Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La orden que luchó contra el ébola gana el premio Princesa de Asturias

Miguel Pajares y Manuel García, los dos religiosos españoles que murieron tras el contagio, pertenecieron a esta organización

Miguel Pajares, a la izquierda, y un enfermero en el Hospital San José de Monrovia en 2011 Ampliar foto
Miguel Pajares, a la izquierda, y un enfermero en el Hospital San José de Monrovia en 2011.

La Orden Hospitalaria San Juan de Dios, a la que pertenecían los dos religiosos españoles fallecidos por ébola, ha sido galardonada este miércoles con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2015. Se trata del último de los ocho galardones internacionales que convoca este año la Fundación Princesa de Asturias, en su XXXV edición. La organización ha dedicado el premio a todos los pacientes que atiende en más de 50 países de cuatro continentes, especialmente a los 18 religiosos y colaboradores de la orden que murieron a causa del virus, entre ellos,  Miguel Pajares Martín y Manuel García Viejo.

La orden, fundada en el siglo XVI por el portugués Juan Ciudad, gestiona más de 350 centros, entre ellos, 80 hospitales, 48 instalaciones sanitarias y otros servicios sociales para enfermos mentales, discapacitados o ancianos, según un recuento en su página web. Pajares Martín y García Viejo fallecieron el año pasado en el hospital Carlos III de Madrid, después de haberse contagiado por tratar a pacientes con ébola en África. Pajares se enfermó en Liberia y García en Sierra Leona, dos de los países más golpeados por el virus. 

La orden está formada por más de 1.000 hermanos que trabajan con 55.000 profesionales y cerca de 9.000 voluntarios; tiene, admás, 300.000 benefactores-donantes. Su principal actividad se desarrolla en Europa (con más del 70% de los centros, además de los desplegados en América (58), Asia (25) y África (21). En España, el país con más infraestructura, disponen de 65 centros, de los que la mayoría son hospitales. Su principal labor se desarrolla en Andalucía. 

El jurado del Princesa de Asturias, integrado en su mayor parte por miembros de los patronatos de la fundación, ha dado a conocer este miércoles el fallo de sus deliberaciones en el Hotel de la Reconquista de Oviedo. A la distinción optaban 27 candidaturas procedentes de Alemania, Argentina, Colombia, Dinamarca, Emiratos Árabes, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irak, Irlanda, Italia, Jordania, Líbano, Lituania, México, Nueva Zelanda, Países Bajos, Paraguay, Perú, Polonia, Portugal, Rumanía, Tailandia y España.

El premio está dotado con una escultura de Joan Miró —símbolo representativo del galardón—, 50.000 euros, un diploma y una insignia.

Más información