Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernández Díaz comparecerá en el Congreso por su reunión con Rato

El Ministro del Interior dará explicaciones sobre la cita este viernes en el Parlamento

Rajoy elude contestar a cuatro preguntas de los periodistas sobre el encuentro

Rato y el Ministro del Interior han ofrecido versiones contradictorias sobre su encuentro ATLAS

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, comparecerá este viernes el Congreso para dar explicaciones sobre su reunión con el exvicepresidente Rodrigo Rato el pasado 29 de julio en la sede del ministerio. El titular de Interior ha solicitado comparecer "con la mayor inmediatez posible ante la Comisión de Interior del Congreso", según ha informado su departamento en un comunicado, después de que toda la oposición reclamara que Fernández Díaz diera información sobre el encuentro. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha eludido por su parte responder este martes hasta a cuatro preguntas de los periodistas sobre el tema en su breve comparecencia desde la localidad pontevedresa de Mondariz Balneario, donde se encuentra de visita.

El jefe del Ejecutivo ha despachado el asunto emplazando a la comparecencia de Fernández Díaz: "El ministro del Interior va a dar la respuesta el viernes, pero no va a ver nada de particular como verá usted el viernes, o cuando proceda y diga la Mesa". Al ser interrogado después acerca de qué opinaba sobre ese encuentro entre el ministro y Rodrigo Rato, reiteró lo mismo. Rajoy pidió después que le preguntaran "sobre algún otro asunto" y, en el cuarto intento de los periodistas, dio por terminada la rueda de prensa sin contestar. 

Interior afirmó ayer que el ministro Jorge Fernández Díaz y Rodrigo Rato se reunieron el 29 de julio. Rato declaró a EL PAÍS que en la reunión se habló también de sus problemas judiciales. Hablaron, asegura el exvicepresidente y ministro con el PP: “De todo lo que me está pasando. Le conté mi versión. Ni yo le pedí nada ni el se ofreció a realizar ninguna gestión”.

Rato explicó este lunes a este periódico su versión de la reunión que mantuvo el 29 de julio pasado con el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. “Fue amigable”. “Hablamos de muchos temas, como de Cataluña y otras cuestiones, además de todo lo que me está pasando”. Fue Rato quien solicitó el encuentro: “Porque conozco a Fernández Díaz desde hace 30 años”. Rato —que está siendo investigado por blanqueo de capitales, por el caso Bankia (la quiebra de esta entidad, de la que fue presidente), y el uso de las tarjetas black—, enmarca esta conversación dentro de los contactos habituales que mantiene con otros líderes del PP: “Les estoy transmitiendo mi punto de vista sobre mi situación”.

Tras el revuelo político creado por la reunión con el ministro, a media mañana de este lunes, Interior emitió un comunicado para explicar el encuentro. “El señor Rato solicitó ser recibido por el ministro del Interior invocando en la petición tratar de una cuestión de carácter exclusivamente personal y completamente al margen de la situación procesal en la que se encuentra. Este punto fue absolutamente clarificado como condición previa a la realización del encuentro”, afirmó el comunicado. Garantizó que “tras este encuentro, el ministro del Interior no ha realizado ningún tipo de gestión ni ninguna iniciativa que tenga que ver absolutamente nada ni directa ni indirectamente con la situación procesal del señor Rato”.

El ministro del Interior consideró que lo correcto era recibirle en la sede oficial “porque garantizaba absoluta transparencia y que no había nada que ocultar”. “Sin duda, esto era lo más adecuado”, y no “en el reservado de un restaurante o en un lugar similar”. La cita duró menos de una hora, según Interior.

Fernández Díaz puntualizó que las investigaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se realizan como “policía judicial y, por tanto, en ningún momento bajo la autoridad del Ministerio del Interior”. Sin embargo, diferentes unidades policiales, dependientes de Interior, investigan en la actualidad a Rato, informa Fernando J. Pérez.

Toda la oposición e incluso algún miembro del PP (la presidenta del PP en la Comunidad Valenciana) había reclamado al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que explicara la reunión con Rato. Las críticas llegaron desde PSOE, IU, UPyD, Ciudadanos y Podemos. El portavoz socialista, Antonio Hernando, reclamó que se aclare por qué recibió “impunemente” a Rato y dijo estar convencido de que Rajoy estaba al tanto del encuentro. El PSOE ha registrado este martes cincuenta preguntas dirigidas al Gobierno y al titular del Interior, Jorge Fernández Díaz, para que den explicaciones sobre la "reunión de la vergüenza" que el ministro mantuvo con Rato en su despacho, ha anunciado el portavoz socialista, Antonio Hernando.

El presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, ha admitido este martes que "estéticamente" la reunión del ministro con Rato "no fue lo más acertado", aunque entre la versión que da cada uno del caso él prefiere creer la del miembro del Gobierno, ha asegurado en una entrevista en la Cadena SER. El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha afirmado por su parte en RNE que entiende que el encuentro pueda ser "censurable" y "discutible" y por ello cree que "no sobran" explicaciones del ministro en sede parlamentaria.

Rajoy deja una "posible" reforma constitucional para 2016

Cristina Huete

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha acudido a Mondariz interrumpiendo sus vacaciones de verano. Rajoy ha explicado el parón de su asueto: "Quiero hablar un poco con la gente en la calle y con la de mi partido para preparar las elecciones", pero ha rehuido profundizar en este asunto y ha evitado contestar las reiteradas preguntas de los informadores. Ha anunciado, a cambio, la búsqueda de acuerdo para abordar la financiación de las comunidades autónomas y para una posible reforma de la Constitución en 2016. 

El presidente del Gobierno había programado la visita al municipio más pequeño de la provincia de Pontevedra —no alcanza los 700 vecinos— para, según él, mostrar su cercanía con los ciudadanos y glosar los logros de su Gobierno. "Este va a ser el país de Europa donde se genere más crecimiento en 2015", ha asegurado, justificando los recortes acometidos por sus gabinetes y anunciando para "la próxima legislatura" el debate sobre la financiación de las comunidades autónomas y la búsqueda de consenso para una reforma de la Constitución. Hasta ahora, ha añadido, el objetivo de su Gobierno "ha sido evitar la quiebra de España". El presidente ha aludido como ejemplo contrapuesto el caso de Grecia, anunciando la comparecencia del ministro de Economía en el pleno para explicar las negociaciones encaminadas al rescate del país heleno "por una cantidad que oscilará entre los 85.000 y los 95.000 millones de euros". Una "apuesta muy fuerte de la UE para que se normalice" la situación griega, ha apostillado.

Sin corbata y custodiado por la ministra de Fomento, Ana Pastor; el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y por el alcalde de Mondariz-Balneario, José Antonio Lorenzo —amigo de juventud—, Rajoy ha recorrido el bucólico entorno del balneario, que da nombre al municipio y al que, según Lorenzo, el presidente no había vuelto desde hacía dos décadas.

En esta ocasión se ha acercado a la Fonte da Gándara y ha brindado con su séquito con un vaso de su agua medicinal, antes de fotografiarse con un puñado de vecinos y saludar con la mano a algunos turistas que lo miraban. Inmediatamente después, se fue a comer con los alcaldes de la comarca para "empezar a preparar la campaña". 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información