Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Villar de Cañas presenta alegaciones contra el plan ambiental de la Junta

El Consistorio apela a que uno de los textos referencia tiene una actualización de 2010

Un cartel en la entrada del pueblo elegido para albergar la sede del almacén nuclear. Ampliar foto
Un cartel en la entrada del pueblo elegido para albergar la sede del almacén nuclear. EFE

El Ayuntamiento de Villar de Cañas, localidad donde está previsto instalar el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares, ha presentado este miércoles alegaciones contra el proyecto del Gobierno de Castilla-La Mancha para ampliar el espacio de protección medioambiental en la Laguna de El Hito. El Consistorio subraya que dicha ampliación —de 1.000 hectáreas a 25.000— se basa en un estudio "obsoleto" de Áreas de importancia para las Aves elaborado por la Sociedad Española de Ornitología en 2008.

"Bien por error, bien por mala fe, [la Junta] ha empleado como base para su decisión documentación incorrecta", asegura el Ayuntamiento en un comunicado. Los datos de la zona de protección de aves fueron actualizados en 2010, pero la Junta tuvo en cuenta los de 2008, asegura el Gobierno local. El nuevo inventario "fija otros límites distintos en los que Villar de Cañas quedaría excluido", subrayan.

De este modo, el Consistorio solicita que se anule el procedimiento para la ampliación del espacio protegido Red Natura 2000 en la Laguna de El Hito, el cual impediría la construcción del almacén nuclear. "Le damos la posibilidad al señor Emiliano García-Page —presidente de Castilla-La Mancha— de rectificar, sino, iniciaremos un proceso judicial en contra de esta decisión", asegura a EL PAÍS el alcalde del municipio, José María Sáiz (PP).

"Yo soy amante de las aves, pero lo que no puede ser es utilizar la ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) para hacer daño a un pueblo y a toda una comarca", afirma Sáiz, que considera que con este tipo de protecciones "ni los agricultores pueden hacer nada para salir adelante".

Desde la Plataforma Anti-ATC, María Andrés asegura que "los límites que indica la Sociedad Española de Ornitología son una propuesta, no son condicionantes". Defienden la decisión del Gobierno regional de ampliar la zona de protección de la Laguna de El Hito hasta Villar de Cañas porque "tiene una base ecológica". "Desde el punto de vista legal, [las alegaciones] no tienen recorrido", asegura Andrés, que considera que, "en todo caso", una corrección por parte del Ejecutivo de García-Page sería suficiente.

Respecto al acuerdo presentado por la Junta de Castilla-La Mancha sobre la protección de ciertas especies, además de las grullas, el Ayuntamiento argumenta que no tienen ninguna de estas en la localidad. "En el pueblo no hay nada de eso, ni grullas, ni avutardas", afirma el alcalde.

Antes de las últimas elecciones autonómicas, el PSOE de Castilla-La Mancha se comprometió a utilizar todos los instrumentos posibles para paralizar el ATC en el caso de que llegara a gobernar. La Junta se agarra a las dudas sobre los terrenos que tienen algunos técnicos del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Por ahora, todo apunta a que una los tribunales tendrán la próxima palabra y a un nuevo retraso en la construcción del almacén de residuos nucleares.

Más información