Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CSN quiere limitar la divulgación de los fallos en las centrales nucleares

El supervisor prepara un cambio en la clasificación de los incidentes que se comunican

Fernando Marti, presidente del Consejo de Seguridad Nuclear.
Fernando Marti, presidente del Consejo de Seguridad Nuclear.

La dirección del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) está preparando un cambio en las notificaciones de los sucesos que se registran en las centrales. Esta modificación supondrá una reducción del número de sucesos que se clasifican dentro del nivel 1 en la escala internacional INES y que comportan que el CSN emita automáticamente un comunicado de prensa.

El CSN es el encargado de supervisar el funcionamiento de las siete centrales nucleares en activo de España y de realizar el seguimiento de los sucesos que se registran. También, de comunicar estos incidentes. Para ello se utiliza la escala INES, implantada en 1990 por la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA) con el objetivo de mantener informada a la ciudadanía. Esta escala comprende ocho niveles, que van del 0 al 7 en función de la gravedad. La mayoría se queda en el nivel 0, que no obliga a redactar un comunicado oficial.

También hay en nuestro país sucesos de nivel 1, que en la escala INES se denominan "anomalías". Desde 1990, en España ha habido cerca de 60 incidentes en las centrales dentro de esta categoría, lo que supone una media de algo más de dos al año. Solo en tres ocasiones en los últimos 25 años se ha alcanzado en España el siguiente escalón, el 2, calificado por la OIEA como "incidente".

El cambio que apadrina la dirección del CSN, y que prepara desde febrero, implicará que una parte considerable de los sucesos que ahora se encuadran en la categoría 1 pasen a 0, según fuentes de este organismo. Según una proyección realizada por técnicos del CSN, con esta modificación se pasaría de una media de algo más de dos incidentes de nivel 1 al año a uno cada dos años.

Este cambio ha desencadenado otra tormenta en el CSN, que ya ha vivido algún choque entre la dirección y los técnicos durante la tramitación de la autorización previa del Almacén Temporal Centralizado (ATC) para residuos radiactivos.

El jefe de área encargado desde 2001 de la clasificación de los sucesos en las centrales, Rodolfo Isasia, fue destituido hace un mes. La propuesta de destitución la presentó el director técnico del CSN, Antonio Munuera, que argumentó pérdida de confianza. Citó entre las discrepancias con Isasia el cambio en la clasificación que se quiere acometer. Finalmente, el presidente del CSN, Fernando Marti Scharfhausen, aceptó la propuesta de Munuera y destituyó a Isasia, que, según las fuentes consultadas, está sin una labor asignada desde hace un mes dentro del órgano supervisor.

El CSN, a través de una nota de prensa, ha asegurado este jueves que las modificaciones previstas no comprometen "ni la seguridad de las centrales nucleares ni la comunicación de la misma" y ha defendido el derecho de la dirección a prescindir de Isasia.