Sánchez quiere negociar con la UE flexibilidad en plazos y ajustes

Los socialistas ven avalada su tesis sobre la necesidad de cambios en la economía por el informe de la Comisión Europea tras el rescate bancario

El coordinador del programa económico del PSOE, Jordi Sevilla.
El coordinador del programa económico del PSOE, Jordi Sevilla.EUROPA PRESS

Si Pedro Sánchez es el próximo presidente del Gobierno, utilizará al máximo las posibilidades de flexibilidad que ofrece la Unión Europea para renegociar el calendario de los ajustes para el cumplimiento del déficit. No tendrá otro remedio, ante “la herencia” que deja el PP, plagada, según el PSOE, de “debilidades”. Los socialistas ven avalada su tesis sobre la necesidad de cambios radicales en la economía por el informe de la Comisión Europea tras el rescate bancario.

Si el PSOE ha escuchado durante casi cuatro años del PP el reproche sostenido de “por la herencia” que dejó en la economía española el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, ahora los socialistas ponen la pelota en su tejado del Partido Popular. “Por la herencia recibida del PP habrá que hacer una nueva política económica y renegociarla con la Comisión Europea”. Esta es la primera declaración de intenciones del responsable económico del programa de gobierno del PSOE, Jordi Sevilla, al analizar el informe de la Comisión Europea. Nada les es ajeno por cuanto que las sombras que refleja ese análisis —el PSOE obvia las partes positivas— ya las han tenido en cuenta para elaborar el programa electoral dirigido por Sevilla junto al secretario de Política Economica del PSOE, Manuel de la Rocha Vázquez.

Más información
Bruselas insta al próximo Gobierno a profundizar en la reforma laboral
Guindos abre la puerta a medidas para completar la reforma laboral
Bruselas ve riesgo de que España incumpla el déficit en 2015 y 2016

“La herencia deja mucho que desear y la recuperación, que no vamos a negar, está cogida con alfileres”, señala Sevilla. Además, los últimos datos les inducen a considerar que la recuperación está sufriendo un cierto frenazo.

Son muchas son las tareas que aún manda Bruselas y los mimbres con los que se cuenta son débiles, según el análisis socialista. “Ha fracasado la reforma laboral; los presupuestos aprobados para 2016 no son apropiados, como ya ha dicho la Comisión Europea, y no se va a poder cumplir el objetivo de déficit”. Esta es la síntesis de “las debilidades” que constata el PSOE y que coincide con el diagnóstico de Bruselas, aunque no con las recetas.

Redistribuir el gasto

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La primera tarea de Sánchez si consigue ser presidente del Gobierno será renegociar con la Comisión Europea toda la política económica. Así lo asegura el equipo económico del PSOE que llevará a esa eventual negociación un plan completo de reformas y de reducción de gastos pero con nuevos plazos. “A partir de la herencia que nos deja el PP tenemos que negociar con Bruselas un nuevo calendario de ajustes pero con flexibilidad temporal”, explica Jordi Sevilla.

Los socialistas, si consiguen formar Gobierno, no van a bajar los impuestos como tiene previsto el PP. Sí consideran realista que los ingresos públicos crezcan por el ciclo económico pero ¿a qué se va a dedicar ese crecimiento? A esta pregunta se responden con una negación: “Desde luego no lo vamos a dedicar a bajar los impuestos como propone el PP y Ciudadanos sino a redistribuir el gasto público; y esa es una diferencia importante”, remacha el responsable del programa económico del PSOE.

Otra consecuencia de “la herencia del PP” es el elevado déficit y la abultada deuda. Este año, el déficit terminará en el 5% y la previsión oficial es que el próximo no pasara del 3.5. “No es posible esa reducción”, insiste Jordi Sevilla, para quien el compromiso con el mandato de Bruselas es inalienable para el PSOE pero tiene que haber flexibilidad.

“Nosotros desde el Gobierno haremos borrón y cuenta nueva de la política económica y uno de los puntales será un nueva política laboral”. Este borrón se llevará por delante la reforma laboral que será sustituida por un Estatuto de los Trabajadores en los que se establecerán tres tipos de contrato, desaparecerán los “falsos autónomas” y también “los falsos becarios”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS