Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno llevará al Constitucional la consulta canaria sobre los sondeos

Repsol tiene previsto realizar sondeos en busca de hidrocarburos a finales de noviembre

Paulino Rivero, en el centro de la foto, rodeado de miembros de su Gobierno y representantes ciudadanos, el pasado jueves.
Paulino Rivero, en el centro de la foto, rodeado de miembros de su Gobierno y representantes ciudadanos, el pasado jueves. EFE

El subsecretario de Industria, Enrique Hernández Bento, aseguró ayer que el Gobierno central recurrirá ante el Tribunal Constitucional la pregunta que el Ejecutivo canario pretende hacer en una consulta a la ciudadanía sobre las prospecciones que Repsol tiene previsto realizar frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura antes de que acabe el año. La pregunta, que se formularía el 23 de noviembre, es: “¿Cree usted que Canarias debe cambiar su modelo medioambiental y turístico por las prospecciones?”.

Hernández Bento subrayó, en declaraciones a Europa Press, que el Gobierno central considera que la cuestión “parte de una base mentirosa, tramposa, porque el planteamiento es elegir entre el modelo económico”. Se persigue preguntar, añadió, sobre “una cuestión exclusiva de los canarios”, cuando en realidad se trata de “una competencia estatal y no se puede preguntar sobre eso”, dijo, “al igual que no puede preguntar sobre inmigración o defensa”. “Es una pregunta realizada en fraude de ley”, apostilló. Finalmente, cuestionado sobre si podría afectar al inicio de las prospecciones, Hernández Bento aseguró que “no afecta en nada”.

Repsol tiene previsto iniciar a finales de noviembre los sondeos para averiguar si hay hidrocarburos a unos 50 kilómetros de las costas de Fuerteventura y Lanzarote. Las catas se realizarán a una profundidad de entre 3.000 y 5.000 metros, y la compañía calcula que le costarán más de 200 millones de euros.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, aseguró que la pregunta es “confusa”. “No se trata de escoger entre un modelo u otro. Se trata de que los dos trabajen por el bien de Canarias y España”, aseguró a los periodistas antes de participar en unas jornadas en Madrid.

El comisionado para el Desarrollo del Autogobierno y las Reformas Institucionales del Gobierno de Canarias, Fernando Ríos, afirmó en respuesta a esas declaraciones de Brufau: “La pregunta va dirigida a que los ciudadanos opinen sobre la necesidad de adaptar nuestro modelo turístico y medioambiental a las prospecciones: la introducción del petróleo ya supone un cambio de modelo, por lo que el Gobierno canario entiende que está perfectamente planteada”, insistió.

La federación ecologista Ben Magec afirmó ayer que apoya la consulta popular sobre las prospecciones, pero añadió que la pregunta es “muy confusa” y aprovechó para recordar que el Gobierno de Canarias ha promovido políticas en materia de medio ambiente y turismo con las que no están de acuerdo: “Hace años venimos denunciando esas políticas que son las que han ocasionado la grave crisis ecológica, social y económica en la que estamos inmersos”, aseguró en un comunicado.

Izquierda Unida Canaria (IUC) mostró ayer su apoyo a la celebración de la consulta y afirmó que es fundamental que la ciudadanía “se movilice con más intensidad para defender su futuro”. La formación acusó en un comunicado al PP de ser “antidemócrata por rechazar que los isleños se pronuncien sobre una cuestión de la mayor importancia para el pueblo canario”.