Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pantoja obtiene una semana más de permiso y pasará 21 días en el hospital

La juez prorroga la estancia de la cantante para el seguimiento de su patología renal

Atlas

El juez del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número dos de Sevilla ha concedido una semana más de permiso a Isabel Pantoja, la cantante condenada a dos años por blanqueo de dinero durante la etapa de alcalde de Marbella de su expareja Julián Muñoz (2002-2006). Pantoja continuará en el hospital privado Infanta Luisa de la capital andaluza, donde ingresó el 4 de agosto, pocas horas antes de tener que volver a la cárcel de Alcalá de Guadaíra tras un permiso ordinario de seis días.

La cantante alega problemas renales relacionados con la diabetes que padece (nefropatía diabética) y los médicos consideran que los análisis clínicos aconsejan un seguimiento diario que, según su criterio, no es compatible con su ingreso en prisión.

El permiso ha contado con el aval de la junta de tratamiento de la prisión, el informe favorable del médico forense y la resolución positiva del fiscal.

Este es el tercer permiso extraordinario del que disfruta la cantante, quien lleva desde principios de agosto en el hospital privado.

Pantoja llegó al centro médico la noche del pasado 4 de agosto y evitó el ingreso en prisión justo el último día del segundo permiso concedido por la cárcel de Alcalá de Guadaíra, que le permitió disfrutar con su familia su cumpleaños. La juez ya advirtió cuando se le concedió la prórroga extraordinaria que esta podría ser ampliada si así lo determinaban los médicos y lo autorizaban las autoridades.

El reglamento penitenciario aplicado establece en su artículo 155 que se puede conceder un permiso extraordinario por nacimiento, patología grave de los internos o por enfermedada o fallecimiento de familiares "íntimamente vinculados" con los presos. La duración de cada permiso extraordinario vendrá determinada por su finalidad.

Si el interno debe permanecer ingresado más de dos días, como ha sido el caso de Pantoja, la prolongación del permiso deberá ser autorizada por el Juzgado de Vigilancia o por el centro penitenciario. Estos permisos no requieren, "en general", de control ni custodia del interno cuando se trate de penados clasificados en tercer grado.

Para la prórroga se requiere "la valoración médica del forense y de los facultativos del hospital, la propuesta unánime y favorable de la junta de tratamiento y el informe positivo del fiscal".

La cantante cumple en la cárcel de mujeres de Alcalá de Guadaíra una condena de dos años por blanqueo de capitales desde el pasado 21 de noviembre.

La Audiencia Provincial de Málaga ordenó su ingreso en prisión a pesar de que, por la falta de antecedentes y ser la condena de dos años, se podría haber acordado la suspensión de la pena. Sin embargo, la Sección Segunda argumentó que, aunque cumplía los requisitos, mantenía el ingreso en prisión por la gravedad de la conducta y el carácter “ejemplar” de la pena para que cumpla “su función de servir de freno a posibles conductas futuras análogas”.

Polémica por el trato recibido

La estancia de la cantante en la prisión se ha visto afectada por una polémica añadida. Casi un centenar de reclusas aplaudieron el pasado 24 de junio de forma prolongada en el comedor del penal sevillano a los 56 funcionarios que firmaron un documento en el que se denunciaba el supuesto favoritismo de la dirección del centro con la folclórica: celeridad en la tramitación de los permisos de salida -cinco días, frente a los 15 de otros internos- y una excesiva confraternidad con la directora y otros cargos del penal. La tonadillera llegó incluso a encararse con algunos funcionarios sin que los responsables del centro tomaran medidas.

La dirección de la cárcel negó el presunto trato de favor mientras el sindicato ACAIP, mayoritario en prisiones, pidió la destitución de la dirección. El Ministerio de Interior, tras investigar el caso, concluyó que Isabel Pantoja no se benefició de prebendas penitenciarias. Tres presas vinculadas a la protesta han sido trasladadas.

En los permisos concedidos a la cantante, la prisión ha defendido que Pantoja ya ha cumplido la cuarta parte de la condena, que es una interna de buena conducta en el centro y está arrepentida.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información