Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición acusa al Gobierno de mentir con los Presupuestos

Los grupos lamentan las prisas por aprobar las cuentas para 2016 dejando para el futuro Ejecutivo la obligación de recortar el déficit

El PP arremete contra el comisario europeo por ser socialista

Pedro Sanchez realiza una pregunta a Rajoy en el Congreso de los Diputados
Pedro Sanchez realiza una pregunta a Rajoy en el Congreso de los Diputados.

El último acto parlamentario del Gobierno de Mariano Rajoy será la aprobación de unos Presupuestos cuestionados en la Unión Europea y el primero que tenga que acometer el siguiente Ejecutivo será retocarlos si quiere cumplir esas exigencias. Se hicieron seis meses antes de cerrar el ejercicio.

Todos los partidos de la oposición en el Parlamento utilizaron las objeciones de Bruselas al cumplimiento del objetivo de déficit incluido en esas cuentas para criticar que Rajoy se haya empeñado en dejar aprobados los Presupuestos para 2016. Según su versión, el Gobierno del PP ha aprobado las cuentas con interés electoralista y deja la herencia del necesario ajuste para el mes de enero cuando haya nuevo Ejecutivo.

Así, Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, aseguró que son los Presupuestos son “papel mojado”, pues nuestro país no cumplirá los objetivos de déficit ni en 2015 ni en 2016, y que “el próximo Gobierno” que salga de las urnas “va a tener que modificarlos”. En declaraciones a la Cope, Sánchez aseguró que “el nuevo Gobierno, sea del color que sea", tendrá que modificar los presupuestos para poder cumplir con los objetivos de déficit público marcados. El socialista considera que los ingresos están inflados y hay un problema de déficit público, que es elevado, y está haciendo aumentar la deuda pública en los últimos cuatro años en más de 300.000 millones de euros. "Nos lleva a una situación en las cuentas públicas preocupante”, dijo Sánchez. Los Presupuestos para 2016 fueron presentados por el Gobierno en las Cortes en agosto, una fecha inusual, para poder aprobarlos en esta legislatura, en contra de la opinión de todos los demás grupos parlamentarios. Todavía se encuentran en trámite, en concreto en la fase de enmiendas parciales en el Senado para que se aprueben definitivamente en el Congreso el día 20 de octubre, como último acto parlamentario de la legislatura. Es decir, que el Gobierno aún podría corregir las cuentas vía enmiendas en la línea marcada por Bruselas, pero eso supondría reducir el gasto o aumentar la precisión de ingresos para reducir el déficit y la cercanía de las elecciones lo hace impensable.

De hecho, el PP reaccionó ayer con un ataque inusual al comisario europeo. Rafael Hernando arremetió contra el responsable de economía de la Comisión Europeoa, Pierre Moscovici, por ser "socialista" y actuar movido por esa posición ideológica y política. Hernando habló de “valoración política sesgada” y de “broma” y se fue a la anterior legislatura para arremeter contra el PSOE. La legislatura en la que más se ha invocado la herencia recibida, todos los grupos acusaron ayer al Gobierno de mentir en las cuentas de 2016. La portavoz de UPyD, Rosa Díez, aseguró que "Rajoy termina la legislatura como la empezó, mintiendo".

Para Aitor Esteban, portavoz del PNV, "no tiene sentido haber adelantado la aprobación de los Presupuestos, porque se han tenido que elaborar con datos muy precarios de comienzos de año". José Luis Centella, portavoz de Izquierda Plural, consideró que "el Gobierno es tramposo” y Carles Campuzano (CDC) advirtió de que las cifras son "poco creíbles"

Más información