Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
caso Vitaldent

La Audiencia Nacional rechaza la competencia para el ‘caso Vitaldent’

El juez Eloy Velasco pretende devolver la causa a los juzgados de Majadahonda porque los hechos "no tienen la entidad y significación suficiente"

Vitaldent
Un policía en la puerta de la clínica Vitaldent de la calle Albalá, en Madrid.

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha rechazado la competencia para investigar el caso Vitaldent sobre la supuesta estructura del dueño de la compañía, Ernesto Colmán, para evadir impuestos y blanquear los beneficios. El magistrado, en una resolución conocida este jueves, no acepta la inhibición planteada por Maria Isabel Serrano, titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Majadahonda (Madrid), que inició las pesquisas.

Velasco considera “obvio” que la causa investigada “no tiene la entidad y significación suficiente” para suponer una daño al tráfico mercantil y a la economía nacional, requisitos para que pudiera ser competencia de la Audiencia Nacional. El magistrado estima que el caso Vitaldent tiene su centro en el partido judicial de Majadahonda, y que a estas alturas de la investigación “se ha simplificado”.

Tras examinar la causa, el juez Velasco considera que la “organización criminal” supuestamente dirigida por Ernesto Colmán y los hermanos Arteaga“solo se hace a través de las franquicias propias (Opendent). Por lo tanto, afirma, “el fraude no iría contra todos los centros que por España pueda tener Vitaldent, que no han participado en el delito contra la hacienda pública del señor Colman, sino exclusivamente contra unos pocos”.

El juez recuerda que el informe de la Agencia Tributaria sobre el caso, elaborado el pasado 13 de enero, “solo concluye que se está defraudando, pero no realiza el cálculo aproximado de la defraudación”. El informe se limita a señalar la “casi obviedad” de que se han defraudado más de 120.000 euros, umbral del delito fiscal. Sin embargo, parece que “solo no está prescrita la anualidad de 2013”, por lo que la cantidad defraudada “no es un de un volumen económico que pueda causar grave repercusión a la economía nacional”.

El magistrado de la Audiencia Nacional contesta el argumento de la juez Serrano de que en la causa hay hechos ocurridos fuera de España, como la apertura de cuentas en el extranjero o la compra de sociedades instrumentales para evadir impuestos a Suiza y Luxemburgo. El juez sostiene que la parte de la trama de Colman y los hermanos Arteaga en el extranjero es “absolutamente episódica”.

Velasco le dice a su colega de Majadahonda que mandar comisiones rogatorias para pedir información a países europeos como Suiza o Luxemburgo “no es nada complejo” y lo puede hacer “cualquier juzgado”. El juez reprocha a Serrano que se “calla” en su auto de inhibición que el dinero “después vuelve a España” haciendo que “la salida y entrada” de fondos “sea un mero carrusel de los que tantos se investigan en juzgados ordinarios”.