Rajoy asume “la iniciativa” contra la corrupción y anuncia medidas

Presionado por los barones, el presidente irá al Congreso y anuncia reformas del la ley de enjuiciamiento, más fiscales y más inspectores de Hacienda

El presidente Mariano Rajoy ha decidido, según sus propias palabras, “tomar la iniciativa” en la lucha contra la corrupción y ayer anunció nuevas medidas para luchar contra la “desmoralización” que detecta entre los españoles, aunque también dejó claro que no piensa adelantar las elecciones y agotará su mandato. Lo hizo después de reunirse en Cáceres, en una larga cena el viernes, con los barones autonómicos del PP. En ese encuentro, según algunos de los presentes, hubo buen ambiente pero todos trasladaron una gran preocupación por el enfado de sus votantes y Rajoy les avanzó lo que iba a anunciar ayer para tratar de calmar los ánimos internos. Después de semanas en las que incluso evitaba la palabra corrupción y hablaba de “unas pocas cosas”, Rajoy dio un notable giro a su discurso, que empezó con una especie de autoenmienda: “No voy a decir si son muchos o pocos casos. La gente quiere respuestas”.

Los anuncios

  •  Comparecencia. "El 27 compareceré en el Congreso para defender la ley de control de los partidos y al régimen de altos cargos".
  • Agilizar la justicia. "En 2014 el Gobierno aprobará la nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal para agilizar los procedimientos penales. Habrá mecanismos para recuperar lo defraudado, más fiscales y más inspectores tributarios".
  • No hay adelanto. "Quien crea que esta legislatura se está terminando se equivoca. Queda más de un año para las elecciones. Nos queda mucho camino por recorrer".

Para empezar, el presidente, que rechazó comparecer en un pleno extraordinario sobre corrupción como le pedía la oposición, anunció que acudirá el 27 de este mes al Congreso para defender las dos grandes leyes anticorrupción que ya prometió hace un año y llevan meses paradas en la Cámara. Además, prometió que antes de que acabe el año el Gobierno aprobará una reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal “para agilizar los procedimientos penales que se eternizan”. Es una norma compleja que en el mejor de los casos tardará meses en ser aprobada en el Congreso. “Los ciudadanos no pueden esperar 10 años para que se castigue a los culpables y los inocentes tampoco pueden esperar tanto tiempo”, aseguró. Además, habrá “mecanismos para recuperar las cantidades defraudadas”, sin más concreción, y “mayores esfuerzos en medios y recursos, con nuevas plazas de fiscales ya presupuestadas y refuerzo de las plantillas de la inspección tributaria”.

Presionado por los dirigentes territoriales, que le han transmitido que no puede seguir hablando solo de economía, el presidente admitió al fin el enorme desgaste del PP y aseguró que en España hay una gran “desmoralización y pesimismo” y una desconexión con la política. “Tenemos que devolver a los españoles la confianza en la política y las instituciones. Del mismo modo que estamos arreglando la economía vamos a cambiar la política. Hay que sintonizar con la sociedad”, explicó a los suyos, que le agradecían el giro.

Más información
Dimite un diputado del PP por cargar viajes privados al Congreso
Floriano pide unidad en un clima interno de gran preocupación
Monago niega haber cargado al Senado vuelos privados a Canarias
Monago: “No estoy aquí por dinero. Devolveré hasta el último céntimo”

Rajoy anuncia pues medidas legales, y promete al PP ponerse al frente de la manifestación, pero no muestra de momento ninguna intención de hacer cambios en el partido y el Gobierno como le piden algunos dirigentes. De hecho, el presidente lanzó un mensaje interno y externo a quienes creen que se verá obligado a adelantar las elecciones y no presentarse. “Quien crea que esta legislatura se está terminando se equivoca. Queda más de un año para las elecciones. Nos queda mucho camino por recorrer”.

El presidente se dio así un baño de masas, pero sabe que fuera de este recinto la presión es enorme y el deterioro de su imagen y del partido es creciente. De momento promete resistencia. “Algunos ya han juzgado y condenado a nuestro partido y hasta al sistema político. Nosotros vamos a reivindicar el sistema político, las instituciones y el PP. Nada nos va a desanimar”, dijo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS