunas de ellas de personas fallecidas.

El gestor de la asociación y otros colaboradores se ofrecían a ir a la consulta del médico para recoger las recetas de los verdaderos pacientes. A uno de los usuarios se le recetó 27 envases de un medicamento contra el cáncer que se suministra mediante jeringuillas y debe estar a una temperatura controlada por la que se tramitaron 15.241 euros. El enfermo solo necesitaba seis, por lo que los otros 21 fueron recetados para realizar la estafa. Los agentes han hallado morfina, psicotrópicos, píldoras abortivas entre los compuestos recetados.

"Percibimos que los medicamentos se retiraban en zonas muy alejadas del área de residencia de los enfermos y que difícilmente podrían haber accedido hasta allí en las condiciones en las estaban. Se siguió la pista y se llegó a la asociación que ejercía también de consultorio médico ilegal", detallan fuentes de la Guardia Civil. Tras obtener el mandamiento judicial, se registró el domicilio del presidente de la asociación y se encontró el almacén de medicamentos. El caso ha recaído en el juzgado de Instrucción 4 de Jerez

Más información