Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez experto en blanqueo y fraude fiscal analizará la imputación de la Infanta

El magistrado Diego Gómez-Reino definirá si la hermana del Rey se sienta o no en el banquillo

La infanta Cristina llega a su casa en Ginebra (Suiza), en junio pasado. Ampliar foto
La infanta Cristina llega a su casa en Ginebra (Suiza), en junio pasado. Europa Press

La propuesta y resolución jurídica final sobre la imputación de la infanta Cristina en el caso Nóos la elaborará el magistrado Diego Gómez-Reino, experto en el sumario y en el aspecto concreto de supuesto fraude fiscal y blanqueo de dinero que apunta a la hermana del Rey Felipe VI, según el criterio del juez instructor José Castro.

Gómez-Reino es el presidente de la Sala Segunda de la Audiencia de Palma, que entiende de las apelaciones sobre la causa, y es el de más antigüedad en el tribunal y en el escalafón. Será el ponente de un órgano con tres magistrados que debatirá y decidirá a partir de sus argumentaciones iniciales. Por coherencia y uniformidad se resolverán a la vez los 14 recursos presentados por las distintas partes personadas en el caso contra las conclusiones del juez Castro y se definirá quien se ha de sentar, con probabilidad, en el banquillo de los acusados del caso Nóos.

Gómez-Reino, magistrado progresista —es de Jueces para la Democracia—, no es previsible en sus resoluciones. Rápido y contundente en sus autos y durante las vistas, ha sido el líder de la sala. De entrada, abordará él solo el examen de los recursos de los imputados y de las acusaciones, una función que no se repartirá entre diferentes magistrados, cosa que es posible.

Durante sus vacaciones y en las pasadas semanas, el ponente ha estudiado la arquitectura de los recursos e indagado en la jurisprudencia del aspecto clave del caso: las imputaciones por blanqueo de capitales y fraude fiscal.

No en vano, antes de la apertura del juicio por el escándalo de supuesta malversación de seis millones de euros a través del instituto Nóos, que presidía el marido de la Infanta, Iñaki Urdangarin, el tribunal ha de despejar la cuestión clave que ha enfrentado al instructor con el fiscal anticorrupción Pedro Horrach: la supuesta implicación de la infanta Cristina en un asunto penal por los negocios supuestamente corruptos de su marido.

El juez Gómez-Reino ha de dirimir con sus dos colegas (aún no elegidos entre otros tres magistrados titulares y dos sustitutos) si es posible la atribución o no de supuestas responsabilidades penales por blanqueo de dinero y fraude fiscal a la esposa y socia de un supuesto defraudador. La Abogacía del Estado y la defensa de la Infanta niegan —con el fiscal Horrach— la existencia de indicios penales contra de la hermana del Rey.

En una anterior resolución de la Audiencia, la Sala —con el mismo ponente y por dos votos contra uno— bloqueó la imputación de la Infanta pero encomendó al juez instructor José Castro que indagara si había indicios de blanqueo en su actividad económica privada como usuaria de fondos de origen ilícito, los generados por su esposo Iñaki Urdangarin y transferidos a la sociedad familiar compartida Aizoon.

El presidente de la Audiencia de Palma, Carlos Gómez, ha comunicado hoy la designación de Gómez-Reino como único ponente. La decisión se justifica en “razones procesales y funcionales” y abundará en la coherencia de la propuesta, ya que todos los recursos se dirigen contra un mismo auto de Castro, ha argumentado. Además, la Audiencia de Palma señala que “esta fórmula ocasionará una menor distorsión en el funcionamiento ordinario del tribunal” y afectará “en menor medida a la carga de trabajo” .

El propio Gómez-Reino formuló la propuesta unitaria del reparto de las apelaciones del caso para evitar “una dispersión en el conocimiento de cada recurso, que sería turnado a un magistrado distinto.”

Los imputados y las acusaciones

En el caso Nóos o caso Urdangarin han presentando escritos ante la Audiencia los siguientes imputados: la infanta Cristina; su esposo Iñaki Urdangarin; el exsocio de éste Diego Torres y su mujer, Ana María Tejeiro, y los hermanos de ésta, Marco Antonio y Miguel Tejeiro; el expresidente de Baleares Jaume Matas; los excaltos cargos de la Generalitat Valenciana Jorge Vela, Manuel Aguilar, Luis Lobón y Elisa Maldonado, y la exconsejera de la Fundación Madrid 16 Mercedes Coghen.

En el caso ejercen la acusación la Fiscalía Anticorrupción, la Abogacia del Estado, el pseudo sindicato ultra Manos Limpias, el grupo municipal socialista del PSPV en el Ayuntamiento de Valencia y el Gobierno de Baleares.