Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medio Ambiente estudia proteger ahora el área de las prospecciones

Los ecologistas piden que la zona canaria en la que trabajó Repsol entre en la Red Natura

Medio Ambiente estudia proteger ahora el área de las prospecciones pulsa en la foto

Tras la marcha de Repsol de Canarias, el Ministerio de Medio Ambiente sopesa ahora proteger la zona en la que la petrolera acometió su sondeo en busca de hidrocarburos. Los responsables de Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF se reunieron el lunes con la ministra Isabel García Tejerina y reclamaron que esa zona sea incluida dentro del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Espacio Marino del Oriente y Sur de Lanzarote-Fuerteventura, que tramita actualmente Medio Ambiente. Fuentes del ministerio han asegurado este martes que este departamento va a estudiar esta propuesta pese a que, hasta ahora, no había mostrado su disposición a hacerlo.

La historia de este nuevo LIC en aguas canarias, ubicado al este de las islas, ha estado ligada en los últimos meses al desarrollo de los permisos exploratorios que el Gobierno ha concedido en la zona a Repsol. El LIC forma parte del denominado proyecto Indemares, que prevé incluir dentro de la llamada Red Natura 2000 —el sistema europeo de protección medioambiental— diez zonas marinas de alto valor ecológico de España. Nueve de esas áreas se han tramitado sin problemas. Pero, en el caso del LIC canario, la propuesta del ministerio no se presentó hasta septiembre, una vez que Repsol logró todos los permisos para su campaña.

Los ecologistas y el Gobierno canario acusaron entonces al ministerio de retrasar la tramitación del LIC. Y censuraron que el área en la que Repsol logró los permisos para realizar tres sondeos —finalmente, solo ha perforado uno— se quedara fuera de la zona a proteger. El límite más oriental de la propuesta ministerial se quedó a solo 16 kilómetros del pozo que ha acometido Repsol, que no ha encontrado suficiente gas y petróleo para seguir con esta costosa campaña.

Beatriz Ayala, de WWF, recuerda que en las alegaciones que su organización presentó a la propuesta de LIC ya se pedía ampliar más hacia el este el límite oriental, lo que habría supuesto que los tres sondeos autorizados —Sandía, Zanahoria y Chirimoya— quedaran dentro del área protegida. La propuesta de esta organización se basaba en un informe de 2011 de la Sociedad para el Estudio de los Cetáceos en el Archipiélago Canario (Secac) elaborado a petición del propio ministerio. De ser aceptada ahora la idea de los ecologistas, la frontera exterior del LIC casi lindaría con las aguas territoriales marroquíes.

Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF en España, sostiene que el ministerio, el lunes, les planteó la posibilidad de paralizar la tramitación del LIC para incluir la ampliación. Otra opción sería aprobar la propuesta como está y luego modificarla. Pero del Olmo cree que hay una tercera salida: aceptar las alegaciones de su organización, que ya incluyen esa zona. El responsable de WWF, pese a todo, destaca la actitud receptiva del ministerio. "Por lo menos, no nos han dicho que no". Con una sensación similar salieron del encuentro Mario Rodríguez, director de Greenpeace, y el portavoz de Ecologistas en Acción, Francisco Segura. Por su parte, Natacha Aguilar de Soto, de la Universidad de La Laguna, destaca la importancia para los cetáceos del LIC y la zona de ampliación al este. "Dejarla fuera no tiene sentido biológico", apunta esta experta en cetáceos y bioacústica.

Más información