Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Julián Muñoz sale de la cárcel por primera vez en tres años

“Quiero estar con mis hijas y mis nietos. Aspiro a intentar vivir”, dice el exalcalde de Marbella

El exalcalde de Marbella Julián Muñoz a la salida de la prisión de Málaga.

Muy abrigado (guantes incluidos) y caminando con ayuda de una muleta, Julián Muñoz ha abandonado este viernes la prisión malagueña de Alhaurín de la Torre para disfrutar de su primera salida de fin de semana en tres años. Llegó al penal el 16 de abril de 2013 tras la lectura de la sentencia del caso Pantoja, en el que fue condenado por blanqueo y cohecho, y desde entonces solo ha pisado la calle para someterse a revisiones médicas y para sentarse en el banquillo de los acusados de la Audiencia de Málaga.

“Quiero estar con mis hijas y con mis nietos, nada más. Aspiro a intentar vivir”, ha dicho, muy emocionado, sin poder leer las palabras que había anotado en un papel para decirlas ante los medios de comunicación. A su lado estaba su abogado, Antonio García Cabrera, quien ha logrado el tercer grado para el expolítico. Al salir de la cárcel, pasadas las 16.00, Muñoz se ha fundido en un abrazo con sus hijas Eloísa y Elia.

El exalcalde tiene que estar de regreso en su celda el lunes a las ocho de la mañana. A esta primera salida de fin de semana, en los próximos días se sumarán los permisos propios del régimen de semilibertad, que deben ser fijados por la junta de tratamiento de la prisión. La Audiencia de Málaga concedió el tercer grado a Muñoz el pasado 10 de marzo por enfermedad “muy grave con padecimiento incurable”. La decisión se adoptó basándose en el artículo 104.4 del Reglamento Penitenciario, que alude a razones humanitarias y de dignidad personal.

Su primera salida se ha precipitado después de que el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 3 de Andalucía, con sede en Málaga, instara este jueves a la cárcel de Alhaurín de la Torre a aplicar ya los beneficios de la nueva clasificación del expolítico. El centro de reclusión había empezado a tramitar su libertad condicional, sin establecer todavía ni permisos ni salidas de fin de semana.

Le hice daño a los ciudadanos y a la ciudad. Asumo la responsabilidad, pero nunca lo pretendí conscientemente

Muñoz, igual que hace cada vez que declara en un juicio, ha vuelto a pedir perdón a los ciudadanos de Marbella por los hechos delictivos ocurridos durante su etapa como alcalde. “Le hice daño a los ciudadanos y a la ciudad. Asumo la responsabilidad, pero nunca lo pretendí conscientemente”, ha subrayado. Ha tenido palabras de agradecimiento para su familia, su pareja Karina y su exesposa, Maite Zaldívar, también presa en Alhaurín de la Torre. “Me han llegado mensajes de la preocupación que tiene por mí”, ha explicado.

Muñoz ha confesado que es “muy duro” estar entre rejas. Se fatiga a menudo y afirma que su salud es “precaria”. “Lo que quiero ahora es intentar salir de la cárcel y vivir”, ha insistido.

Una vez que disfruta de los beneficios del tercer grado, el exalcalde de Marbella está pendiente de obtener la libertad condicional, que se le concedería de manera anticipada por enfermedad. La fiscalía ha informado este viernes a favor de esta situación y la decisión corresponde ahora al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria.

Las condiciones puestas por el ministerio público para ese hipotético nuevo régimen de Muñoz son que se someta a un control médico estricto y evite conductas perjudiciales para su salud, como el tabaco y el alcohol. Para facilitar su seguimiento, también ha solicitado que comunique, para su autorización, los posibles cambios de residencia. Este expediente quedará resuelto en los próximos días.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información